XII CONGRESO DEL PSOE DE CEUTA

Gutiérrez: “Seremos el muro ante los discursos de odio. Somos la única alternativa de Gobierno”

Gutiérrez: “Seremos el muro ante los discursos de odio. Somos la única alternativa de Gobierno”
psoe cierre congreso nov2021
Gutiérrez, en el centro, arropado por Sasbrina Moh, delegada en Melilla, y Santos Cerdán.
Gutiérrez logra coser al partido que este domingo en el cierre del Congreso ha ofrecido una imagen de unidad, con un salón en el que han faltado sillas y se ha podido ver aplaudiendo a Gutiérrez a partidarios y críticos por igual a un discurso conciso y breve que ha desechado buena parte de lo apuntado en el papel y en el que ha reconocido la labor de Hernández, defendido la gestión de Pedro Sánchez y marcado al PP, cuyos 20 años en la Presidencia de la Ciudad "se resumen en 9.000 parados más"

El PSOE de Ceuta ha resplandecido este domingo en el cierre de su XII Congreso Regional que ha cerrado su flamante secretario general, Juan Gutiérrez. Unas 250 personas han abarrotado el salón del Hotel Puerta de África para arropar a Gutiérrez. Si la imagen que se quería proyectar es la de que quedan enterrados los cuchillos internos que habían marcado la gestión interna en los últimos tiempos, la instantánea no puede ser mejor. A Gutiérrez, que el sábado le refrendaron sus listas a los órganos de gobierno del partido por unanimidad, lo han arropado todas las personas que en las dos últimas décadas le precedieron en el cargo. Junto a él, además de Santos Cerdán, estaban Manuel Hernández, José Antonio Carracao y Toñi Palomo. Pero hay más, entre el público, y entre los que votaron el sábado sus listas, destacadas voces críticas aplaudían su discurso este domingo. La unidad no sólo parece una imagen para lanzar a Gutiérrez y al PSOE hacia la Presidencia de la Ciudad en 2023. A nada que uno rasque un poco en esa foto para intentar buscar las grietas se topa con un reconocimiento a la capacidad de trabajo de Gutiérrez. “Lo ha conseguido poniéndose el mono de trabajo. Llamando uno a uno a todos y sentándose con ellos para lograr que se integren en el proyecto”, resume y reconoce quién anteriormente había expresado sus recelos y hoy es uno más en un barco que rema unido. Tras el discurso, Gutiérrez ha sido rodeado por los militantes deseosos de estrecharle la mano y acariciarle su cabeza para mostrarle su cariño y afecto como hacía tiempo que no se veía en un acto político. Incluso cuando ha logrado escapar de ese cerco, afuera le esperan otros muchos deseosos de una foto con él.

Lo que haga a partir de ahora Gutiérrez con ese enorme aval el tiempo lo dirá, pero a la vista de el afán mostrado en los preparativos para este Congreso no parece que vaya a dejar de contar con quienes no comulguen al cien por cien con su visión para manejar el partido y las políticas. En su discurso ha repetido este domingo una línea maestra que ya dejó caer el viernes en la rueda de prensa que compartió con la presidenta nacional del partido, Cristina Narbona: “A más debate y reflexión, mejores ideas”. Discrepancias que son para Gutiérrez símbolo de que el partido está vivo y la democracia interna funciona.

Una unidad que Gutiérrez afirma saber “que pone nerviosa a la derecha” y que en el inicio de su discurso ha subrayado con reconocimiento expreso a la labor de Hernández: una victoria en las Generales, de 4 a 7 diputados, 2 nuevas sedes y el triple de afiliados, ha repasado su legado Gutiérrez. Y también para la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, ausente en la reunión de este domingo. Más allá de su mención expresa, Gutiérrez ha defendido en su discurso las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez, probablemente con más fuerza de lo que lo haya hecho nadie en los últimos años, convirtiéndose así en un altavoz de sus políticas y por asociación de la Delegación del Gobierno.

