Hamed cree que la Ciudad presume de lo que carece al vender Ceuta como destino vacacional accesible


Hamed cree que la Ciudad presume de lo que carece al vender Ceuta como destino vacacional accesible

- La diputada no adscrita recuerda que miles de ceutíes encuentran cada día "obstáculos insalvables en su quehacer diario que para el resto de personas pasa desapercibido"

- La política insta al Ejecutivo local a "hacer ruta señalando los puntos negros de inaccesibilidad" y a "tomar las medidas oportunas"

La diputada no adscrita Fatima Hamed ha recordado este miércoles al Ejecutivo local que "quienes ahora presumen de ciudad vacacional accesible parecen olvidar que esa accesibilidad que mencionan es una de las tareas pendientes de esta ciudad con miles de habitantes". Según la política hay muchos ceutíes que "día a día, en sus actividades cotidianas, cuando van de compras, al cine o a realizar trámites administrativos se encuentran con obstáculos insalvables en su quehacer diario que para el resto de personas pasa desapercibido".

"Durante los últimos días, se está haciendo especial hincapié por parte del Gobierno de la Ciudad en la difusión de la importancia en que Ceuta sea ciudad vacacional accesible, aprovechando la visita de un grupo de usuarios y usuarias de la Confederación española de personas con discapacidad física y orgánica (COCEMFE), que siempre son bienvenidos en nuestra ciudad", ha contextualizado su nota de prensa Hamed.

La diputada considera que las barreras arquitectónicas "podrían desaparecer con voluntad y acciones políticas en las que impere la igualdad, tanto cumpliendo la ley de accesibilidad como siendo garantes de su cumplimiento". Sin embargo, a su juicio "Ceuta y su Gobierno no son precisamente el mejor ejemplo de igualdad y específicamente en su eliminación para facilitar la accesibilidad de personas discapacitadas".

"Resulta curioso", ha destacado, "que en la denominada 'ciudad vacacional accesible' el único cine que existe no cumple la ley de accesibilidad en su puerta principal, teniendo los discapacitados que entrar por la puerta de atrás lo que supone de por sí una discriminación". "Lo mismo ocurre en muchos comercios en los que las personas que van en silla de ruedas no pueden acceder al interior de los mismos, debido a que no se cumple en ellos la ley de accesibilidad", ha añadido.

Otro ejemplo: "Si una persona discapacitada intenta acceder al párking de la Plaza de los Reyes a través de los ascensores por la noche se encuentra con la desagradable sorpresa del cierre de los mismos por medio de una persiana, pudiendo una persona no discapacitada salir con facilidad, mientras que una persona discapacitada se encuentra ante la tesitura de gestionar su propia salida", ha relatado.

Desde la óptica de Hamed "sería necesario que, antes de pretender vender Ceuta como ciudad vacacional accesible, el Gobierno, en colaboración y contando con las opiniones fundamentales al respecto de las asociaciones y personas discapacitadas ceutíes, hiciera ruta señalando los puntos negros de inaccesibilidad y tomar las medidas oportunas para que los ceutíes disfruten de una verdadera ciudad accesible en igualdad de condiciones".

Hamed cree que la Ciudad presume de lo que carece al vender Ceuta como destino vacacional accesible