El Gobierno de Vivas dejará de sacar a concurso todos los gastos públicos superiores a 500 euros


El Gobierno de Vivas dejará de sacar a concurso todos los gastos públicos superiores a 500 euros

- Un mes y medio después de empezar a aplicar ese criterio, el Ejecutivo lo suprimirá de inmediato para volver a encomendar sin licitación los contratos en general inferiores a 18.000 euros y los de obra que no superen los 50.000

- Bel alega que la extensión de los límites legales generaba "demoras y dilaciones" y que había incomodado a algunas pequeñas y medianas empresas

Los constructores no tendrán que adoptar "medidas drásticas". La consejera de Presidencia, Yolanda Bel, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo local derogará de inmediato, en un Pleno extraordinario a celebrar la próxima semana, la base de ejecución del Presupuesto de la Ciudad que preveía sacar a concurso todos los gastos públicos por importe superior a 500 euros.

Los técnicos introdujeron primero en el borrador del Presupuesto que hubiese competencia abierta por todo gasto superior a 1 euro. La previsión sublevó a parte de los consejeros y el Gobierno elevó el suelo mínimo a 500. Hace apenas dos semanas, el consejero de Hacienda, Emilio Carreira, defendió con firmeza ese criterio como una forma de ahorrar.

La medida ha durado un mes y medio. A partir de ahora los contratos en general inferiores a 18.000 euros y los de obras que no superen los 50.000 euros volverán a adjudicarse sin necesidad de concurso. El Gobierno alega que ir tan lejos en la transparencia con los gastos conllevaba demasiadas complicaciones administrativas y podía perjudicar a las pequeñas y medianas empresas locales.

"No podemo perjudicar el funcionamiento de la Administración con demoras ni dilaciones añadidas ni a las PYMES locales pero seguiremos aplicando la Ley a rajatabla con todos los informes jurídicos necesarios", ha argumentado Bel, que ha invitado a la oposición a "votar y decir lo que quieran" sobre la decisión del Gobierno del PP.

En el ámbito empresarial había cundido, por una parte, la desazón. Porque algunos contratos, incluso por pequeños importes, los han ganado licitadores del otro lado del Estrecho. También inquieta el "coste" de licitar tantos concursos. Aparte, se rompía el estatus quo de reparto de gastos que, más o menos explícitamente, han reconocido los responsables gubernamentales haber venido estar ejecutando hasta ahora. Para otros empresarios, no bastante favorecidos o con una capacidad para competir mayor, a su juicio, el nuevo sistema había abierto nuevas posibilidades de negocio.

Literalmente, la base a anualar es la que exigía que "todas las adjudicaciones", de obras, suministros o servicios, que celebrase la Ciudad, sus sociedades y demás organismos a partir del 1 de enero se someterían "inexcusablemente previa licitación convocada en el perfil del contratante" a partir de 500 euros.

La propia base establecía que se podrían dar excepciones debidamente justificadas pero Bel ha defendido reiteradamente que no, que se generaban escollos irresolubles. Al pedírsele que concretase uno ha dicho que en su propio departamento habría muchos pero no ha podido detallar ninguno.

Lea también:

- Los constructores anuncian "medidas drásticas" a la Ciudad por sacar a concurso todos sus contratos

- Carreira elevará a 500 euros el suelo para sacar a licitación durante 7 días los gastos de la Ciudad

- Todos los contratos de la Ciudad superiores a 1 euro saldrán a licitación abierta durante una semana

El Gobierno de Vivas dejará de sacar a concurso todos los gastos públicos superiores a 500 euros