Gutiérrez ha repasado los más de 200 millones enviados por Moncloa a Ceuta para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y la del pasado mes de mayo, cuando, ha destacado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “dejó su agenda un lado para visitar Ceuta. Eso sólo lo hace un Gobierno socialista. Ceuta es más española por los hechos del Gobierno de Pedro Sánchez. La españolidad se defiende con hechos y con el PSOE, Ceuta está más conectada con los centros de decisión políticos del país. La apuesta se traduce en recursos”, ha esgrimido Gutiérrez antes de empezar a repasar todos esos refuerzos económicos o el incremento del 30 por ciento en inversión directa que recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

En lo local, Gutiérrez tiene claro el partido que quiere. “Seremos el muro ante los discursos de odio e intolerancia. Somos diferentes, pero no desiguales. Las culturas diferentes es la riqueza inmaterial que tenemos en esta ciudad”, ha lanzado para refrendar una idea que subyace en la propia composición de la Ejecutiva que él lidera o del Comité Regional renovado.

Gutiérrez ha señalado a la vivienda y al empleo como los dos principales problemas de la ciudad. Todas las últimas promociones de vivienda protegida que se han construido se han levantado porque el PSOE, en el Gobierno de la nación las ha financiado. La próxima semana empiezan a construirse otras 90 en Loma Colmenar. “No es suficiente”, ha reconocido, para evidenciar que es infinitamente más que lo aportado en la materia por el PP.

El empleo le ha servido para sintetizar la gestión de dos décadas del PP: “Faltan empleo y oportunidades. Cuando Juan Vivas llegó al poder la tasa de paro era de 2.000 personas, ahora son 11.000. En 20 años ha multiplicado el paro por 6. Los 20 años de gobiernos del PP se resumen en 9.000 parados más”, ha lanzado.

La pobreza golpea al 40 por ciento de los ceutíes, 35.000 personas “no tienen qué llevarse a la boca”. Ha comenzado antes de contar una de las imágenes sufridas durante una de sus últimas visitas a un barrio. Beatriz se ha convertido en esa humanización de los discursos tan habitual en política. Esa mujer les invitó a pasar a su casa para mostrarles la nevera. Tiritaban dentro al abrir la puerta, una botella de agua, un bote de kétchup y 2 huevos. “Un reflejo de los 22 años de PP en Ceuta. Despilfarro para algunos y miseria para la mayoría. Si gobernamos eso no va a pasar”, ha manifestado.

congreso psoe guti ex secres

Esa frase, “el despilfarro para algunos y miseria para la mayoría”, la ha repetido en su discurso. Para Gutiérrez el proyecto del PP en la ciudad es un proyecto que “ha fracaso rotundamente en lo económico, lo social y en la convivencia”. Y por eso no ha dudado en proclamar al PSOE como “la única alternativa de gobernar esta ciudad”. Y si lo logra, tiene claro que será con la unidad en su filas, refrendada este fin de semana, para poner en práctica “políticas de calle y no de moqueta” que sirvan para priorizar a las personas y “no dejar a nadie atrás”.

Por cierto, Gutiérrez es un político tan "gastador de zapatillas" y tan "poco de moqueta" que a la hora del discurso que lleva preparando con esmero en los últimos días ha optado por tirar de oficio para apoyarse sólo en algunos datos, parte de la estructura y poco más. De lo que recogían los folios a lo que ha dicho desde el atril una parte muy importante se ha quedado en el papel sin saltar al aire. Conciso y breve, tal vez haya pensado que la mayoría de los que estaban allí escuchándoles ya se lo sabían dado el contacto directo en el que se ha afanado en el último mes y medio para coser al PSOE y lograr esa inédita unanimidad en las listas. Pero, el detalle que quizás no deba pasar desapercibido es que como los buenos comerciales (es lo que es cualquier político en la oposición sin responsabilidades de gestión) tan importante como la oferta es saber escuchar para conocer las necesidades y poder darles respuesta. Ese tanto, al menos en lo interno, sin dudas, se lo ha apuntado.

Gutiérrez: “Seremos el muro ante los discursos de odio. Somos la única alternativa de Gobierno”