PLENO

Fomento estudia vías alternativas para aumentar el número de viviendas adaptadas

Fomento estudia vías alternativas para aumentar el número de viviendas adaptadas
Archivo
Archivo  

El consejero de Fomento, Néstor García, a pregunta del PSOE sobre un caso de vecino de Benzú con un 82 por ciento de discapacidad y sin acceso a una VPO adaptada, ha asegurado que, de momento, la Ciudad ni dispone de más viviendas preparadas y ha adelantado que se está estudiando alternativas como el cohousing o las viviendas tuteladas compartidas. Alternativas que, de momento, admitió, están solo a estudio.

El PSOE llevaba Pleno el caso particular de Manuel Muñoz pidiendo una solución para su situación de desamparo, atrapado en su casa en un barrio lleno de barreras arquitectónicas y sin una VPO adecuada a su discapacidad de un 82 por ciento, provocada por un tipo raro de ataxia. Un caso que aseguró conocer el consejero aunque sus circunstancias –inscrito desde 2011 en el registro general de demandantes de vivienda pero no como solicitante de una VPO adaptada- por lo que no pudo ser debidamente atendido. En la última baremación había 47 demandantes de una VPO adaptada y se adjudicaron de mayor a menor grado de discapacidad según la baremación de los técnicos de Imserso. Desde la Ciudad se han comprometido a ayudar en este caso, pero recuerda que los procedimiento de adjudicación se realizan siguiendo el trámite adecuado y ajustándose a los criterios de baremación.

Así y todo, explicó García, la Ciudad no dispone de las VPO adaptadas necesarias para la población demandante y estudia vías alternativas como el cohousing o las viviendas tuteladas. El cohousing es un modelo de residencia, habitualmente gestionada por sus propios residentes, formado por viviendas privadas y una dotación de servicios comunes adaptados a sus necesidades. Este sistema, que se aplica en residencias de mayores, permite conseguir un coste moderado las viviendas, aun contando con equipamiento completo especializado, al reducir su superficie habitual dedicada a vivienda para dedicarla a los espacios comunes.

Fomento estudia vías alternativas para aumentar el número de viviendas adaptadas