"ACCESO RESTRINGIDO"

Marruecos administrará el Tarajal "como el paso a una isla" cuando reabra la frontera, según 'Residentes'

Marruecos administrará el Tarajal "como el paso a una isla" cuando reabra la frontera, según 'Residentes'
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
La asociación advierte que desde el país vecino "ya no servirá el argumento de 'tengo mi pasaporte y tengo derecho a cruzar" para acceder a la ciudad", donde a su vez se buscan iniciativas para "facilitar que los empleos desempeñados por trabajadores transfronterizos sean prestados por desempleados de Ceuta" aunque ello suponga, por su mayor carestía, un incremento del coste de la vida para los caballas.

Dos años y dos días después del cierre unilateral de la aduana comercial de Melilla, gesto por el que el Gobierno de Pedro Sánchez no ha dicho ni mú, la del Tarajal nunca volverá a ser lo que fue. Según 'Residentes Ceuta', que maneja información de primera mano del país vecino, "Marruecos piensa administrar el paso a Ceuta como quien administra el paso a una isla, como espacio de acceso restringido".

De acuerdo con las previsiones que maneja la asociación, "las autoridades marroquíes han recabado datos sobre los trabajadores marroquíes que desempeñan sus labores en Ceuta, especialmente sobre quienes lo hacen con un contrato de trabajo", y cuando la situación sanitaria por la pandemia del coronavirus permita reabrir el Tarajal "ya no servirá el argumento de 'tengo mi pasaporte y tengo derecho a cruzar" para acceder a la ciudad.

En sus últimos informes Procesa ha calculado que diariamente entraba en Ceuta “una población equivalente al 22% de la población total de la ciudad” y que de esas personas “más de 8.500 lo hacen para realizar actividades con impacto en la economía de Ceuta, la mayoría de ellas sin contrato”. Hasta marzo el número de empleadas de hogar dadas de alta superaba ligeramente las 2.000 y el del resto de cotizantes foráneos cerró julio en 1.200.

No obstante, la previsible escalada de dificultades para transitar por el Tarajal no viene solo del otro lado. El plan 'Por un futuro más estable y seguro para Ceuta' que perfila la Administración autonómica aboga por "estudiar una posible eliminación o revisión en profundidad de la actual excepción al Tratado de Schengen, lo que supondría que todos los marroquíes que pretendan acceder a Ceuta, incluidos los residentes en la provincia de Tetuán, precisen del preceptivo visado consular".

Partidos y agentes sociales de Ceuta abogan por "aplicar la normativa sobre contratación de trabajadores transfronterizos en un sentido estricto por el que esta se reduzca a las excepcionalidades reales en cuanto a las profesiones de dificil cobertura"

El Gobierno de la Ciudad cree que así "se reduciría la consiguiente presión migratoria y su impacto sobre determinados servicios y ámbitos (área de Menores, Sanidad, Educación, Puerto, …); mejoraría la eficacia en la contención de dicha inmigración; y haría que sean las autoridades españolas y no las marroquíes las que decidan quién entra en Ceuta".

Según 'Residentes Ceuta', esa línea de acción atiza, a su vez, la disposición de Marruecos a extremar también su control en el paso. "Lo que ha cambiado realmente es que Marruecos ya no mira a Ceuta con la simpatía que la que la miraba antes, y en eso han influido mucho Vivas y Vox" y sus declaraciones "incendiarias", alertan desde la entidad local.

frontera marruecos 2

Otros observadores no lo tienen tan claro, entre otras cosas porque el bloqueo de la aduana de Melilla, por ejemplo, tuvo lugar "mucho antes" de la irrupción de Vox en las instituciones y porque la estrategia de "asfixia" de la ciudad que se atribuye al país vecino también se remonta a la época en la que el PP se apoyaba en el Gobierno de la Ciudad en el PSOE y no en la ultraderecha.

