El PP arranca la campaña con duros ataques al PSOE al que identifica con el paro y la crisis

El PP arranca la campaña con duros ataques al PSOE al que identifica con el paro y la crisis
Vivas habla y en segundo plano Salcedo escucha

- El presidente, el delegado del Gobierno, Emilio Carreira, Yolanda Bel, el diputado y los senadores arroparon a Salcedo en un acto de partido sin turno para preguntas de la prensa

-Salcedo atribuye a Rajoy la bajada experimentada por el desempleo en el mes de abril y asegura que el PSOE es sinónimo de retroceso y que el único partido con futuro es el PP

- Lea el manifiesto del PP con los compromisos para Ceuta de cara a las Elecciones Europeas 


El Partido Popular ha arrancado la campaña en la medianoche del jueves al viernes con un acto público en la plaza de la Constitución, con megafonía y con Vivas haciendo un discurso de más de 15 minutos para tratar de acercar todo lo posible a su candidata a la hora en la que podía pedir el voto, máxima preocupación, tras la denuncia del PSOE. Y lo ha hecho con duros ataques al PSOE de la propia Rocío Salcedo, número 29 de la lista del PP al Parlamento Europeo (los sondeos auguran algún diputado más de los 20).

“Necesitamos todos los apoyos en estas elecciones. Necesitamos ganar las elecciones. Necesitamos que los socialistas no nos vuelvan a gobernar por el daño que han hecho a nuestro país”, arrancó el ataque Salcedo.

“Quiero pedir hoy como ceutí, como joven ceutí, a los ceutíes, a los vecinos y a los ciudadanos de Ceuta que nos den la oportunidad a mí y al PP de continuar con la senda del cambio y no volver a las malas gestiones, al retroceso del PSOE. Un partido que representa el pasado, que es sinónimo de pobreza, de crisis y de paro”, prosiguió Salcedo con su discurso.

Sus críticas y reproches al PSOE estuvieron incluso cuando el tocó pedir el voto: “Pido el voto para mi partido, para el Partido Popular. Pido que las urnas se llenen de votos de futuro de todos los jóvenes, de todos los ciudadanos ceutíes, que apostemos

por un partido que nos está sacando de la crisis económica en la que nos metieron los socialistas, pido el esfuerzo de todos, vuestra participación en las urnas y que en las elecciones la mayoría sea para el Partido Popular, mi partido”, solicitó Salcedo cuando apenas pasaba unos minutos de la medianoche.

Antes, Emilio Carreira, encantado en el papel de conductor del show de arranque de campaña, como coordinador electoral, había abierto esa puerta. Recordó que hacía justo diez años, en 2004, el PP arrancó también su campaña para las Elecciones Europeas en la misma plaza, la de la Constitución, que esta noche. “Entonces estamos un poco tristes porque había ganado las elecciones generales el PSOE y yo dije: ‘¡La que nos espera!’. Y tenía razón, vaya que si la tenía”, rememoró Carreira.

Salcedo no ha concedido preguntas a la prensa a diferencia de otros candidatos que si atendierona los medios. El del PP fue un acto para la militancia y los vecinos de la plaza de la Constitución. Y allí juntaron a un centenar de simpatizantes que escucharon el largo, larguísimo discurso de Vivas, que cuando parecía que había terminado e iba a pedir el voto, al indicarle que aún no podía volvió a arrancar para loar la candidatura del PP, en este caso la figura de su número uno Arias Cañete. Antes ya lo había hecho de Salcedo. “Estamos encantados y orgullosos de que sea nuestra cara en esta candidatura”, dijo Vivas excelso en el elogio de los suyos como suele ser habitual.

A Vivas le salió la deformación profesional de economista y el suyo fue un discurso más templado y menos político de lo que suelen marcar estos actos, fue un discurso para repasar los logros del Gobierno de Rajoy, y la importancia de las decisiones que manan de Europa, con especial detalle a cómo repercuten también en Ceuta. Pero sobretodo fue un discurso largo para dejar a Salcedo a los pies de la media noche y poder pedir el voto sin miedo a que los malignos socialistas vuelvan a denunciar a ningún popular por pedir el voto cuando no toca y no cumplir con las reglas del juego.

 

Tanto Vivas, como Salcedo y Carreira vinieron a decir lo mismo, las primeras palabras de Carreira podrían haber evitado todas las demás: “Seguimos siendo los mejores”. “Con el PP, España va mucho mejor”, sintetizó en un momento también Salcedo.

Pero como eso dicho así parece demasiado simple para todas unas elecciones antes hubo un repaso a las “reformas impopulares y duras” puestas en práctica para recuperar el país del fango en el que lo metieron los socialistas, siempre en el papel de malos. Reformas duras, pero que han servido para que “con el sacrificio y el esfuerzo de todos los españoles vayamos en la buena dirección”, según Salcedo.

Gracias a la labor de Mariano Rajoy, “nuestro presidente. Un presidente comprometido, que ha hecho una gestión que está dando resultados. Ha caído el paro, lo hemos podido comprobar en estos días. Son datos y hechos que ha hecho nuestro presidente con unas políticas gestionadas a favor de todos los ciudadanos, con políticas claras a favor de toda España. El PP ha devuelto la credidibilidad a España y vamos a levantar este país. El PSOE pertenece al pasado y no lo vamos a echar de menos”, hiló Salcedo.

El PP arranca la campaña con duros ataques al PSOE al que identifica con el paro y la crisis