CAMBIOS EN LA ORDENANZA

El Pleno acuerda rebajar al 5% el IPSI de la ropa y el calzado para evitar la fuga de empresas

El Pleno acuerda rebajar al 5% el IPSI de la ropa y el calzado para evitar la fuga de empresas
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
La iniciativa pretende evitar la huida de empresas y franquicias del sector, por cuya fuga existe "un miedo concreto y certero", según Kissy Chandiramani, que cuando pase la crisis sanitaria sigue aspirando a reducir al 0,5% todos los tipos para convertir a Ceuta en una ciudad "libre de impuestos". Ali recuerda que estas decisiones, según los propios técnicos, no repercuten nunca en el precio final de los productos para el consumidor.

El Pleno de la Asamblea ha aprobado este miércoles inicialmente con el voto a favor de PP, PSOE y Vox una doble modificación de la Ordenanza del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI) para rebajar del 10% y el 7% el tipo de gravamen aplicable a la confección y calzado al 5% con el fin de eliminar la desventaja competitiva que actualmente sufren los negocios dedicados a ambos ámbitos con respecto a Melilla y así prevenir y evitar la “deslocalización” de empresas y franquicias por cuya pérdida existe “un miedo concreto y certero”, con la consiguiente pérdida de empleo que generaría.

También se ha acordado suprimir la “penalización” que tampoco existe en la ciudad hermana en forma de reducciones porcentuales vigentes (5% al mes) en la devolución de la cuota satisfecha del Impuesto en el contexto de devoluciones por exportación realizadas por empresarios acogidos al Régimen Especial de Depósito.

Ambas decisiones costarán alrededor de 1,5 millones de euros al Gobierno central en forma de compensación por menor recaudación durante 2021, según ha explicado la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, que ha recordado que el Ejecutivo de Vivas aspira a rebajar todos los tipos del IPSI al 0,5% para promocionar a Ceuta como “ciudad libre de impuestos”.

En el caso del textil y el calzado la propuesta, reclamada por la patronal y bendecida por la Administración General del Estado, se fundamenta en “la profunda crisis económica derivada de la pandemia provocada por la COVID-19”, agravada en el caso de Ceuta “por la obligada estanqueidad del consumo, circunscrito a la demanda interna por el cierre de la frontera con el vecino Reino de Marruecos”.

Servicios Tributarios considera que “ante esta situación, la revisión liberará unos recursos considerables en el sector comercial de la ciudad compatibles con el mantenimiento del nivel de empleo”. La iniciativa sigue la línea marcada por el Ejecutivo de Melilla, que hace ahora algo más de dos años estableció en el 5% los tipos de gravamen del IPSI para la confección y el calzado en la ciudad hermana. En los mismos términos que Ceuta, los tipos de gravamen anteriores eran del 10% y el 7%, respectivamente.

Ali ha advertido a Vivas de que los técnicos tienen claro que “las rebajas del IPSI no repercuten en bajadas de los precios al consumidor”, por lo que ha preguntado si solo sirven para aumentar la cuenta de beneficios de las empresas beneficiarias

Sobre la segunda modificación de la Ordenanza el organismo autónomo considera que “la aplicación de la devolución por exportación, realizada por los empresarios acogidos al Régimen Especial de Depósito para vehículos de tracción mecánica, embarcaciones y aeronaves, prevé una reducción del 5% de la cuota satisfecha por cada mes o fracción del mismo que transcurra entre la importación y la exportación”. Será "un incentivo a la actividad comercial de exportación".

El portavoz socialista, Manuel Hernández, ha alineado al PSOE con la “necesidad de impulsar la economía en nuestra ciudad” y ha apoyado la propuesta porque “es algo razonable que piden nuestros empresarios en aras de mantener la estabilidad en el empleo”. Su homólogo de Vox, Carlos Verdejo, ha recordado que su partido es un firme defensor de las rebajas de impuestos: “Esta medida suma y vamos a apoyarla con firmeza”, ha resumido.

"¿Vamos a ser un paraíso fiscal?"

La líder del MDyC, Fatima Hamed, ha considerado “irrelevante” la modificación aprobada y ha acusado al PP de “copiar tarde el modelo de Melilla cuando deberían haber sido más ambiciosos, bajando más y en más productos los tipos”. Por ejemplo ha propuesto dejar en el 0,5% el IPSI de la joyería, los productos informáticos o la telefonía móvil para atraer visitantes y clientes.

Caballas se ha abstenido, como el MDyC, porque, según ha detallado Mohamed Ali, la formación localista está “preocupada” porque “si la senda que pretendemos seguir es la del paraíso fiscal, tiene algunos inconvenientes legales importantes que condicionan nuestro futuro”. “No sabemos si existe una planificación tributaria o si hacemos las modificaciones al tuntún, en función de reivindicaciones puntuales”, ha lamentado.

Ali también ha advertido a Vivas de que los técnicos de la Ciudad tienen claro que “las rebajas del IPSI no repercuten nunca en bajadas de los precios al consumidor final”, por lo que ha preguntado si estas reducciones solo sirven para aumentar la cuenta de beneficios de las empresas beneficiarias. El presidente se ha mostrado partidario de dar “una oportunidad” al sector, que verá reducidos sus costes, pero el líder de Caballas ha criticado que no se establezca algún mecanismo de "control" para garantizar que la medida sirve de manera efectiva para mantener los puestos de trabajo.

Vivas y Chandiramani han argumentado que el PP no pretende “convertir a Ceuta en un paraíso fiscal, nada más lejos de la realidad”, sino “aprovechar el Régimen Económico y Fiscal especial que tenemos desde el siglo XIX”. “Se trata de no perder músculo comercial y de proteger a las empresas y el empleo que sostienen en esta situación de pandemia que nos impide llegar más lejos de lo que querríamos”, ha señalado la consejera.

El Pleno acuerda rebajar al 5% el IPSI de la ropa y el calzado para evitar la fuga de empresas