SIETE MIEMBROS

El PP propone un modelo de Consejos de Administración que le dará mayoría con cualquier otro partido

El PP propone un modelo de Consejos de Administración que le dará mayoría con cualquier otro partido
Cargos del PP y Vox, durante un minuto de silencio ante la Asamblea.
Cargos del PP y Vox, durante un minuto de silencio ante la Asamblea.
El Gobierno propone acabar con el voto ponderado y que los órganos gestores de las sociedades municipales tengan siete integrantes: dos representantes suyos y uno de cada Grupo de la Asamblea (PP, PSOE, Vox, MDyC y Caballas). Los diputados no adscritos dicen estar dispuestos a llegar "hasta el Constitucional" para tener presencia en ellos.

La Secretaría General de la Asamblea ha concluido que la determinación de la composición de los Consejos de Administración de las sociedades mercantiles de la Ciudad es una facultad que corresponde al Pleno, que “puede libremente decidir cómo se integra" siempre que tengan "no menos de tres y no más de doce miembros” y que “no existe una norma con rango legal que obligue a aplicar un criterio proporcional que traslade la representación de la Asamblea” a esos órganos.

Así las cosas, el Ejecutivo local le va a dar la vuelta como un calcetín al modelo de voto ponderado que implantó en julio del año pasado con tres principios: Los Estatutos de todas las sociedades mercantiles de capital perteneciente a la Ciudad fueron objeto de modificación el pasado 12 de julio por acuerdo de sus Juntas Generales para cumplir un triple objetivo: 1) que los cinco Grupos Políticos de la Asamblea estuviesen representados; 2) que el Consejo de Administración funcionase con el sistema de voto ponderado según el número de miembros de cada formación en el Pleno; y 3) que el presidente fuese elegido en la sesión constitutiva de acuerdo con el procedimiento que se sigue para la elección del de la Ciudad”.

La aparición de dos diputados no adscritos, José María Rodríguez y María del Carmen Vázquez, ha revuelto el escenario y, aunque no se altera la mayoría actual que habitualmente forman el PP y Vox, no se les va a dar entrada en ellos. No, al menos, si la Justicia no ordena lo contrario, pues ambos electos han asegurado estar dispuestos a llegar hasta el final, "hasta el Constitucional", reclamando sus "derechos como concejales".

El Gobierno de Vivas ya ha concretado su propuesta para rehacer la composición y el sistema de votación en los Consejos de las sociedades municipales: que cada órgano gestor cuente con siete miembros, dos en representación del propio Ejecutivo y uno de cada uno de los partidos que se reparten los 25 escaños de la Cámara autonómica (PP, PSOE, Vox, MDyC y Caballas).

De esta forma, el PP solo precisará en cada votación del respaldo de uno de los otros partidos para obtener la mayoría y sacar adelante sus iniciativas, algo que hasta Navidad hizo asiduamente con el PSOE y a partir de entonces con Vox. A los socialistas no les parece razonable contar la misma representación con siete diputados que Caballas con uno o el MDyC con dos, pero los informes jurídicos apuntan que no importa.

Para los no adscritos habrá información (los presidentes de Consejos y los gerentes de Acemsa, Amgevicesa, Emvicesa, Obimace, Obimasa, el Parque Marítimo, Procesa, Puerta de África, RTVCE y Servicios Turísticos han quedado obligados a darles las actas de todas las sesiones) y "voz y voto", como electos que son, en cada Junta General.

El PP propone un modelo de Consejos de Administración que le dará mayoría con cualquier otro partido