DEBATE

El Pleno de Ceuta reprueba la “crueldad infinita” de la senadora Merelo sobre un enfermo vegetativo marroquí

El Pleno de Ceuta reprueba la “crueldad infinita” de la senadora Merelo sobre un enfermo vegetativo marroquí
Yolamda Merelo, senadora de Vox por Ceuta
Yolamda Merelo, senadora de Vox por Ceuta
La senadora de VOX ha recibido la reprobación con más abstenciones que síes por su pregunta sobre un enfermo marroquí que había sido atropellado en la ciudad y llevaba 5 años ingresado en estado vegetativo en el hospital de Ceuta y al que consideraba que había que darle el alta

El Pleno de Ceuta ha aprobado por minoría (9 votos a favor, 10 abstenciones y 4 votos en contra) la propuesta presentada por el portavoz de Caballas en la Asamblea, Mohamed Alí, para reprobar a la senadora por la ciudad de VOX, Yolanda Merelo, por lo que él mismo ha calificado como una “crueldad infinita” mostrada en la pregunta que elevó al Gobierno de España en el Senado por la situación de un enfermo marroquí que se encuentra ingresado en el Hospital Universitario de Ceuta y que permanece en estado vegetativo desde hace 5 años, después de que este trabajador transfronterizo resultara atropellado en la ciudad. Se deducía de la pregunta y de la defensa de su compañera que ha realizado este martes el portavoz de VOX en la Asamblea, Carlos Verdejo, que la situación de ingresado en el HUCE le parecía mal, dado que, según el argumentario de la senadora, su madre se negó a ser desalojada del Hospital.

El asunto ha tensado los ánimos en el debate, el último de este Pleno escoba que de nuevo se deja asuntos sin tratar. De un lado han mostrado, con mayor o menor exaltación en los discursos pero igual contundencia, su repugnancia por la pregunta de la senadora los portavoces de PSOE, MDyC y el propio proponente de Caballas; de otro, el portavoz de VOX, que ha defendido una enmienda a la propuesta que en realidad era una nueva propuesta para reprobar a Ali. En medio, el Partido Popular que sobre la cuestión todo lo que ha dicho es: “Nuestro grupo no va a entrar en reprobaciones de personas que desarrollan sus tareas y funciones en otras administraciones, a pesar de que consideramos que es un asunto muy desagradable. Nuestro voto será la abstención”.

Y es esa abstención la que ha permitido que la reprobación salga adelante en realidad, al sumar los votos de PSOE, MDyC y Caballas que han superado holgadamente a los 4 votos en contra de los diputados de VOX. Aunque haya ganado la votación la abstención.

Mohamed Ali: "La senadora por Ceuta no puede usar el nombre de los ceutíes para mostrar una crueldad infinita. Eso es crueldad infinita en el nombre del pueblo de Ceuta. Viene la madre octogenaria a cuidarlo y nos vamos al Senado a decirle al Gobierno de España que están amotinados y que los eche a la calle. Llega un momento que ni VOX, ni leches, ni estabilidad, ni paciencia, ni nada. ¡Ya está bien!”

Con todo, quizás lo más preocupante para VOX no sea la reprobación de su senadora, con ninguna consecuencia pragmática salvo que el partido aplique a rajatabla la “honorabilidad” política que ha defendido su portavoz Verdejo para referirse a la propia senadora y entienda que no es muy honesto seguir desempeñando la representación de Ceuta en el Senado con la reprobación de la Asamblea que ostenta la soberanía popular del pueblo de Ceuta y optaran por hacerla dimitir. Cosa que parece improbable y sería en sí un hito tan histórico como insólito. Quizás lo más preocupante es que el debate ha dejado ver por primera vez el cansancio también del Partido Popular sobre las formas de hacer política de VOX y cierta soltura a la hora de tratar a la formación de Redondo y Verdejo y sus posiciones extremas por parte del resto de grupos. Tanto que hasta la portavoz del MDyC, Fátima Hamed, ha amagado, cita incluida, con hacer un Aitor Esteban (PNV), y pasar olímpicamente del “berrinche” (es palabra de Vivas) de Verdejo.

Pero vayamos por partes, la propuesta que ha defendido Ali y que ha salido adelante es la misma que intentó frenar el propio VOX llevándola al juzgado por entender que era “calumniosa e injuriosa” logrando por enésima vez las calabazas judiciales a sus posiciones que ampararon la misma en aras a la libertad de expresión. La aprobación supone reprobar a la senadora Merelo por su desempeño en el Senado.

Manuel Hernández: “¿Dónde está la humanidad del Grupo Político VOX?¿Dónde está el sentimiento, la emoción, la solidaridad con los propios enfermos terminales? No sé a qué juegan en política. Son argumentos totalmente fuera de lugar. Una persona en estado vegetativo y se juega con eso en la Cámara Alta"

Una reprobación que aborda un asunto concreto, la pregunta que planteó al Gobierno de la nación sobre la situación de un enfermo marroquí hospitalizado en Ceuta. Ali ha arrancado su defensa aclarando que “me da igual que me voten en contra. Cuando en las instituciones del Estado se habla en nombre del pueblo de Ceuta hay que esperar que aquellos que lo hagan dejen en buen lugar al pueblo de Ceuta”. Y en opinión de Caballas, MDyC y PSOE no parece que Melero lo haya hecho.

