REACCIONES

Marlaska se lava las manos y ahora dice que su departamento "no resuelve sobre retornos asistidos"

Marlaska se lava las manos y ahora dice que su departamento "no resuelve sobre retornos asistidos"
Salvadora Mateos y Grande-Marlaska
Salvadora Mateos y Grande-Marlaska, en una imagen de archivo.
El ministro de Interior, del que depende la Delegación que debería haber incoado expedientes individuales de repatriación, que se erigió en portavoz defensor del procedimiento al margen de la legislación española elegido para las devoluciones y de cuya Secretaría de Estado de Seguridad salió el "ruego" para iniciarlas, afirma que no se siente "desautorizado" por el segundo auto judicial que ordena mantenerlo suspendido cautelarmente.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no se siente "desautorizado" tras el varapalo que ha dado la Justicia al procedimiento al margen de la legislación elegido para repatriar menores marroquíes solos desde Ceuta. Este martes, tras conocer el segundo auto que cautelarmente ordena mantener paralizado el operativo, ha dicho que su departamento "no es el competente ni para la tutela ni tampoco para resolver o decidir sobre ningún retorno asistido".

"Difícilmente puedo sentirme desautorizado", ha añadido el ministro antes de dejar claro que el Gobierno "acata y cumple" las resoluciones judiciales. "Faltaría más", he enfatizado el ministro a pesar de que durante la última semana se ha erigido en portavoz defensor de cómo se han realizado las expulsiones, de que tiene bajo su mando la Secretaría de Estado que "rogó" que se pusieran en marcha y de que de él depende la Delegación del Gobierno que debería haber iniciado los expedientes que exige la normativa.

Este martes se ha querido salir de la foto y lavarse las manos después de que la magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ceuta haya decidido mantener la suspensión cautelar urgente de la repatriación de nueve menores migrantes que fue solicitada por la Asociación Coordinadora de Barrios para el Seguimiento de Menores y Jóvenes.

En el auto indica que, "de levantarse dicha medida, se estaría permitiendo la repatriación de los mismos; por lo que, de dictarse sentencia estimatoria de la pretensión de la parte actora, esta sería absolutamente ineficaz al haberse ejecutado una decisión administrativa vulneradora de un derecho fundamental, sin lograrse el amparo pretendido al encontrarse el menor en Marruecos".

Además, resalta que no consta que se haya cumplido con ninguno los preceptivos trámites que exige la Ley de Extranjería, y precisa que no se ha aportado información alguna de los menores afectados que pudiera permitir conocer los datos que han determinado su repatriación.

Marlaska se lava las manos y ahora dice que su departamento "no resuelve sobre retornos asistidos"