DICTAMEN JURÍDICO

El Pleno y los portavoces decidirán sobre la presencia de los no adscritos en varios órganos colegiados

El Pleno y los portavoces decidirán sobre la presencia de los no adscritos en varios órganos colegiados
vazquez rodriguez vox
Vázquez y Rodríguez, en una imagen de archivo.

Los diputados no adscritos, José María Rodríguez y Mari Carmen Vázquez, que a finales de enero abandonaron Vox, seguirán pudiendo acudir al Pleno, a las Comisiones Informativas y a las Juntas Rectoras del sector público periférico, pero su presencia en la Junta de Portavoces, aunque sea como invitados o los Consejos de Administración de empresas municipales quedará en manos de la Corporación y los Grupos Políticos.

La Mesa de la Asamblea les ha comunicado los acuerdos que ha adoptado en relación con sus reivindicaciones a la luz de un informe evacuado por la Secretaría General que concluye que “no se han vulnerado derechos fundamentales” porque ambos han participado en las sesiones celebradas por el Pleno y en las de dos Juntas Generales de sociedades municipales, “así como en las Comisiones Informativas”, y “han tenido acceso a la información y documentación necesaria para poder emitir su voto”.

Así seguirán haciéndolo. Sobre si pueden participar "invitados" en las reuniones de las Juntas de Portavoces, si formarán parte en los Consejos de Administración de empresas públicas, si tienen derecho a acceder a algún Consejo Escolar o a si pueden justificar su voto en cualquier propuesta deberán adoptarse “con carácter urgente dado que el plazo ha sido rebasado” los acuerdos que procedan para interpretar el Reglamento de acuerdo con "la doctrina del Tribunal Constitucional".

Rodríguez y Vázquez denunciaron la semana pasada a la Mesa de la Asamblea por presunta prevaricación por vulnerar su derecho a la participación política. Ese procedimiento, tal y como ha advertido el primero, seguirá abierto porque aprecian “mala fe” en la actuación institucional, que ha excedido los plazos establecidos para dar encaje definitivo a su nueva situación tras dejar el Grupo Parlamentario de Vox.

Ahora la Mesa ha concluido que de su media docena reivindicaciones hay algunas inapelables: tienen derecho a formar parte de las Comisiones Informativas que convoquen las Consejerías, a asistir a las Juntas Generales de las sociedades municipales y a participar de las de las Juntas Rectoras de los organismos autónomos y la UNED.

Para acudir a las Juntas de Portavoces, algún partido deberá plantearlo, en su caso, para que se vote. Será necesaria “mayoría simple” para que su reivindicación prospere. Su deseo de “justificar el voto en todos los tipos de Pleno” quedará “a lo que disponga, en cada caso, el Reglamento de la Asamblea”. Con respecto a las empresas públicas, los diputados tendrán acceso a todos los acuerdos adoptados (ya han empezado a remitirles los de las reuniones celebradas los últimos cinco meses), pero su participación en esos órganos gestores queda condicionada a un nuevo acuerdo político sobre “el número de miembros total y a designar cada Grupo Político”.

El Pleno será competente también para resolver su petición de “regular el Grupo Mixto” en la Cámara regional si así se solicita “mediante la presentación de la correspondiente propuesta” y también para decidir si pueden acceder al Consejo Escolar de algún centro público como la Escuela de Artes, ya que la Mesa estima que “no existe un derecho individual” de cada diputado para ello.

El Pleno y los portavoces decidirán sobre la presencia de los no adscritos en varios órganos colegiados