EL PSOE DA LA ESPALDA A VOX

El PP defiende el discurso de Vox contra la ideología de género “partidista y sentimentaloide”

El PP defiende el discurso de Vox contra la ideología de género “partidista y sentimentaloide”
Diputados socialistas de espaldas a Vox
Diputados socialistas de espaldas a Vox  

El PP defiende el discurso de Vox denunciando la “ideología de género” y se suma a su petición de concentraciones de protesta en memoria de los hombres víctima de la violencia “intrafamiliar”. El portavoz popular asume que es un problema complejo y una cuestión no excluye la otra. Los portavoces socialistas dieron la espalda al portavoz de Vox durante toda su intervención.


Vox, como ha venido haciendo allí donde tiene representación parlamentaria, ha planteado al Pleno de la Asamblea de Ceuta una propuesta para, a imagen y semejanza de las concentraciones frente al Palacio Autonómico en memoria de las mujeres víctimas de la violencia de género, se promueva también la convocatoria de actos cuando la víctima de la violencia sea un hombre asesinado por su pareja o ex pareja, niño o persona mayor perteneciente al mismo circuito doméstico que su asesino, lo que la formación ultraconservadora denomina “violencia intrafamiliar”. Y como ha sucedido allá donde se ha debatido, la propuesta se ha encontrado con el rechazo frontal de las formaciones progresistas y el apoyo comprensivo del PP, que se desmarca de la ideología de género y su uso ““partidista y sentimentaloide”.

Vox pedía un gesto institucional contra todo acto de violencia intrafamiliar. “Este Pleno decidió en legislaturas anteriores hacer un minuto de silencio de las víctimas de las llamadas víctimas de la violencia de género, denominada así por la “dictadura progre”, nos parece bien, estamos en contra de cualquier violencia, nos parece mal cuando se intenta utilizar de forma ideológica”. “No obstante”, añadió el portavoz Carlos Verdejo, proponiendo que también se incluya a las víctimas cuando sean hombres, niños, adultos, gays o lesbianas asesinatos por sus parejas, erigiéndose como baluarte contra todo tipo de violencia, siempre con el empeño de que no se criminalicé a los hombres hablando de violencia machista.

“Se tergiversa el lenguaje para identificar a toda una nación como machista”, se indignaba Verdejo, que subrayó una y otra vez que Vox está en contra de la violencia “repugnante” combar a las mujeres, que no niegan, “no obstante”, coletilla que el portavoz de ultraderecha utilizó eje no pocas ocasiones para matizar sus planteamientos contra la violencia de género, término que supone una imposición de la “ideología de género”, empecinada en “hacer ver que los hombres son potencialmente violadores y que la violencia está en la frenética masculina y no lo vamos a permitir”. 

Para Vox, las víctimas a proteger no son solo las mujeres, también los hombres, indefensos ante las acusaciones falsas , las nuevas víctimas ante la dictadura progresista y la criminalización del machismo, víctimas de denuncias falsas que no se investigan “por orden política”. Verdejo, que se declaró partidario del “feminismo original” y lamentó que “la justicia está politizada y el lenguaje jurídico está manipulado”. Verdejo insistió en que les repugna la violencia contra ala mujer, “no obstante” también se defiende a la mujer luchando contra la inmigración ilegal, asegurando que las “manadas” de violadores están mayoritariamente formadas por extranjeros inmigrantes ilegales.

Un discurso que encendió a la oposición -el PSOE incluso llegó a dar la espalda al portavoz de Vox- pero que encajó comprensivo el PP. “No hay que simplificar el debate las sociedades son complejas y existe tanto la violencia intrafamiliar y la violencia de género, “, medió el portavoz popular, Carlos Rontomé, que insistió en que la lucha contra la desigualdad y contra la violencia de género “no es patrimonio de la izquierda”, a la que acusó de apropiarse este discurso. “Eso se llama apropiación cultural”, acusó Rontomé.

El PP, al contrario que Vox, matizó Carlos Rontomé, sí cree que existe la violencia de género, pero eso no impide que, al igual que Vox, denuncien la “ideología de género”, que busca el enfrentamiento entre sexos, “algo que proviene del marxismo, cuando uno conflicto se aminora se busca otro de forma artificial”. “También creemos que existe esa violencia intrafamiliar, como creemos que debemos alejarnos del uso partidista y sentimentaloide, como si a los demás no les afectara la muerte de una mujer”.

Una postura “rancia y grotesca”, a juicio del PSOE, que optó por dar la espalda en sus escaños a la intervención de Carlos Verdejo cuya formación, señalan, “trata de invisibilizar esta lacra de la violencia de género” con un “discurso está lleno de frivolidad y falta de empatía que incluso roza lo patológico”.

La portavoz de MDyC, Fatima Hamed, optó por subir al estrado para defender su postura: “Ya me parecía una aberración la redacción de la propuesta pero me he ido enervándole escuchándole”, admitió, empezando por una corrección gramatical de un error que dice muchos , a su juicio, de la manera de ver el problema de Vox: “No son muertes, son asesinatos, son manos manchadas de sangre de mujeres de este país, un error semántico que le traiciona”.

Para Mohamed Alí lo sorprendente es que alguien se sorprenda aún ante el discurso machista de Vox. “No me sorprende nada de lo que dicen, lo q    une me sorprende es que aquí se rasguen las vestiduras quienes pactan con ellos o quienes se ponen en un minuto de silencio con ellos. No sé qué hacen con los de Vox ene un minuto de silencio por la violencia de género y no sé que hace Vox eneros minutos de silencio”. Ali acusó a los de Juan Sergio Redondo de usar la mentira y la manipulación de datos para ocultar lo evidente, el terrorismo machista. “ETA en 50 años de actividad criminal y asesina mató a 829 personas, desde el año 2.0000 las víctimas de la violencia machista son ya más de mil, sin contar a las miles de mujeres invisibles que murieron antes. Eso es terrorismo machista”.

El PP defiende el discurso de Vox contra la ideología de género “partidista y sentimentaloide”