ASAMBLEA

El Pleno aprueba la redacción de una ordenanza para luchar contra la prostitución y la trata de mujeres

El Pleno aprueba la redacción de una ordenanza para luchar contra la prostitución y la trata de mujeres
Cristina Pérez
Cristina Pérez
La propuesta  contó con el respaldo de PP, Vox y Caballas y el apoyo parcial de MDyC, que coincide en la necesidad de apoyo a las víctimas pero dudó de la eficacia de una ordenanza

La vicepresidenta primera de la Asamblea, la socialista Cristina Pérez, puso sobre la mesa lo que considera una “necesidad” urgente:  Una regulación específica para luchar contra la prostitución. “Una regulación en la que se protejan los derechos de las más vulnerables, no la criminalización que muchas veces se cae en ese error.” Pérez quiso subrayar que “la prostitución tiene nombre de mujer” y es un elemento de “desigualdad e invisibilidad”.

Una propuesta que contó con el respaldo de PP, Vox y Caballas y el apoyo parcial de MDyC, que coincide en la necesidad de apoyo a las víctimas pero dudó de la eficacia de una ordenanza, por lo que instó a votar por separado los tres puntos de la propuesta. Así, por unanimidad, el Pleno aprobó crear una estructura de apoyo multidisciplinar a las víctimas y estrechar la colaboración con organizaciones no gubernamentales y entidades que apoyan a las víctimas d ella explotación sexual; y, por otro  lado, aprobó con la sola excepción de la abstención de MDyC, aprobar una ordenanza para su regulación.

Para el PSOE esta ordenanza debe apoyarse en cuatro ejes: La defensa y apoyo a las víctimas, sanciones a proxenetas (con las debidas garantías judiciales); retirada de publicidad de locales y lugares que se dediquen a la prostitución y campañas de sensibilización, con un especial énfasis en los jóvenes, “deben saber que se están tentando contra la dignidad de una mujer”. Para el PP, apoyo esencial para que la medida saliera adelante, la consejera de Asuntos Sociales, Dunia Mohamed, abogó por sumarse a la iniciativa “contra la esclavitud del siglo XXI” y quiso destacar la labor de Cruz Blanca en este terreno con su proyecto ‘Cambalache’, subvencionado con 30.000 euros.

Vox, pese a que votó a favor de la parte dispositiva, no pudo evitar revolcarse en el barro de su discurso y poner pegas a las alusiones a la violencia de género, que la formación ultra niega, asegurando que la prostitución también es “violencia intrafamiliar”, aunque no llegó a explicar semejante argumento. El portavoz de Vox Ceuta, Carlos Verdejo, lamentó la terminología “hembrista” y “cargada de matices que impregnan de violencia de género”, reprochando a los socialistas que no se “non se hable de prostitución masculina y también existen víctimas masculinas, también existen aunque sean minoritarias”.

“Tenía yo la esperanza de que hoy no iba a insultar o dar datos faltos, a lo mejor empezamos el Pleno, es temprano, los ánimos están calmados… eran esperanzas que chocan con la realidad”, lamentaba la diputada socialista, en respuesta al portavoz ultraconservador.

Desde la bancada de Caballas, su portavoz y único diputado, Mohamed Alí, secundó la propuesta, aunque quiso matizar que el debate trasciende a ceuta cuando, de momento, España no se ha posicionado en un debate polarizado que se divide entre quienes abogan por la abolición de la prostitución y quienes apuestan por la regulación del sector. 

Más crítica con la propuesta fue la portavoz de MDyC, Fatima Hamed, que puso e duda la utilidad de una ordenanza en este eterno, máxime cuando se llevan desarrollando desde 1978 en España sin que s haya demostrado su eficacia más allá de culpabilizar alas víctimas y, máxime cuando ya hay un código penal que implica condenas de hasta 8 años por la trata de personas

El Pleno aprueba la redacción de una ordenanza para luchar contra la prostitución y la trata de mujeres