DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD

Hernández critica la gestión del PP pero tiende la mano: “El PSOE estará ahí en las cuestiones fundamentales”

Hernández critica la gestión del PP pero tiende la mano: “El PSOE estará ahí en las cuestiones fundamentales”
Juan Vivas y Manuel Hernández en el Debate sobre el Estado de la Ciudad
Juan Vivas y Manuel Hernández en el Debate sobre el Estado de la Ciudad

En su discurso inicial, el portavoz socialista, Manuel Hernández prometió un discurso “constructivo” sobre la realidad ceutí, azotada, como el mundo entero por la pandemia de coronavirus, mandando un mensaje de solidaridad a quienes han perdido un ser querido o han sufrido el brutal golpe de la crisis. “Pero todo ello no debe servir de excusa para eludir puntos en el debate”, advirtió. Ceuta carga con un lastre de veinte años de problemas que como el paro o la pobreza no dejan de agravarse. Eso sí, lo cortés no quita lo valiente, pese alas críticas, el socialista volvió a tender puentes y recordando al Gobierno que el PSOE “estará ahí en las cuestiones fundamentales”. 

Una situación muy vulnerable para enfrentarse a una crisis devastadora, advirtió el líder socialista, apuntando lo que a su juicio, es una evidencia: “La Ciudad, esta es una realidad innegable, ha podido sobrevivir única y exclusivamente por las aportaciones del gobierno progresista de Pedro Sanchez, el presidente que algunos decían que había traicionado a Ceuta”. Hernández desgranó una a una las partidas que había llegado desde el Gobierno central, hasta alcanzar los 176 millones de euros. “Y a todo ello hay que añadirle más millones de euros procedentes del reparto de los fondos europeos”, remarcaba el líder del PSOE ceutí.  “Una actuación que dista y mucho con la que llevó el PP  anterior crisis en la que todos sabemos los beneficiados”.

En contraste, comparaban los socialistas, el Gobierno de Vivas, “agotado” y sin ideas, no tiene plan alguno para el futuro de la ciudad autónoma. En este salón de plenos de la Asamblea de Ceuta se ha demostrado esta mañana que el Gobierno del Partido Popular no tiene definido claramente un Plan destinado a la reactivación económica y social de la Ciudad, que vaya encaminado hacia un crecimiento sostenido pero sin dejar a nadie atrás. El batiburrillo de cifras aquí presentadas no se corresponde con lo que percibe y está padeciendo una parte muy importante de la población ceutí. Nuestra Ciudad tiene sobre todo un problema fundamental, el principal problema de los ceutíes, y ese es el del desempleo. Es la situación en la que se encuentran miles de ciudadanos en Ceuta, jóvenes, mujeres y hombres, buscando respuestas en este Ayuntamiento”, lamentaba Hernández, acusando al Gobierno de Vivas de ser “decadente y caduco “ y de estar completamente “agotado”. “Su crédito está agarrado sus saludos ya no le sirven a los ceutíes”, zanjó Hernández su discurso inicial. 

Vivas no solo no negó las afirmaciones del líder socialista sino que las suscribió. “Sin el gobierno de las Nación no habríamos podido salir adelante, y en ese apoyo han tenido una participación relevante y positiva que pongo en valor y le digo que habríamos hecho lo mismo si estuviésemos en la oposición”. Eso sí, añadió Vivas, el Gobierno PSOE-UP “ha hecho lo que debía, por mandato constitucional, no ha sido una dádiva”.

La ultraderecha ha sido blanqueada en nuestra institución por el partido en el Gobierno, el Partido Popular que preside Juan Vivas. Hay que tener claro que  la alianza con la extrema derecha no se ha roto por voluntad de los populares; lo hizo por no poder éstos responder a todas las demandas de Vox. Esta es la realidad”.

Blanqueando a la ultraderecha

Hernández lamentó los vaivenes de Vivas en este legislatura que empezó apoyado e el PSOE para cambiar de pareja de baile a la primera oportunidad para echarse en los brazos de Vox para sacar adelante los presupuestos. “El PP solamente está interesado en mantenerse en el poder, aunque para ello haya tenido que poner en peligro la estabilidad social de Ceuta aliándose con la extrema derecha. Una extrema derecha que desde su irrupción en la escena política de Ceuta solo ha tenido una apuesta clara; el intento de dividir a la sociedad local a través de discursos xenófobos, racistas y supremacistas. Han utilizado continuamente los plenos de la Asamblea para generar un estado permanente de tensión y descalificar a los partidos de la oposición. Para estigmatizar a migrantes, menas, musulmanes, y arremeter contra el otro, contra todo aquel que piensa diferente. La comunidad hebrea y la hindú también han sido, en ocasiones, objetos de sus ataques verbales, y para ello solo hay que tirar de hemerotecas. Y lo peor del caso es que la ultraderecha ha sido blanqueada en nuestra institución por el partido en el Gobierno, el Partido Popular que preside Juan Vivas. Hay que tener claro que  la alianza con la extrema derecha no se ha roto por voluntad de los populares; lo hizo por no poder éstos responder a todas las demandas de Vox. Esta es la realidad”.

