ESTADO DE ALARMA

"Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias"

"Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias"
Distancia de seguridad
Distancia de seguridad  

“Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias”, ha advertido el presidente. Consecuencias económicas, sociales y sanitarias. “España se enfrenta a una emergencia de salud pública que requiere decisiones extraordinarias. Una pandemia que es mundial y que supone un serio perjuicio para el bienestar de las personas”.

Sánchez advierte que durará “unas semanas”, hasta que la curva de contagios frene su ascenso y empiece a doblegarse: “La victoria sobre el virus comenzará cuando el número de altas médicas sea superior al de nuevos infectados. La victoria será mayor cuando caiga en picado la propagación a nuevos enfermos. Será en ese momento cuando nuestra economía se recuperará con fortaleza.  Pero la victoria será total cuando, además de eliminarlo, contemos con una vacuna que evite futuras pandemias”. 

Pero, advierte, todo puede cambiar: “Los expertos sanitarios nos han explicado, una y otra vez, que esta no es una situación estática. Así ha sido desde el inicio. Las fases de propagación son cambiantes y, por lo tanto, los escenarios de respuesta han ido adaptándose. Hasta ahora, estábamos en una fase de contención reforzada. Siguiendo siempre los criterios de quienes tienen mayor conocimiento sobre las epidemias y pandemias”. 

El presidente ha querido también enviar un mensaje de esperanza pensando en el dñua que todo esto termines “que terminará”: “Sabemos que en cada casa de España ahora mismo se necesita un mañana, una certeza de que mañana esto habrá pasado. Y así es, mañana esto habrá pasado. (…)  Y entonces podremos volver a las calles y a las terrazas. Volveremos a la rutina de nuestros puestos de trabajo y visitaremos de nuevo a nuestros amigos y seres queridos. Llevaremos a nuestros hijos al parque y nos dispondremos para la siguiente fase: la recuperación social y económica y la vuelta a la normalidad. 

Sánchez no ha olvidado las frases inspiradoras que requieren los momentos de crisis: “Sin duda, son tiempos de extraordinaria dificultad. Pero más extraordinario aún es nuestro país”. Un halago con el que ha puesto el foco en los profesionales que se están volcando para detener la pandemia:  “Cada uno de nosotros tiene una misión: la tienen y del máximo nivel los profesionales de la salud que nos protegen a todos; la tienen las administraciones que deben proveerles de recursos y coordinarse; la tienen los mayores, que deben extremar su protección; los jóvenes que deben mantener la distancia social; la tiene cada ciudadano cuidando de sí mismo y cuidando así del resto de la comunidad”. Sin olvidar el día después del día después: Esta es una batalla que vamos a ganar, sobre eso no hay discusión: la vamos a ganar. Lo importante es qué precio pagaremos por esa victoria. Cuántas más vidas nos ahorremos, cuántos más enfermos y más días de enfermedad nos evitemos, cuánto menos tiempo de vida, de estudio, de trabajo, de ocio sacrifiquemos, más rotunda será esa victoria”. 

El presidente ha querido extender su agradecimiento a todos aquellos que c olaboran parta frenar la pandemia, no solo a los sanitarios: “A los profesionales de la salud que sois ejemplo de heroicidad con vuestra entrega y vuestro trabajo, gracias. A las autoridades locales, autonómicas, europeas e internacionales, que ponéis por delante el interés común y la unidad de acción, gracias.  A las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que veláis por el orden público, gracias.  A nuestras Fuerzas Armadas que se unen a esta tarea ya en alerta, gracias. A los investigadores que trabajáis a contrarreloj para encontrar la cura del COVID-19, gracias. Al mundo de la cultura, que con altruismo está haciendo llegar hasta las casas libros, conciertos y películas de forma gratuita para ofrecer una ocupación a la ciudadanía en este tiempo, gracias. A los empresarios y autónomos que sacrificáis los ingresos de vuestros negocios para proteger a vuestros clientes y a vuestros trabajadores, gracias. A los informadores y medios de comunicación por facilitar información veraz y difundir a la ciudadanía las recomendaciones médicas que evitan el contagio del virus, gracias. A quienes acuden a donar sangre antes de recluirse, gracias. A las madres y padres que tranquilizáis a vuestros hijos y les explicáis con ternura que lo mejor es quedarse en casa, gracias.  A quienes cuidáis de las personas más vulnerables para que estén protegidas y no les falte de nada, gracias”. 

"Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias"