EN RESPUESTA A VOX

El Gobierno central niega que Marruecos haya puesto condiciones para reabrir la frontera

El Gobierno central niega que Marruecos haya puesto condiciones para reabrir la frontera
Un policía de fronteras marroqui en el paso fronterizo del Tarajal
Un policía de fronteras marroqui en el paso fronterizo del Tarajal
El Gobierno insiste en que Marruecos es “un socio estratégico” con el que “se mantiene una relación profunda y variada” y entre ambos estados, “el diálogo es fluido y abarca multiplicidad de ámbitos y con interlocutores a todos los niveles institucionales”. “Ese diálogo incluye cuestiones de buena vecindad objeto de las preguntas”, aseguran.

El Gobierno PSOE-UP que preside Sánchez ha respondido a una pregunta parlamentaria de la diputada de Vox Teresa López, negando que existan presiones de Marruecos para condicionar la reapertura de la frontera, cerrada ahora por la pandemia, pero sobre la que el reino Alauí venía ejerciendo una presión creciente con el bloqueo al tránsito de porteadores primero y de mercancías después, condicionando la economía local.

Pese a ello, el Gobierno central alega que no comenta noticias de contenido que no le consta”, en relación a la información publicada en El Español, a la que aludía la diputada ultraconservadora en su interpelación y en la que se aseguraba que Marruecos negociará con España la apertura de las fronteras con cinco exigencias inamovibles como son que haya un solo paso fronterizo, que se acabe con la aduana comercial y se ponga fin al porteo, que se busque un nuevo estatus a los trabajadores transfronterizos, y controlar el flujo migratorio.

El Gobierno insiste en que Marruecos es “un socio estratégico” con el que “se mantiene una relación profunda y variada” y entre ambos estados, “el diálogo es fluido y abarca multiplicidad de ámbitos y con interlocutores a todos los niveles institucionales”. “Ese diálogo incluye cuestiones de buena vecindad objeto de las preguntas”, aseguran.

Respuesta que no convence a la diputada de Vox que insiste en que “Marruecos impone y España dispone”. “Este podría ser el resumen de las relaciones con un estado que desde Moncloa definen como país vecino y amigo, además de un socio estratégico”, pero que en realidad maniobra para asfixiar económicamente a Ceuta y Melilla o incumple acuerdos como repatriar a sus menores cuando se encuentran solos en España”.

De momento, lo único seguro les que la frontera seguirá cerrada al menos hasta el 30 de noviembre tras la prórroga de la orden ministerial publicada este pasado viernes en el BOE por el Ministerio de Interior.

El Gobierno central niega que Marruecos haya puesto condiciones para reabrir la frontera