Veinte años de inacción

El gobierno del PP es ya un producto “decadente y caduco”, insistió  Hernández, acusando al Gobierno de llevar veinte años de inacción. La inoperancia de este Gobierno, que forma parte del problema y no de la solución, es total y la irresponsabilidad de no haber llevado a cabo ninguna reforma cuando pudo hacerla demuestra que estamos ante un proyecto, el del Gobierno local, caduco, decadente y agotado.  Este Gobierno ha sumido a Ceuta desde hace años en una situación muy delicada y sin rumbo, y aquí solamente le va bien a los ámbitos cercanos al Partido Popular , el resto de ciudadanos están abandonados. La administración de la Ciudad está completamente obsoleta y es inoperante. Los servicios públicos están desbordados, las barriadas están abandonadas y la desigualdad es cada vez mayor entre los ceutíes (…) Han sido incapaces durante todos sus años de gobierno, veinte, de sacar adelante un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con lo que Ceuta lleva casi treinta años sin un modelo de ciudad que se corresponda realmente con la modernidad y con lo debe ser una ciudad del siglo XXI. Pero claro, tampoco son capaces de sacar adelante una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el ayuntamiento. Un ejemplo más de su inacción, ineficacia e inoperancia.

Hay una demora importante en la atención a los servicios sociales. 1800 expedientes pendientes de resolución correspondientes a necesidades básicas.

El socialista también criticó la situación de las barriadas: Las actuaciones de envergadura son escasísimas, adoleciendo de una falta de compromiso y lealtad hacia los ceutíes residentes en las mismas. Los ceutíes que viven en barriadas abandonadas por este Gobierno del Partido Popular no pueden ni deben ser engañados con promesas electorales que luego no cumplen. Barriadas como El Príncipe, Hadú, San Amaro y Benzú están constantemente siendo ninguneadas de las inversiones. Como si hubieran ciudadanos de primera y de segunda. Como criticó también que el Gobierno haga uñidos sordos alas recomendaciones del Tribunal de Cuentas, “fundamentadas en sus propias acciones de fiscalización no se las toman en serio, tratándose de materias tan importantes como el control interno atribuido a la intervención de la Ciudad, los sistemas y procedimientos de control interno, la elaboración del Presupuesto, la elaboración de la Cuenta General, la estabilidad presupuestaria y la estabilidad financiera, el análisis de la gestión económico-financiera de la Ciudad. Sin embargo, otra cuestión sería si el Fiscal del Estado actuara de oficio, a ver si se lo iban a tomar todo a la ligera como están haciendo hasta ahora”.

El PSOE criticó también con dureza la situación de los servicios públicos, “desbordados”. "Hay una demora importante en la atención a los servicios sociales. 1800 expedientes pendientes de resolución correspondientes a necesidades básicas. Los usuarios de servicios sociales se han visto incrementados como consecuencia de la pandemia y ello no ha tenido una correspondencia con incrementar las prestaciones. (…) Existe un retraso  de 7 meses en la concesión de prestaciones relativas a necesidades básicas. Hay un desfase entre unas 1.700 y 1.800 solicitudes que no son atendidas por los servicios sociales”.

En su turno de réplica, el presidente Vivas agradeció con sorna que al menos el PSOE no le culpara de la pandemia, pero lamentó que considere que sus dos décadas de Gobierno “sean veinte años tirados a la basura”.  Vivas insistió en que ni la pandemia ni los handicap estructurales de Ceuta son su culpa y pidió colaboración para esas otras reformas que reclama el Psoe, como la del Estatuto de Autonomía, la reforma del IPSI o incluso la aprobación del PGOU, pendiente desde hace más de una década y a falta de dos expedientes que debe aprobar el Ministerio de Fomento, trámite para el que el presidente de la Ciudad pidió al socialista que “ejerza su influencia, que sé que la tiene”. Vivas recordó además que esas tres reformas que reclama el PSOE dependen del acuerdo de los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, precisamente. 

Vivas ido un último favor a Manuel Hernández, pidiéndole que se posicione en la reclamación de Ceuta de que se aumente el número de vacunas, atendiendo a la situación singular de ceta y l preocupante deriva de la pandemia y la insuficiencia de los recursos sanitarios disponibles. Un apoyo que el socialista no dudó en brindar. “Tendrá nuestro apoyo”, respondió Hernández haciendo buena su promesa: “el PSOE estará ahí en las cuestiones fundamentales”. 

Hernández critica la gestión del PP pero tiende la mano: “El PSOE estará ahí en las cuestiones fundamentales”