El "relato de lo ocurrido", según la crónica del Ejecutivo local, incluye doce vueltas de tuerca antes de la que ahora se anuncia por venir:

  • En julio de 2019, el Ministerio de Exteriores de Marruecos dicta una circular, enviada a varias instancias oficiales, prohibiendo a sus altos cargos que accedan a las ciudades de Ceuta y Melilla, ya sea de visita o de tránsito en sus viajes a Europa. La circular especifica que “se prohíbe tajantemente a todos los portadores de un pasaporte oficial que los usen para acceder a las ciudades marroquíes ocupadas de Ceuta y Melilla”. 
  • El 9 de octubre de 2019, las autoridades marroquíes deciden de manera unilateral cerrar el paso fronterizo peatonal del Tarajal II, con carácter indefinido. 
  • El 16 de octubre de 2019, las mismas autoridades marroquíes impiden la entrada a Ceuta de productos alimenticios. 
  • El 18 de diciembre de 2019, Marruecos abre un nuevo frente diplomático con España mediante la aprobación de dos leyes para delimitar, de manera unilateral, sus fronteras marítimas con España y Mauritania. 
  • El 26 de diciembre de 2019, las autoridades marroquíes impiden el paso por la frontera a personas que portan “título de viaje”, documento que otorga la Delegación del Gobierno en Ceuta a ciudadanos marroquíes y que permite el tránsito entre ambos países. 
  • El 9 de enero de 2020, se llevan a cabo decomisos masivos de mercancías en el lado marroquí de la frontera.
  • El 12 de enero de 2020, la explanada de embolsamiento, habilitada por la Ciudad para evitar el colapso de la carretera nacional 352, acumula retrasos de hasta 6 horas para cruzar la frontera con destino Marruecos, y ello por causa de las restricciones impuestas por sus autoridades. 
  • El 14 de enero de 2020, a los largos tiempo de espera en la referida explanada para el embolsamiento de vehículos con destino Marruecos, se suma las concentraciones, hasta de 1.000 personas, en el entorno del Tarajal, para pasar a Marruecos con productos comprados en Ceuta. Las aglomeraciones derivan en peligrosas avalanchas. 
  • Los días 16 y 17 de enero de 2020, las esperas en la parcela de embolsamiento superan las 7 horas. Asimismo, en el paso peatonal de la frontera, los aduaneros marroquíes decomisan cualquier tipo de productos adquiridos en Ceuta, vulnerando las normas más elementales aplicables al paso de mercancías en régimen de viajeros.
  • El 1 de febrero de 2020, se impone, por parte de las autoridades marroquíes, la obligación del sellado del pasaporte, tanto para los nacionales de dicho país como para los ceutíes, a la entrada y salida de Marruecos.
  • El 6 de febrero de 2020, las autoridades marroquíes trasladan a la Secretaría de Estado del Ministerio del Interior su negativa a reabrir el Tarajal II para desviar el tránsito de peatones, mientras se acometen las obras en curso sobre reforma de la frontera en la parte española.
  • El 10 de febrero de 2020, las autoridades marroquíes prohíben la llegada de pescado fresco a Ceuta, lo que provoca el desabastecimiento del Mercado Central de Abastos, así como de la gran mayoría de los establecimientos de restauración de nuestra ciudad.

La Ciudad aspira a compensar desde el otro lado del Estrecho la pérdida de clientela marroquí y a cubrir con mano de obra local la que se pierda del país vecino, aunque ello suponga también "encarecer el coste de la vida" de los caballas que se han beneficiado hasta ahora de su menor precio. Vivas ya lo ha advertido: salir de esta "encrucijada" exigirá "renuncias y sacrificios" para todos.

Según 'Residentes Ceuta', "lo que ha cambiado realmente es que Marruecos ya no mira a la ciudad con la simpatía con la que la miraba antes, y en eso han influido mucho Vivas y Vox"

Entre las salidas sobre la mesa para "facilitar que los empleos desempeñados por trabajadores transfronterizos sean prestados por desempleados de nuestra ciudad" está "aplicar la normativa sobre contratación de trabajadores transfronterizos en un sentido estricto por el que esta se reduzca a las excepcionalidades reales en cuanto a las profesiones de dificil cobertura" o "acometer planes de formación, cualificación y adaptación profesional dirigidos a facilitar, de acuerdo con la ley, la sustitución de trabajadores transfronterizos por desempleados locales".

A tal efecto "será necesario el desarrollo de un estudio sobre las necesidades formativas de la población de Ceuta y la adecuación de la oferta en todos los organismos y administraciones, detectando aquellos puestos que son cubiertos por personal transfronterizo al objeto de potenciar la formación en estos ámbitos y limitar de esta forma la dependencia de las empresas en determinados puestos y que no se limite la capacidad productiva cuando haya problemas en la frontera".

Marruecos administrará el Tarajal "como el paso a una isla" cuando reabra la frontera, según 'Residentes'