El PSOE vota en contra de la refinanciación de 77 millones del crédito para pagar a los proveedores


El PSOE vota en contra de la refinanciación de 77 millones del crédito para pagar a los proveedores

- Los socialistas critican que “la Ciudad vende esta refinanciación como un ahorro de intereses, cuando en realidad le va a costar a los ceutíes más de 3,5 millones de euros"

- “Tras el desmentido del PP, ahora se ve de manifiesto que teníamos razón tanto en el importe como que el tipo de interés era abusivo”, apunta José María Mas

El PSOE de Ceuta se ha opuesto este martes en la Comisión Informativa de Hacienda, Economía y Recursos Humanos a la concertación de operaciones de crédito a largo plazo para refinanciar la deuda con el fondo para la financiación de los pagos a proveedores, por un importe de 77,07 millones de euros. Tras valorar la Comisión Técnica las distintas ofertas de entidades privadas, la Ciudad se decanta por varias operaciones que suponen unos intereses de 3,5 millones de euros, durante el periodo 2015-2022, y que supondrán un ahorro en intereses de 8,3 millones, según asegura el Gobierno.

José María Mas ha votado en contra de esta medida porque los socialistas consideran que “esta situación es consecuencia de la mala gestión del Partido Popular durante años, una gestión negada reiteradamente a través de interpelaciones efectuadas por el PSOE en los distintos Plenos, en las se demandaba a la Ciudad la información de la cuantía que se le debía a los proveedores, deuda oculta que no aparecía reflejada en los datos”.

El PSOE de Ceuta recuerda que el PP, durante meses e incluso años, negó la situación y calificaban de “alarmista” la postura socialista. No fue hasta que el Gobierno central aprobó un plan especial para pago a proveedores, ante la alarmante situación nacional, cuando la Ciudad admitió la existencia de una deuda de aproximadamente 82 millones de euros.

Ya en ese momento, el PSOE de Ceuta efectuó una critica tanto por la elevada cuantía de pago pendiente como por el propio plan, ya que “ni se debía haber llegado a esa cuantía y ni las condiciones del plan eran adecuadas, sino más bien escandalosas, con un tipo de interés alrededor del 5,6 por ciento, lo que suponía a los ciudadanos un enorme pago de gasto financiero”, recuerda Mas, a la vez que añade que, “tras el desmentido del PP, ahora se ve de manifiesto que teníamos razón tanto en el importe como que el tipo de interés era abusivo”.

Ahora, el Gobierno central admite la posibilidad de que, cumpliendo una serie de condiciones, las entidades acogidas a este plan de pago a proveedores pueden refinanciar la deuda pendiente, con lo que “se reconoce explícitamente que los intereses son altísimo”, indica el diputado socialista.

El PSOE de Ceuta no considera "lógico" que el Gobierno de la Nación haya ayudado a la banca privada y, sin embargo, a las entidades públicas como es la Ciudad Autónoma de Ceuta, la única ayuda que concede es permitirle que acuda al sector de lo privado para refinanciar en condiciones de mercado. De esta manera, Mas cree “se reconoce un primer error en el diseño del pago a proveedores, tramitado por el ICO a unos intereses elevadísimos, y la inacción del Gobierno central al no poner canales de ayuda en la financiación que mejoren los intereses financieros que tienen que pagar las entidades públicas”.

"En realidad va a costar más de 3,5 millones"

El PSOE de Ceuta denuncia que “la Ciudad vende esta refinanciación como un ahorro de intereses, cuando en realidad le va a costar a los ceutíes más de 3,5 millones de euros, pero no admite que esta situación es consecuencia de una mala gestión que ha provocado una deuda de 82 millones de euros, el acogimiento a un plan con intereses elevadísimos y una inacción de la administración central, que abandona a la ciudad dentro del mercado”.

Por otra parte, los socialistas recuerdan a los ceutíes que la actuación de este Gobierno condiciona los presupuestos de la Ciudad, por lo que “se destinará menos dinero para inversiones y empleo, desde 2015 hasta 2022”.

El PSOE de Ceuta también justifica el voto contrario en que la Ciudad ha abandonado la idea de acortar el plazo de amortización y, a pesar de que se cumple la legalidad, se ven cómodos políticamente en el plazo máximo cuando, lo que condiciona durante muchos años la gestión de los gobiernos en la Ciudad”.

Lea también:

- La Ciudad refinanciará el préstamo con el que saldó su deuda comercial para pagar menos intereses

El PSOE vota en contra de la refinanciación de 77 millones del crédito para pagar a los proveedores