ADUANA

El Gobierno de Ceuta cree “prudente” aplazar la reapertura de la frontera

El Gobierno de Ceuta cree “prudente” aplazar la reapertura de la frontera
frontera tarajal 2
Archivo
El Ejecutivo local considera que esta prórroga es necesaria para "garantizar que todos los pasos dados sean los adecuados” para acordar el establecimiento de una aduana comercial y la eliminación de la excepción a Schengen

El anuncio del Ministerio de Interior de prorrogar dos semanas más el cierre de los pasos fronterizos con Marruecos, lo que retrasa la reapertura “inminente” del Tarajal anunciada este mismo viernes por el ministro Grande-Marlaska, le parece al Gobierno de la Ciudad una decisión “prudente”.

El Ejecutivo de Vivas apuesta por la prudencia ya que cree necesario “garantizar que todos los pasos dados sean adecuados en el proceso de normalización, gradual y progresivo, para la apertura de la frontera”.  Pasos que deben desembocar en dos objetivos claves para la ciudad autónoma: el establecimiento de una aduana comercial y la eliminación de la actual excepción a Schengen.​

“Para el Gobierno de la Ciudad, el desenlace final de este proceso debe ser el establecimiento de una aduana comercial capaz de llevar a cabo operaciones de importación y exportación, así como la eliminación de la actual excepción a Schengen”, resumen desde el Gobierno de la Ciudad.​

El cierre de la frontera, que hasta ahora se venia decretando mes a mes, se prorroga este sábado solo 15 días más, sin menoscabo de que ese plazo pueda reducirse si se avanza en las negociaciones. El cierre ha venido amparado hasta ahora en las medidas de prevención por la pandemia de Covid-19 pero siempre enmarcado en la crisis diplomática entre ambos países, cuya tregua se anunció el pasado 7 de abril, después de que España se alineara con Rabat en la cuestión del Sáhara Occidental y apostara por su autonomía bajo dominio de Marruecos.

Un cambio en su tradicional postura sobre el conflicto territorial con la vieja colonia española que ha logrado desbloquear las tensiones entre ambos países y que propiciaron el anuncio de cambios sustanciales en las relaciones entre España y Marruecos y la "normalización" del tránsito de personas y mercancías por los puestos fronterizos, aduana comercial incluida, lo que supone un inédito reconocimiento tácito de Ceuta y Melilla por parte de Rabat

Precisamente esa aduana comercial, que nunca ha existido en Ceuta y que Marruecos cerró unilateralmente en Melilla en  2018, es uno de los puntos que separan a España y Marruecos en la negociación de las condiciones de reapertura de los dos pasos fronterizos de las ciudades autónomas, según adelantan medios nacionales.

El Gobierno de Ceuta cree “prudente” aplazar la reapertura de la frontera