“La senadora por Ceuta ha ido al Senado a plantear, nada más y nada menos, que es que en la habitación del hospital de Ceuta, dando el número de habitación, la senadora ha planteado que un paciente en estado vegetativo, con una madre octogenaria que lo cuida están amotinados y resistiéndose a ser desalojados. Y ahora aquí ¿nosotros miramos para otro lado? ¿Qué se planteaba? ¿Coger a un tío en estado vegetal y ponerlo en la calle sabiendo que la frontera está cerrada?¿Tenemos que callarnos ante eso? La senadora por Ceuta no puede usar el nombre de los ceutíes para mostrar una crueldad infinita. Eso es crueldad infinita en el nombre del pueblo de Ceuta. Viene la madre octogenaria a cuidarlo y nos vamos al Senado a decirle al Gobierno de España que están amotinados y que los eche a la calle. Llega un momento que ni VOX, ni leches, ni estabilidad, ni paciencia, ni nada. ¡Ya está bien!”, ha defendido Ali.

Hamed: “atropellado en Ceuta y al que se dejó tirado en la calle, viniendo de una explotación laboral. ¿Y nosotros en el primer mundo qué hacemos?¿Dejarle tirado? No es que falte ya la humanidad de una sanitaria (Merelo es enfermera de profesión) es que no son valores y principios de buenos cristianos”,

Hernández

Su posición la han respaldado el PSOE y el MDyC, cada uno a su modo. El portavoz socialista, Manuel Hernández, silabeando de manera marcada el “es-ta-do  ve-ge-ta-ti-vo”, para subrayar la crueldad del interés de VOX en el enfermo. “¿Dónde está la humanidad del Grupo Político VOX?¿Dónde está el sentimiento, la emoción, la solidaridad con los propios enfermos terminales? No sé a qué juegan en política. Son argumentos totalmente fuera de lugar. Una persona en estado vegetativo y se juega con eso en la Cámara Alta. Su solidaridad y humanidad brillan por su ausencia”, ha manifestado Hernández. Lo ha hecho puntualizando antes que la reprobación (a la que ve todo el sentido) como la pregunta de la propia Melero en el Senado no forman parte de los asuntos que la ciudadanía espera que le resuelvan sus políticos.

Hamed

Hamed no ha dudado en calificar la actitud mostrada por VOX como propia del nazismo, al tiempo que ha añadido detalles sobre la situación del enfermo que añadían aún más humanidad a su desgracia y por ende mayor crueldad a la intención de VOX de forzar su alta con la pregunta en el Senado. Según ha relatado Hamed, que se ha mostrado convencida de que si los miembros de VOX visitaran al paciente y su madre cambiarían de opinión, se trata de un varón “atropellado en Ceuta y al que se dejó tirado en la calle, viniendo de una explotación laboral. ¿Y nosotros en el primer mundo qué hacemos?¿Dejarle tirado? No es que falte ya la humanidad de una sanitaria (Merelo es enfermera de profesión) es que no son valores y principios de buenos cristianos”, ha cerrado Hamed.

Verdejo: “Nuestra sensibilidad está con los españoles, la suya propiciando subvenciones como la de Enfermos sin Fronteras quizá esté con los extranjeros. La nuestra está con las familias españolas que ven como se colapsa la sanidad, como se despilfarra dinero en atender inmigrantes, como en Canarias"

“Parece que en Ceuta no teníamos ningún otro problema más que pretender que le den el alta a este paciente. No quiero imaginar lo que pensará el resto del Senado (…) Exigir el alta sin plantear ni siquiera solución alguna, ese planteamiento sólo se da en el nazismo. Mire a ver, a ustedes que les gusta tanto la historia, quienes defienden que a cualquiera que no piense como yo, fuera, y fuera significa fuera”, ha sostenido Hamed.

Verdejo

Por si quedaban dudas de que la intención de Merelo era sacar al enfermo en estado vegetativo del hospital de Ceuta por ser marroquí, lo ha aclarado el propio portavoz de VOX, Carlos Verdejo al defender a su compañera: “Nuestra sensibilidad está con los españoles, la suya, propiciando subvenciones como la de Enfermos sin Fronteras, quizá esté con los extranjeros. La nuestra está con las familias españolas que ven como se colapsa la sanidad, como se despilfarra dinero en atender inmigrantes, como en Canarias (…) Nuestra sensibilidad está con que todos los recursos que ofrece la administración se haga en beneficio de los españoles”. Ha dicho Verdejo.

