PLENO

El PP y Vox se oponen a iniciar el expediente de municipalización del servicio de autobuses urbanos

El PP y Vox se oponen a iniciar el expediente de municipalización del servicio de autobuses urbanos
autobus
Imagen de recurso.

El PP y Vox han tumbado con sus votos este jueves en el Pleno una propuesta de Caballas para "iniciar el expediente" de municipalización del servicio de transporte público urbano de viajeros en autobuses con la creación de una Comisión de Estudio que se encargue de su redacción. El consejero Javier Guerrero ha alegado que los nuevos pliegos para mantener la prestación indirecta incluirá "muchas mejoras" con respecto al que se presta actualmente como el establecimiento de una ruta hasta la nueva prisión.

No obstante, el Gobierno ha defendido que los vehículos cumplen las condiciones y no están "desvencijados"; ha asegurado que las rutas y los horarios se han modificado cada vez que la ciudadanía lo ha reclamado; y ha defendido que los precios existentes están entre los más bajos de España.

"La última subida ha repercutido sobre las condiciones salariales de los trabajadores, no en la empresa", ha advertido Guerrero, que incluso ha puesto de relieve que "hay líneas como la de Benzú o el Hospital que ni siquiera cubren gastos".

Mohamed Ali ha defendido su iniciativa desde la convicción de que, medio siglo después de la adjudicación del servicio a 'Hadu-Almadraba', "es el momento de que el Pleno haga una reflexión política serena y rigurosa sobre cuál es la mejor forma de gestionar este servicio atendiendo a los intereses generales". Las ventajas del cambio de modelo serían, ha desgranado, básicamente cuatro ligadas a la calidad del serviciio, un ahorro presupuestario, mayor participación en la gestión y mejores condiciones laborales para los trabajadores:

  • Calidad del servicio: Según Caballas, "las empresas contratistas están para ganar el máximo dinero posible; si bajan los costes (reduciendo medios en cantidad o calidad) consiguen aumentar los beneficios que van a los bolsillos de los accionistas". Con la gestión directa "desaparece esta tensión, los posibles beneficios se reinvierten en mejorar el servicio o abaratar el precio, y además la institución dispone de los resortes para controlar que el servicio funcione bien, sin tener que andar detrás de la empresa contratista que luego hace caso o no".
  • Ahorro presupuestario: La eliminación de los contratos supondría "la desaparición de partidas como el beneficio empresarial engordan innecesariamente la factura del servicio pagado por el Municipio". El Tribunal de Cuentas y otros organismos han realizado informes que avalan estos ahorros de la gestión directa, que en algunos casos ha llegado hasta un 50%. En nuestro caso, debemos añadir que la Ciudad ya paga más de 300.000 euros anuales a la actual concesionaria.
  • Participación en la gestión: Mientras la gestión privada "niega por principio la participación", la directa sí posibilitaría "que trabajadores y usuarios participen, en los términos que se considere, en la gestión del servicio; y en la medida que esto ocurra, la implicación será mayor, repercutiendo en una mayor eficacia de los recursos e incluso un ahorro de costes".
  • Condiciones laborales de los trabajadores. Otra manera de aumentar los beneficios empresariales es "el abaratar costes laborales, ocasionando un deterioro generalizado de las condiciones laborales de los trabajadores, afectados por despidos, bajada de sueldos, subcontrataciones, pérdida de derechos, etcétera, lo que sin duda repercute negativamente en las condiciones del servicio que se presta", advierte la coalición.

Guerrero lo ha negado todo: los trabajadores "no están en precario", el servicio no da grandes beneficios empresariales y la Ciudad participa en la gestión. Además, Vivas ha asegurado que en caso de municipalización "los trabajadores no seguirían directamente, sino que habría que convocar las plazas en base a criterios de publicidad, mérito y capacidad". "No serían funcionarios directamente sin concurso público", avisó. Ali ha acusado al presidente de "inventarse" ese argumento. "Diga que es usted quien no quiere", ha reprochado.

Caballas ha criticado que el modelo de concesión ha mostrado debilidades como la ausencia de "un título que regule las condiciones que la empresa concesionaria debería cumplir". "Este periodo de opacidad administrativa e impunidad empresarial ha servido para poner de manifiesto las nefastas consecuencias que para el interés general acarrea este modo de gestión en servicios públicos de esta naturaleza", ha lamentado Ali, que opina que hasta ahora "la organización del servicio ha pivotado sobre el beneficio empresarial y no sobre el objetivo prioritario de disponer de un servicio de calidad, moderno y capaz de conectar de manera adecuada todo el territorio a precios asequibles".

Vox se ha desmarcado del tinte "ideológico" que ha apreciado en la propuesta de Caballas, cuyo líder, Mohamed Ali, ha incidido precisamente en que ciudades gobernadas por el PP como Madrid o Málaga tienen la prestación directa de un servicio que "la ley considera básico y fundamental para la ciudadanía". "No sé si quieren montar un chiringuito como las Brigadas Verdes, pero nosotros no les vamos a apoyar", ha señalado Verdejo.

El MDyC ha apoyado a Caballas y solamente ha pedido incluir en la parte dispositiva de su propuesta una referencia expresa a que la municipalización tendría que respetar los derechos de la plantilla actual y el socialista Manuel Hernández ha hecho lo propio tras recordar que era un compromiso incluido también el programa electoral del PSOE.

Ali ha terminado denunciando lo que ha interpretado como el empecinamiento de la derecha en "mantener determinados privilegios empresariales" y se ha preguntado, al hilo de la línea del Serrallo, que según Guerrero no era sostenible, "por qué pesa más la rentabilidad social de los cinco niños que tienen que bajar andando por la carretera al colegio que la rentabilidad económica de una empresa privada a la que le da beneficio transportarlos". "Estaremos atentos a que los nuevos pliegos no sean un traje a medida para nadie", ha avisado.

El PP y Vox se oponen a iniciar el expediente de municipalización del servicio de autobuses urbanos