SENTENCIA

La Ciudad tendrá que abonar los atrasos a todos los funcionarios con superior categoría no decretada

La Ciudad tendrá que abonar los atrasos a todos los funcionarios con superior categoría no decretada
Expedientes acumulados en el Área de Estadística.
Expedientes acumulados en el Área de Estadística.  

Desde CSIF han logrado una sentencia favorable sobre un funcionario que, habiéndole ordenado que desarrollara labores propias de una categoría superior a la que ostentaba, no se le articuló el correspondiente decreto lo que le originaba, desarrollar una categoría superior sin ver sus retribuciones compensadas por ello. El magistrado dictamina que si un trabajador realiza cometidos de una categoría superior estas, deben ser abonadas sin duda alguna y que la inexistencia de un decreto encomendando dichas labores no puede ser excusa para abonarle las retribuciones correspondientes, por todo ello, la administración local ha tenido que abonar atrasos por valor de más de 12.000 € a un solo funcionario.

Tras la sentencia ganada por Csif y tras ella, el gobierno va a abonar todas aquellas superiores categorías que, aunque no estén decretadas, estén avaladas por la firma de un superior. "Desde CSIF agradecemos esta decisión de recursos humanos aunque estaremos vigilantes de que se lleve a cabo y esperamos que en futuras reestructuraciones del gobierno no retrocedamos en el respeto a los derechos de los trabajadores porque de ello dependa de quien se nombre en uno u otro cargo político o alto cargo". 

"Son muchos los empleados públicos que debido a la falta flagrante de personal en la administración local, se ven obligados a asumir bajo petición de sus correspondientes jefes e incluso por el buen funcionamiento de sus servicios, labores propias de categorías superiores a las que ostentan y por tanto, deben ver sus retribuciones compensadas", avisan, "desde CSIF ya veníamos desde hace años denunciando y reivindicando que si a algún trabajador se le encomienda labores no contempladas dentro de su cometido laboral y estas, forman parte de una categoría superior, era obligación de la administración retribuirlas sin necesidad de que los mimos, deban iniciar su correspondiente reclamación".

"La política llevada por el gobierno local durante años amortizando plazas de forma sistemática y no abordando de forma seria la promoción interna ha provocado la existencia de multitud de empleados públicos se vean obligados, por petición de sus superiores o por el buen funcionamiento de sus servicios, a desarrollar labores que superan con creces sus cometidos dentro de las denominaciones laborales por las que reciben sus retribuciones".

La Ciudad tendrá que abonar los atrasos a todos los funcionarios con superior categoría no decretada