SESIÓN DE CONTROL

El Gobierno quiere llegar a febrero con el nuevo contrato de limpieza adjudicado

El Gobierno quiere llegar a febrero con el nuevo contrato de limpieza adjudicado
limpieza trace apaisada
Archivo
El actual contrato de limpieza vence en febrero y si no se llega a tiempo con el nuevo, se puede prorrogar el vigente o recurrir a otras opciones como Tragsa

Ceuta Ya! ha preguntado al Gobierno por qué no se ha completado ya el nuevo pliego del contrato de limpieza, ya que el actual cumple en febrero y qué planes hay para cuando llegue el momento.

La formación ha comenzado su intervención en la Sesión de Control de Pleno de la Asamblea con una pregunta sobre el Servicio Público de Limpieza Viaria y Recogida Domiciliaria de Basuras, recordando que es “probablemente el más importante de cuantos gestiona la Ciudad” dado que se trata del contrato de mayor importe, alcanzando cerca de “veinte millones de euros anuales” y porque afecta directamente a todos los ceutíes.

El contrato vigente vence a primeros de febrero y a juicio de la formación, el “Gobierno ha tenido tiempo para iniciar el expediente para un nuevo contrato y no ha querido” Pregunta ¿porque han dejado pasar el tiempo, si contempla la municipalización del servicio, la encomienda a Tragsa, o la prórroga del contrato?

La consejera de Economía. Kissy Chandiramani ha reconocido la importancia del contrato y que en los 10 años de contrato con TRACE el servicio no ha tenido la calidad requerida. Algo que justifica en que el contrato se hizo con una enorme rebaja del precio de licitación, debido a la crisis económica que existía.

En estos 10 años, ha dicho Chandiramani, “se ha intentado mejorar, sin éxito, de todas las formas posibles el contrato”.

Ha anunciado que el nuevo pliego de licitación está casi terminado, y solo quedan detalles. El nuevo contrato se realizará por un periodo de 4+1 años. La dificultad de este contrato es que es diferente al contrato de servicio ordinario. Chandiramani ha señalado que su objetivo es llegar a la finalización del contrato con el nuevo adjudicado, pero “si se no llega a tiempo, habrá que prorrogar hasta que el servicio se adjudique”. El nuevo contrato, subraya, “incluye una mejora de los servicios”.

Mustafa ha advertido que si bien es cierto que la prorroga posibilita a obligar a la empresa a realizar los servicios del pliego al precio tasado, pero la empresa no está obligada a realizar los servicios nuevos, por lo que el precio queda a criterio de la empresa.

Chandiramani ha descartado, de momento, la municipalización y ha respondido que la empresa puede marcar los precios que quiera, pero la Ciudad se regirá por los Servicios Técnicos o intervención.

Finalmente ha asegurado que el nuevo contrato se realizará por consenso de la Asamblea, “como está haciéndose con todo en esta legislatura” y que si no se logra llegar a febrero la consejera ha abierto la posibilidad de la encomienda a Tragsa, entre las opciones para que el servicio no deje de prestarse.

El Gobierno quiere llegar a febrero con el nuevo contrato de limpieza adjudicado