CRISIS DIPLOMÁTICA

Mohamed VI anuncia una etapa “inédita” en las relaciones con España basada “en la confianza y respeto”

Mohamed VI anuncia una etapa “inédita” en las relaciones con España basada “en la confianza y respeto”
Encuentro del Ejecutivo de Pedro Sánchez con Mohamed VI en-2019
Encuentro del Ejecutivo de Pedro Sánchez con Mohamed VI en-2019
El Rey de Marruecos zanja la crisis diplomática: "Aspiramos a seguir trabajando con el Gobierno de España y con su presidente, su excelencia el señor don Pedro Sánchez"

Tras tres meses de silencio sobre la crisis diplomática abierta con España tras la entrada de miles de marroquíes en Ceuta,  Mohamed VI habló este viernes del elefante en el salón en su discurso del 68º aniversario de la llamada ‘Revolución del Rey y del pueblo’: “Aspiramos a seguir trabajando con el Gobierno de España y con su presidente, su excelencia el señor don Pedro Sánchez, con el fin de inaugurar una nueva etapa inédita en las relaciones entre los dos países, sobre la base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos (…) Se trata del mismo compromiso que se halla a la base de las relaciones de asociación y solidaridad entre Marruecos y Francia”.

Pedro Sánchez y Mohamed VI en una imagen de archivo

Mohamed VI apuntó en su discurso que «ha seguido personalmente y de manera directa la marcha del diálogo y el desarrollo de las discusiones” en las que Marruecos ha obrado con "la mayor tranquilidad, total claridad y espíritu de responsabilidad" para llegar a un entendimiento con España, unas conversaciones de las que él mismo, ha dicho, ha formado parte para “encontrar una salida a esta crisis, sino también aprovechar la oportunidad para redefinir las bases y parámetros que rigen estas relaciones", informa la agencia de noticias marroquí MAP en lo que parece el fin oficial de la crisis diplomática entre Rabat y Madrid provocada por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Gali y que explotó en la avalancha humana que traspasó la frontera con Ceuta entre el 17 y el 18 de mayo.

El Rey alauita hizo también referencias indirectas a la cuestión del Sáhara Occidental señalando a “unos pocos países, sobre todo de Europa, lamentablemente considerados como socios tradicionales, temen por sus intereses económicos, sus mercados y sus centros hegemónicos en la zona magrebí (…) en este sentido, los adversarios de la integridad territorial del Reino parten de posturas preconcebidas y superadas, y no quieren que Marruecos siga siendo libre, fuerte e influyente”

Mohamed VI anuncia una etapa “inédita” en las relaciones con España basada “en la confianza y respeto”