Vivas: Más bien esto parece el berrinche que uno tiene (VOX) porque resulta que (Caballas) se están metiendo como uno; entonces, yo (VOX) aprovecho y me meto con el otro (Caballas). Yo no tengo capacidad para interpretar esto. Hemos sido muy permisivos con la calificación de la enmienda con la idea de que esto se resuelva votando. Yo no le veo ninguna relación. Cuanto antes se acabe este asunto mejor para todos”.

Para el de VOX la moción sólo pretendía manchar “la imagen de la senadora. Estamos convencidos que es la mejor senadora que ha tenido Ceuta. De nuestra senadora estamos más que orgullosos y convencidos de que no hay una persona mejor para representarnos en el Senado”, ha dicho Verdejo. Su convencimiento es hoy por hoy minoritario, tanto que el de la mayoría del Pleno de Ceuta es que merece ser reprobada.

"Berrinche"

Antes de que se pudiera debatir la reprobación de Melero que propuso Caballas, ha habido uno de esos espectáculos parlamentarios nada edificantes que han logrado incluso tensar los ánimos de Vivas.

VOX presentó una enmienda a la propuesta de Caballas y por tanto le correspondía tiempo para defenderla. La enmienda no era tal, era en realidad una propuesta nueva, dado que no matizaba una sola letra de la propuesta de Caballas, lo que proponía era reprobar a Mohamed Ali por mantener su escaño a pesar de la imputación por el Caso Emvicesa.

Ahí, Verdejo ha apelado a la “ejemplaridad y honorabilidad” de los representantes públicos que ha reconocido en Merelo, pero ha echado en falta en Ali. No merece la pena abundar. Casi ningún portavoz ha perdido el tiempo en el asunto, tanto sólo Ali, reiterando la misma respuesta que ya ha dado otras veces a VOX: “Cuando quieran, un pleno monográfico extraordinario sobre el caso Emvicesa y así explico qué es de lo que se me acusa”, convencido como está de su inocencia y la reiteración de que ni él ni ningún otro imputado dentro de la Comisión Local de la Vivienda está señalado por la Fiscalía por coger dinero o aceptar dádivas.

Pero como sea, la portavoz de MDyC ha presentado sus credenciales para el puesto que aparentemente quedará vacante de la Vicepresidencia Primera, hoy en manos de VOX, apretando a Vivas por el torticero uso que se había dado al reglamento al permitir una enmienda que no era tal. “Si se abre la veda yo voy a presentar enmiendas para hablar del tiempo”, ha llegado a afirmar.

Vivas ha dado la cara. Ha reconocido su laxitud, pero para intentar zanjar el asunto de forma rápida y terminar el Pleno a tiempo ha adelantado: “El Grupo Popular va a votar en contra porque no es una enmienda”. La filigrana verbal es algo así como la parte contratante de la primera parte… y Groucho Marx arrancando papeles a un contrato. El presidente de la Asamblea no cree que sea una enmienda, pero permite que se presente como una enmienda y se debata como una enmienda, que es justo lo que le reprochaba Hamed, que no había entendido la apuesta de Vivas por el pragmatismo; algo así como: déjense de historias reglamentarias, voten que no, rapidito y pasemos a la propuesta sin darle más bombo a VOX del que merece. Puede parecer una interpretación arriesgada del periodista, pero aquí están las palabras:

“Esto va en la responsabilidad de cada uno. No puede esperarse que el reglamento y quien lo tiene que interpretar dé para cualquier ocurrencia. Más bien esto parece el berrinche que uno tiene (VOX) porque resulta que (Caballas) se están metiendo con uno; entonces, yo (VOX) aprovecho y me meto con el otro (Caballas). Yo no tengo capacidad para interpretar esto. Hemos sido muy permisivos con la calificación de la enmienda con la idea de que esto se resuelva votando. Pues quizá sí, tiene razón, abro la veda. Pero nos metemos en una carga subjetiva enorme. Yo no le veo ninguna relación. Cuanto antes se acabe este asunto mejor para todos. Ahora si queremos seguir jugando a esto, pues muy bien, seguimos jugando”.

Vivas ha llegado a usar la expresión “baño de pragmatismo”. Y en esas estaba, tratando de convencer a Hamed para que votara y a otra cosa cuando ésta le ha advertido que ni tan siquiera habían recibido el texto de la enmienda de VOX. Ahí ya había un defecto formal, que Vivas (quién sabe si con la intención de hacer valer su apuesta por el pragmatismo por la vía de la psicología inversa) ha aprovechado para amagar con dejar la enmienda sobre la mesa abriendo la puerta a que VOX (que ya la había defendido) la defendiera otro día. Ante esa idea todos han reaccionado votando rapidito el asunto como él pretendía y tumbando la enmienda sin apenas debate.

No sin que antes haya incluso amonestado a Verdejo: “No sé a qué viene la sonrisa, señor Verdejo ¿Está usted disfrutando con esto?”, le ha espetado Vivas al portavoz de VOX, que ha calificado el error de la Mesa de “ridículo”, desatando la  ira de la Vicepresidenta Segunda Cristina Pérez.

El Pleno de Ceuta reprueba la “crueldad infinita” de la senadora Merelo sobre un enfermo vegetativo marroquí