5 DE FEBRERO

La Juventud Comunista de Ceuta se une la Marcha del Tarajal: “basta de criminalizar a los migrantes”

La Juventud Comunista de Ceuta se une la Marcha del Tarajal: “basta de criminalizar a los migrantes”
Cartel Marcha por la Dignidad
Cartel Marcha por la Dignidad

Desde la organización juvenil comunista apuestan por “defender los derechos de la clase trabajadora migrante frente a la criminalización y la represión de los poderes fácticos del sistema capitalista”


Con motivo de la IX Marcha por la Dignidad que recorrerá las calles de Ceuta este sábado 5 de febrero para conmemorar la muerte de 15 personas migrantes el 6 de febrero de 2014 la Juventud Comunista en Ceuta anuncia que secundará de nuevo tanto los actos como la marcha convocada para ese día.

Desde la Juventud Comunista en Ceuta siguen denunciando que “las muertes de estas personas de clase trabajadora migrantes fue motivada por la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado marroquíes y españolas, que en lugar de socorrer a las más de 200 personas que decidieron echarse al agua para cruzar el espigón del Tarajal que separa África de Europa, decidieron reprimir esta acción contra estas personas vulnerables, que solo buscaban un futuro mejor que el que tienen en sus lugares de origen, donde son perseguidos políticamente, padecen las consecuencias de las políticas imperialistas de la OTAN y de otros polos imperialistas del planeta, tanto como con guerras como con el saqueo de sus recursos naturales, además de casos de personas que huyen por ser perseguidos por su condición sexual o de clase”.

Además, desde la Juventud Comunista señalan que “a la criminalización que llevan sufriendo las personas migrantes de clase trabajadora, y en concreto a la impunidad que se mantiene por las muertes de las 15 de Tarajal, se ha sumado este año el suceso migratorio de mayo en la Ceuta, donde miles de personas migrantes de clase trabajadora accedieron a la ciudad autónoma por la frontera del Tarajal, siendo por un lado, utilizadas por la monarquía dictatorial de Marruecos como elementos de presión en su política de chantaje exterior y por otro, por la extrema derecha local y nacional, que aprovecharon la coyuntura para extender su política de odio contra la clase trabajadora más precaria en general, y contra la clase trabajadora migrante en concreto, intentado llevar al hostigamiento y a la polarización al seno de la sociedad multicultural ceutí”

En este sentido, desde esta organización afirman que “Vox y el resto de la extrema derecha aprovechó estos sucesos para atacar no solo a las migrantes sino también de forma xenófoba directamente a la comunidad musulmana de la ciudad, acusando el partido Vox de ‘promarroquí’ a todo el que no se acoja a su agenda reaccionaria y clasista, cuando en realidad, las políticas económicas sociales y de migración de este partido de extrema derecha no están tan lejos de las del Reino de Marruecos. Al contrario, forman parte de una estrategia común de la clase dominante para dominar y aleccionar a los de abajo a través de la represión”.

Pero la Juventud Comunista no solo señala a estos actores, sino que también denuncia “las políticas llevadas a cabo por la Delegación del Gobierno de Ceuta, comandada por el PSOE de la mano de su delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska que llevaron a cabo por primera vez en la historia de este país las primeras devoluciones en caliente en la frontera de menores de edad, estando esta política en sintonía con las de la agenda de la extrema derecha”, algo por lo que desde esta organización recuerdan que “la Delegada del Gobierno está siendo investigada por la Fiscalía de Ceuta”.

Desde la organización juvenil comunista apuestan por “defender los derechos de la clase trabajadora migrante frente a la criminalización y la represión de los poderes fácticos del sistema capitalista”, recalcando que “es necesario y se pueden hacer políticas diferentes a las aplicadas por la Unión Europea en materia de migración y derechos para estas personas, apostando por una política de solidaridad internacional con nuestras hermanas y hermanos trabajadores de otros estados”.

Por todo ello, la Juventud Comunista ceutí y la del resto del estado sentencian que “lucharemos por la memoria de los fallecidos, por la justicia y por los derechos de las personas migrantes, defendiendo el fin de las devoluciones en caliente así como el respeto a los derechos de cada solicitante de asilo. ¡Tarajal, no olvidamos!”.

La Juventud Comunista de Ceuta se une la Marcha del Tarajal: “basta de criminalizar a los migrantes”