RETIRADA TEMPORALMENTE

El Museo de la Legión esconde la ikurriña capturada en la Guerra Civil para evitar polémicas

El Museo de la Legión esconde la ikurriña capturada en la Guerra Civil para evitar polémicas
Un retrato de Millán Astray ocupa el lugar de la ikurriña expuesta en el Museo de la Legión
Un retrato de Millán Astray ocupa el lugar de la ikurriña expuesta en el Museo de la Legión
La Legión retira temporalmente de su museo la bandera vasca durante los actos públicos del centenario de la IV Bandera para evitar "que vuelva a empezar otra vez la polémica" y el Gobierno Vasco vuelva reclamar su devolución.

La obra más valiosa del Museo de la Legión, el retrato inacabado y sin firmar hecho por Zuloaga para su amigo Millán Astray, ocupa ahora el lugar de la pieza más polémica del espacio museístico legionario, la ikurriña capturada en combate durante la Guerra Civil y que aun conserva restos de sangre y suciedad del campo de batalla. Pero su ausencia es temporal, solo mientras anden por el museo los periodistas con sus cámaras, después volverá a su sitio. 

Así lo han explicado a Ceuta al Día mandos de la IV Bandera tras ser testigo durante la inauguración de una exposición fotográfica de la retirada de la ikurriña, que reiteradamente han reclamado sin éxito desde el Gobierno Vasco. El objetivo, explican desde el Museo de la Legión, es evitar polémicas y que “se hable lo menos posible de ella”. No hay planes para su retirada ni mucho menos para su devolución a un museo vasco como reclaman desde el PNV, que considera “una humillación” que se exhiba una ikurriña “arrebatada al enemigo”.

Ikurriña expuesta en el Museo de la LegiónLa bandera estaba habitualmente situada junto a la vitrina de los efectos personales de los fundadores de la Legión, Millán Astray y Franco, sin placa informativa ni fecha, ni letrero que la contextualice. La ikurriña luce en su centro las siglas JEL, que aluden al lema nacionalista “Jaungoikoa Eta Legezaharra” (Dios y leyes antiguas).

La polémica ikurriña volverá a su sitio cuando el Museo de la Legión retome su actividad cotidiana, una vez pasen los fastos del centenario de la IV Bandera. Desde la Legión insisten en restar importancia a la exhibición de una bandera española arrebatada en combate: “Es simplemente una pieza del museo, una pieza que está catalogada y en esta línea hay cien mil piezas parecidas en los museos. En todos los museos de todos los países del mundo hay banderas cogidas por las unidades en combate”.  ¿Por qué la esconden ahora entonces? “Para no volver otra vez con el tema”, zanjan.

El Museo de la Legión esconde la ikurriña capturada en la Guerra Civil para evitar polémicas