ÚLTIMO BORRADOR

El Gobierno de Vivas suma 50 propuestas de oposición y agentes sociales al plan de futuro para Ceuta

El Gobierno de Vivas suma 50 propuestas de oposición y agentes sociales al plan de futuro para Ceuta
Rontomé se hizo cargo de buscar el mayor consenso posible alrededor del documento.
Rontomé se hizo cargo de buscar el mayor consenso posible alrededor del documento.  
El último borrador del documento conserva como "fundamento filosófico" su apuesta por "resolver la encrucijada eligiendo la senda de más España y más Europa" y su vocación de servir para "aglutinar esfuerzos y voluntades al servicio de la causa común de salvar a Ceuta del difícil trance en que se encuentra".

El vicepresidente Segundo del Gobierno de Vivas, Carlos Rontomé, a quien el presidente encargó alcanzar “el máximo consenso posible” alrededor del plan 'Por un futuro más estable y seguro para Ceuta' que esbozó en febrero con 140 propuestas, ha incorporado otras 50 iniciativas de los grupos de la oposición (del PSOE y MDyC) y los agentes sociales (Confederación, Cámara, CCOO, UGT y USO) al borrador definitivo del documento de trabajo, que ahora entrará en la recta final de negociación política con los partidos con representación institucional antes de ser sometido a la consideración del Pleno.

El texto, de 26 páginas, incluye diez ejes prioritarios, 25 planteamientos "urgentes" y cerca de 200 ideas para encarar “una situación límite” que también se ve como “una extraordinaria oportunidad”, como “una oportunidad histórica que debe ser abordada con confianza, ilusión y esperanza”, para encontrar una ruta con la que “adaptarse a los cambios” y encontrar “un futuro más estable y más seguro” para Ceuta.

Su “fundamento filosófico” mantiene “resolver la encrucijada eligiendo la senda de más España y más Europa” ahora que la pandemia de la COVID-19 “ha venido a añadir un elemento profundizador de la crisis económica que ya padecía Ceuta con especiales y severas consecuencias para sectores económicos como el comercio, el turismo y la construcción, además de aumentar las necesidades de tipo sociosanitario de la población ceutí”.

También conserva dos condiciones para prosperar: que cuente "con el respaldo necesario por parte de quienes pueden y deben darlo, el Gobierno de la Nación, las Cortes Generales, el Gobierno autonómico y otras instancias públicas”; y con “la implicación y participación activa de toda la sociedad ceutí para actuar de manera consecuente con el objetivo común asumiendo, cuando sea necesario, renuncias y sacrificios”.

Del borrador con 140 medidas que Vivas presentó a finales de febrero pervive su apuesta por lograr “que nuestra economía no dependa de Marruecos” y que “la frontera funcione como tal, de manera eficaz para contener la inmigración irregular, venga de donde venga, y sin excepciones”. Es decir, por “un modelo económico y de ciudad basado en más España y más Europa” que precisaría una revolución: “Estudiar la posibilidad de una eliminación o revisión en profundidad de la actual excepción al Tratado Schengen, en virtud de la cual los residentes de la vecina provincia de Tetuán pueden acceder a Ceuta sin necesidad de visado consular”.

"Compensar" la pérdida de actividad comercial con Marruecos

Aunque admite que “no todas las causas que originan la actual situación crítica deben buscarse al otro lado” del Tarajal, la crisis sanitaria solo ha ratificado la convicción del Ejecutivo del PP en la necesidad de “compensar” la pérdida de Producto Interior causada por la brusca caída de la actividad comercial con el vecino país “con el fortalecimiento o aparición de otras fuentes”. Para conseguirlo su receta incluye propiciar cambios que “procuren que la renta que Ceuta genere se traduzca en consumo, actividad y empleo para quienes aquí residen” con una rebaja “sustancial” del IPSI y abaratando el transporte desde la Península.

También “apurando todas las oportunidades de crecimiento que ofrezcan, entre otros, el puerto, el turismo, los servicios, la economía digital y el sector inmobiliario y de la construcción” y “sacando del cajón proyectos de inversión pública en infraestructuras y servicios que llevan tiempo aparcados, en algunos casos décadas; poniendo en marcha otros nuevos; y atendiendo las necesidades de más medios y recursos en las áreas de Defensa, Seguridad, Justicia, Educación y Sanidad, entre otras”.

El plan apuesta por “estudiar la posibilidad de solicitar del Ministerio de Fomento que, al amparo de un contrato de navegación de interés público adjudicado mediante concurso, sea un solo armador el que opere en la línea entre Ceuta y Algeciras”

Del diálogo con la oposición y los agentes sociales ha salido la inclusión en el último borrador del plan de distintas iniciativas como la de elaborar planes de “reconversión” para el Comercio, pero también de “industrialización y digitalización”. Igualmente se ha dado cabida en la redacción final a la conveniencia de cerrar “un pacto con el Estado con una duración de al menos tres legislaturas” para “robustecer” el sector público en la ciudad.

El plan apuesta por “estudiar la posibilidad de solicitar del Ministerio de Fomento que, al amparo de un contrato de navegación de interés público adjudicado mediante concurso, sea un solo armador el que opere en la línea entre Ceuta y Algeciras”. De esta forma se cree que sería factible, “por la vía de una mejor racionalización de frecuencias y optimización de recursos”, abaratar “de manera considerable” las tarifas o precios de dicho transporte “sin merma de la calidad del servicio”

covid19-calle-dia3-12

“Potenciar la presencia de la UGR y sus equipos de investigación” en Ceuta, reevaluar la integración en la Unión Aduanera con informes “actualizados” o abordar con el Ministerio “la rebaja, reforma integral o sustitución por modelos alternativos” del IPSI también son planteamientos que aparecen en el texto que ahora se volverá a discutir con los partidos con representación institucional.

El Gobierno de la Ciudad también ha incorporado las reivindicaciones de los agentes sociales para “aprobar de forma urgente un nuevo PGOU concebido desde la realidad actual” y para “aplicar la normativa sobre contratación de trabajadores transfronterizos en un sentido estricto que la reduzca a las excepcionalidades reales en cuanto a las profesiones de difícil cobertura”. El Observatorio para la revisión y actualización del REF tendrá como eje principal la creación del empleo sin que pueda considerarse convertir a Ceuta “en un paraíso fiscal”.

El Gobierno de Vivas suma 50 propuestas de oposición y agentes sociales al plan de futuro para Ceuta