González Pérez se congratula por la "madurez" con la que los ceutíes aceptan el fenómeno migratorio

González Pérez se congratula por la "madurez" con la que los ceutíes aceptan el fenómeno migratorio
Imagen del acto en el CETI.

- González Pérez se congratula porque la población de la ciudad autónoma haya superado el "resquemor" que podría haber dejado la rebelión de 1995

- El titular de la institución de la Plaza de los Reyes alaba el trabajo que se realiza en el CETI pese al "desconocimiento general" que existe sobre su funcionamiento


El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, se ha congratulado este lunes, justo después de inaugurar la Mesa de 'Experiencias sobre Enfermedades Tropicales Desatendidas' que ha organizado el CETI con FUNDEN (Fundación de Enfermería) y la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores), por la "madurez" que ha demostrado la sociedad ceutí a la hora de asumir con normalidad la presencia del fenómeno migratorio a su alrededor.

“El trato de la sociedad occidental hacia la inmigración ha cambiado” y “la población no conoce el CETI, hay un desconocimiento general, aunque Ceuta tiene una sensibilidad especial porque hubo un precedente, la rebelión de 1995, cuando los inmigrantes no tenían unas condiciones sociales, higiénico-sanitarias y educativas que derivó en una explosión violenta", ha declarado González Pérez a los periodistas.

Ello generó "una imagen que queda en el recuerdo" y "un cierto resquemor", pero a su juicio "al final la convivencia ha absorbido con naturalidad en el pensamiento de la cotidianeidad la relación con los subsaharianos". "Antes podía haber cierto temor; hoy", ha comparado, "se les ve con absoluta normalidad y eso es bueno porque significa que la sociedad de Ceuta está madura, sabe que hay situaciones que hay que asumir y las instituciones están aportando mejoras sustanciales al respecto".

"Cada vez que el CETI recibe una visita institucional quien la cursa muy satisfecho del trabajo que se realiza aquí, en el que los propios residentes están muy implicados”, ha subrayado el delegado, muy satisfecho con el trabajo de “prevención, convicción y enseñanza” de los servicios sanitarios del Centro.

El titular de la institución de la Plaza de los Reyes ha recordado que Ceuta “siempre” ha estado a salvo de enfermedades tropicales infecciosas y ha reconocido que "indudablemente, desde las primeras entradas de los años 1993-1994 el fenómeno migratorio en la ciudad ha cambiado notablemente a todos los niveles, como el mundo, y ello nos afecta como no puede ser de otra manera: la inmigración sigue llegando porque la miseria en el Tercer Mundo sigue existiendo y siguen llegando personas a un Primer Mundo que ahora está en crisis, lo que dificulta la integración, pero la capacidad de acogida también ha cambiado”.

“Un Gobierno, sea cual fuese su color, apostó por un centro como este donde se brinda una atención social, educativa y sanitaria que, aunque los inmigrantes sean devueltos, se llevan algo que no traían", se ha felicitado.

González Pérez se congratula por la "madurez" con la que los ceutíes aceptan el fenómeno migratorio