El MDyC exige un servicio de transporte público adaptado para los escolares con alguna discapacidad


El MDyC exige un servicio de transporte público adaptado para los escolares con alguna discapacidad

- La formación de Fatima Hamed denuncia que parte del alumnado del Centro de Educación Especial San Antonio no puede acudir a sus instalaciones con las comodidades que debiera

- El Movimiento dice que la actitud de la Dirección Provincial y la Ciudad "es una tácita infracción moral que vulnera los derechos elementales del menor, su protección y la salvaguarda de su bienestar"

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) de Ceuta ha exigido este lunes que la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y la Consejería de Educación desarrollen "un protocolo de actuación y coordinación real, serio y efectivo" en beneficio del alumnado con discapacidad y necesidades especiales que requiera del servicio de transporte adaptado.

Dicha reivindicación parte, según los de Fatima Hamed, de que "los niños con discapacidad y movilidad reducida no pueden acudir al Centro de Educación Especial San Antonio por el hecho de que no se haya planificado y conjugado de manera eficiente las medidas obligatorias y necesarias de accesibilidad, como es el contemplar servicios y programas complementarios de transportes adaptados para las situaciones imprevistas".

"Los poderes públicos y los respectivos organismos responsables", ha argumentado el MDyC, "tienen la obligación legislativa y moral de desarrollar todas aquellas respuestas de atención e intervención que permitan y logren mejorar la calidad de la Educación".

La formación ha "lamentado" y ha tachado de "irracional" que las dos Administraciones realizan una "pésima gestión" y permiten que el funcionamiento del servicio de transporte escolar adaptado "no tenga fijado con la ciudadanía un compromiso de calidad y responsabilidad que garantice servicios todos los días del curso y en todos los barrios de Ceuta".

Para el Movimiento resulta "indignante e inmoral" este comportamiento: "Privar de un transporte adaptado y no ofrecer una solución y respuesta viable con el que el alumnado con discapacidad y sus familiares puedan ver solventados los impedimentos y las dificultades originadas por la discapacidad y la falta de movilidad es una tácita infracción moral que vulnera los derechos elementales del menor, su protección y la salvaguarda de su bienestar", ha denunciado.

El MDyC exige un servicio de transporte público adaptado para los escolares con alguna discapacidad