El presidente aprovecha la oportunidad de TVE para reclamar más aporte de la UE para la inmigración

El presidente aprovecha la oportunidad de TVE para reclamar más aporte de la UE para la inmigración
El presidente con María Casado
El presidente con María Casado

- El presidente defiende la imagen de una ciudad saludable, solidaria y humanitaria ante el fenómeno de la inmigración

- Zanja con contudencia cualquier comparación con Gibraltar y subraya la españolidad innegociable de Ceuta

- Reclama más apoyo a la Unión Europea y vende los atractivos turísticos de Ceuta


Amaneció el miércoles en Madrid como estaba previsto, con el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta en el plató de Los Desayunos de Televisión Española que se emiten de forma simultánea en Radio Nacional. Allí Vivas asumió que su presencia ante los focos estaba motiva por la entrada por el Tarajal hace 9 días de 91 inmigrantes, de 30 hace diez, y de las avalanchas contenidas y sin contener vividas en Melilla, también en las últimas semanas.

Vivas no desaprovechó la oportunidad. Atendió con profesionalidad los requerimientos de los periodistas e impartió una clase magistral sobre un asunto que no es competencia de la Ciudad Autónoma. Nada nuevo para cualquier ceutí en el discurso:

Ceuta y Melilla sufren inmigración por que son frontera terrestre de Europa en África, porque el diferencia de calidad de vida entre España y Europa con los países subsaharianos sigue siendo bestial a pesar de la crisis. “Aún sin trabajo las condiciones de vida en España son mejores que en los países del África subsahariana”, repasó Vivas para apuntar una idea importante: el problema es estructural.

Y estructural es el repunte de la presión sobre las vallas en septiembre, se acaba el verano y las mafias aprietan ante el inminente mal tiempo que acabará con su negocio. Las mafias que “llevan a cabo una actividad absolutamente reprobable, se trata de traficar con el género humano y las aspiraciones de las personas por una vida mejor”, aseveró Vivas.

El presidente machacó como es habitual en él su mensaje nuclear: “Aun cuando se focalice en nuestras fronteras terrestres en África, es una cuestión que afecta al conjunto de España y de la Unión Europea y deben coordinarse las políticas para atender la problemática que del fenómeno se deriva”.

Una llamada a proteger mejor las fronteras de Ceuta y Melilla destinada a Bruselas más que a Madrid. Vivas barrió para casa. “El Gobierno de la Nación tiene un compromiso serio en el asunto. Sí echamos de menos más implicación por parte de la Unión Europea”, se arrancó Vivas.

“No es una crítica, al menos no ácida. El fenómeno y sus consecuencias negativas, no es algo exclusivo de Ceuta o Melilla, ni tan siquiera del resto de España. Su destino (el de los inmigrantes) no es Ceuta -nosotros podemos absorber esa inmigración-, ni siquiera es España. Entonces toda Europa se tiene que volcar para absorber la problemática”, explicó Vivas.

Siempre salpicando el discurso con llamadas a la calma, dejando claro que ni el CETI está saturado, ni son los peores momentos en lo que a presión migratoria se refiere. Y realzando el carácter solidario, acogedor y humanitario de Ceuta y sus habitantes. El discurso amable se volvió más áspero, directo y contundente al ser preguntado por el asunto de Gibraltar y la posibilidad de que el conflicto salte el Estrecho por una especie de osmosis.

El compromiso del Estado lo repasó Vivas con la construcción en marcha del nuevo puente del Biutz y el proyecto de ampliar la entrada a Marruecos por el Tarajal en dos carriles.

Ceuta no es Gibraltar

“Debe de quedar absolutamente claro que la situación de Ceuta y Melilla y la de Gibraltar no son situaciones equiparables, en absoluto. Ceuta forma parte del hecho hispano desde el origen del hecho hispano. Ceuta Nunca ha sido colonia. Ceuta está integrada plenamente en la estructura territorial del Estado. Las únicas leyes que se aplican son las de España. Y los ceutíes no queremos ejercer ningún derecho de autodeterminación. En Ceuta solo apreciamos y reconocemos una bandera: la de España. Dice nuestro himno, y dice bien que ‘el grito de viva Ceuta suena en el alma de los ceutíes cual el eco fuerte de una Viva España’. Esa es nuestra única bandera, nuestra única ley y nuestro único estado. No caben comparaciones”, ha sentenciado Vivas.

“Si alguien pretendiera establecer una especie de moneda de cambio se estaría cometiendo un atentado de difícil reparación a la dignidad nacional. Hay cuestiones de principios que no admiten división y en las que no se pueden establecer segmentos o sectores. Hay valores, principios y fundamentos que su esencia consiste en el respeto del mismo sin matización. Lo son la Igualdad, la Justicia, la Libertad y también la unidad y la integridad de España. Heriría de muerte el sentimiento de millones de españoles, no sólo de Ceutíes, y creo que sería irreversible, sería el camino de la descomposición de España. Lo veo imposible además de injusto”, ha zanjado Vivas.

Vivas defendió las transferencias que recibe Ceuta del Estado para paliar sus especificidades que no dudó en detallar a una audiencia no tan acostumbrada a escucharlas como los ceutíes. Y defendió la aportación al conjunto del Estado entendida como el mantenimiento de un modelo de convivencia entre diversas culturas en reducido espacio que entiende el presidente es exportable y en el freno del fenómeno migratorio.

Y como casi es marca y seña del presidente cada vez que le invitan a un plató de televisión con proyección nacional, aprovechó la despedida para vender los atractivos turísticos de Ceuta con el verso florido que acostumbra para estas lides:

“Allí nos tienen” -le dijo a la audiencia- “con el corazón y los brazos abiertos, que Ceuta demás de problemas es una ciudad atractiva. Es paisaje, luz, cielo y mar. Que el mar penetra en todos los sentidos porque Ceuta huele, sabe y suena a mar. Y que allí tienen una ciudad que es punto de fusión de oriente y occidente, de poniente y de levante, de norte y sur. En última instancia que merece la pena ser visitada para comprobar que se puede cruzar el Estrecho sin salir de España”.

Vea la entrevista íntegra

El presidente aprovecha la oportunidad de TVE para reclamar más aporte de la UE para la inmigración