CRISIS DIPLOMÁTICA

El Gobierno celebra que “iniciamos una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo”

El Gobierno celebra que “iniciamos una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo”
Encuentro del Ejecutivo de Pedro Sánchez con Mohamed VI en-2019
Encuentro del Ejecutivo de Pedro Sánchez con Mohamed VI en-2019
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, garantiza que en esta nueva etapa primarán los intereses de Canarias, Ceuta y Melilla

Poco después de que la agencia oficial marroquí (MAP) hiciera publico el comunicado del Palacio Real de Marruecos y del Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Cooperación Africana y de los Marroquíes Residentes en el Extranjero, con el que se anunciaba el giro de España en su tradicional posición ante el Sáhara Occidental, el Gobierno de Pedro Sánchez confirmaba que da un vuelco a su postura y acepta el plan de de Marruecos para dar “autonomía” para el territorio saharaui.

“Hoy iniciamos una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo, el cumplimiento de los acuerdos, la ausencia de acciones unilaterales y la transparencia y comunicación permanente. Esta nueva etapa se desarrollará, tal y como indican los comunicados del Gobierno de Marruecos, en una hoja de ruta clara y ambiciosa. Todo ello para garantizar la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad de nuestros dos países”, celebra el Ejecutivo de Sánchez, que ahora se enfrenta una crisis interna ante el desacuerdo frontal de los ministros de Unidas Podemos.

El Gobierno alude a la presión migratoria y las relaciones entre ambas orillas (y ambos lados de las fronteras de Ceuta y Melilla) para justificar la decisión, que ha pillado con el pue cambiado a sus socios de Gobierno. “Reiteramos nuestra determinación para afrontar juntos los desafíos comunes, especialmente la cooperación en la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y en el Atlántico, actuando siempre con un espíritu de total cooperación, y restablecer la plena normalidad en la circulación de personas y bienes, en beneficio de nuestros pueblos”.

El anuncio implícito de Marruecos aceptando una pronta visita del presidente Sánchez también ha sido acogido “con satisfacción” en el Ejecutivo español, como el primer paso “para desarrollar la hoja de ruta de esta nueva etapa”, así como la invitación para que el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación visite Rabat antes de final de mes.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, José Manuel Albares, ha valorado muy positivamente el inicio de una nueva etapa de relaciones con Marruecos y el “ punto final a la crisis diplomática" y ha explicado que ha hablado con los presidente de Canarias, Ceuta y Melilla, a quienes ha garantizado que en esta nueva etapa van a primar sus intereses.

"Se abre un nuevo periodo con la determinación de abordar conjuntamente los desafíos comunes, en particular queremos reforzar la cooperación en la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y el Atlántico", ha afirmado el ministro, que comparecerá ante la Comisión de Exteriores del Congreso para explicar "esta nueva etapa". 

Albares ha puesto fecha a su viaje a Marruecos, que no será antes de que acabe marzo, como prometió Rabat sino el 2 de abril. Será el primer paso antes del viaje oficial de Pedro Sánchez. "La estabilidad y prosperidad de nuestros países están ligadas. España y Marruecos están unidos por la historia y por la geografía".

El Gobierno celebra que “iniciamos una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo”