Román pide tiempo para mejorar la gestión de Menores y la oposición dice que se han perdido 10 años

Román pide tiempo para mejorar la gestión de Menores y la oposición dice que se han perdido 10 años
Román ha negado todas las críticas de la oposición.

- La consejera rechaza la utilización "sindical o política" del Área, defiende la "grandísima profesionalidad" de sus trabajadores, recuerda el "gran esfuerzo" económico que le dispensa el Gobierno y asume que hay "deficiencias" que promete solucionar

- Aróstegui exige un "cambio radical" en la gestión para que se haga "con el corazón y no con la calculadora en la mano", asegura que no se cumplen las normativas, habla de centros "indignos" y anuncia que Caballas pedirá crear el Defensor del Menor

- Carracao critica la "improvisación" con la que el PP dirige el departamento y denuncia que las cantidades económicas que maneja no se corresponden con la calidad del servicio


La primera comparecencia extraordinaria y monográfica obligada por la oposición de un miembro del Gobierno ceutí ante el Pleno ha servido, este jueves a mediodía, para escuchar a la consejera competente en materia de Menores, Susana Román; a Juan Luis Aróstegui en nombre de Caballas y a José Antonio Carracao como portavoz socialista para analizar más o menos a fondo qué pasa con un área cuyo desenvolvimiento es objeto de controversia casi continua. La política ceutí ha defendido el trabajo realizado y ha pedido tiempo y apoyo para mejorar los fallos que ha detectado en el mes escaso que lleva en el Ejecutivo; la coalición ha repetido que el servicio está mucho peor de lo que reconoce el PP y ha exigido un "cambio radical" a su dirección política; el PSOE, por su parte, ha lamentado la "improvisación" con la se dirige la gestión y se toman las decisiones.

A la consejera le ha correspondido, de acuerdo con lo previsto en el Reglamento de la Asamblea, abrir la Sesión con una intervención de un cuarto de hora que ha utilizado para reprochar a localistas y socialistas el haber aprovechado un hecho "aislado y puntual" como la intoxicación alimentaria por salmonella que el pasado 1 de julio afectó a más de 100 niños de 'La Esperanza' y 'Punta Blanca' para "atacar desmesuradamente", "confundir a la ciudadanía" y poner en cuestión el trabajo de un departamento que trabaja en un lugar muy complicado, "la puerta de entrada a la ansiada Europa", y "siempre" de acuerdo con lo prescrito en la normativa nacional e internacional vigente.

Además de dar cuenta de los protocolos de actuación que se aplican, Román ha apelado a la "grandísima profesionalidad" de los trabajadores del área, que ejercen "con vocación y devoción de servicio pública" para dar un trato "humano y cariñoso" a los acogidos. "Rompo una lanza por quienes se sienten permanentemente utilizados para obtener réditos políticos, sindicales, o ambos al mismo tiempo", ha proclamado la consejera, que ha pedido tiempo para subsanar las "deficiencias" que, ha reconocido, ha encontrado en la gestión de Menores.

"No hace falta poner en la picota un área para que mejore, sino escuchar y analizar a los que saben para tomar decisiones", ha advertido a Caballas y el PSOE, a cuyos diputados ha recordado que en once años, los que lleva la Ciudad gestionando estas competencias, el personal adscrito a Menores ha pasado de 74 a 145 trabajadores.

Román también ha destacado que durante la última legislatura se han invertido 1,1 millones en la mejora de las dependencias de 'La Esperanza' y 'Punta Blanca' mientras que las aportaciones del Estado han caído de los 2,8 millones que se recibieron en 2009 a "la mitad" en 2010 y 2011. "No es cierto que no haya personal sanitario en los centros ni que centros como 'Mediterráneo' o 'Punta Blanca' sean indignos; no es verdad que el director interino de 'Punta Blanca' esté en situación ilegal por tener un contrato interino ni tampoco que se haya improvisado la solución de llevar a los internos de 'La Esperanza' al albergue de Hadu", ha continuado.

"Los datos chocan con que la plantilla de Menores sea un paradigma de precariedad o con que no este área no sea una prioridad porque no tiene rentabilidad electoral", ha replicado Román a los argumentos expuestos por la oposición en su solicitud de comparecencia antes de terminar su primer turno en el uso de la palabra dejando claro que la política que ha seguido Vivas en este ámbito ha sido "idónea" desde hace una década, "cuando con un tremendo esfuerzo se normalizó la situación y desaparecieron los 'mofetas', como se llamaba a los niños de la escollera y el pegamento".

"Si nos dan tiempo, algunas de estas situaciones y otras, que son mejorables, cambiarán", ha pedido tras comprometerse a dar "más estabilidad" a los trabajadores a través del Grupo de Trabajo propuesto por UGT "para solucionar la problemática de la movilidad en el área, donde se trabaja con una carga de responsabilidad más grande que en cualquier otra.

Aróstegui pide "más corazón y menos calculadora" para dirigir la gestión

Tantos números y tanto de dinero habló Román para abrir la Sésión que cuando Aróstegui levantó su micrófono ya tenía preparado su alegato. A modo de "acotación previa", ha dejado claro a Román, que aunque no parece de las que crean que una mentira repetida se convierta en verdad, que no es cierto que sólo el PP llevase en su último programa la necesidad de construir un nuevo centro de Menores, y ha tildado de "gratuita" su vinculación directa entre el caso de la salmonella y la sesión parlamentaria de control de este jueves.

"Menores tiene para Caballas", ha iniciado su intervención el localista, "un valor estratégico en el conjunto de la política de la institución porque ejemplifica la defensa de la dignidad, porque defender, proteger y educar a los niños es un compromiso social ineludible para el que no valen argumentos económicos". "Cuidar de ellos como de nuestros hijos, a todos, incluidos a los que puedan perjudicar la convivencia, con afecto, comprensión, respeto y garantía de sus derechos, es nuestro deber", ha advertido.

En esa línea, Aróstegui ha pedido a Román que aparte de los centros "a los profetas de la mano dura" y ha hecho votos porque no se hable de "niños ilegales" ni se juegue con doble baraja: "Estamos donde estamos y no podemos mantener la ley del embudo moral que supone estar muy contentos con las personas que pasan la frontera para limpiar nuestras casas, cuidar de nuestros mayores y comprar pero renegar de quienes nos cuestan dinero", ha subrayado. "Hay que asumirlo todo, lo bueno y lo menos bueno, y considerar un orgullo la posibilidad que tenemos de contribuir a ayudar a estos niños a labrarse un futuro", ha terminado.

Fijada esa posición ética, Aróstegui ha explicado que Caballas es crítica con cómo se lleva Menores porque "las instalaciones son indignas, impropias de esta ciudad y de este nivel de desarrollo", porque "el PP lleva diez años gobernando, inaugurando Escuelas de Negocios para sus amigotes, a los que pagamos hasta los Ipad, y relegando Menores, que no es electoralmente rentable", porque "la plantilla lleva décadas en la interinidad" y "porque ustedes pactaron con Rajoy, que ojalá no llegue a ser nunca presidente de España, una transferencia de competencias lamentable de la que proceden muchos de los problemas de hoy".

El diputado localista también ha exigido a la consejera que se asegure de que todos los mecanismos de control sobre el trato que se da a los menores sean suficientes y ha anunciado que la coalición llevará al Pleno de septiembre una propuesta para crear la figura del Defensor del Menor en la ciudad. "Los Reglamentos no se cumplen y no se atiende correctamente a los menores, que no tienen la atención educativa que debieran, que no pueden optar a un trabajo remunerado y que son víctimas de excesos en 'Punta Blanca", ha concluido, gracias a la benevolencia de Vivas, que le ha permitido hablar durante 12 minutos en lugar de los 5 que le concede el Reglamento de la Asamblea.

Carraco pone en solfa los cambios de criterio del PP y su "improvisación"

El portavoz socialista, José Antonio Carracao, ha aprovechado su tiempo para pedir explicaciones a Román sobre el posible traslado de parte de los menores atendidos por la Administración local albergue de alojamientos protegidos de Hadu y para reclamar a la consejera detalles sobre a dónde han ido a parar durante los últimos  siete años los 42 millones que supuestamente se han destinado a Menores "a razón de 120 euros por niño y día, una cantidad que no se corresponde con la calidad del servicio".

"Es una cuestión política la que nos preocupa, no los profesionales, a los que nunca hemos señalado", ha querido dejar claro Carracao, que también ha preguntado por la solución que se dará al servicio de limpieza en 'La Esperanza', que sigue en manos de 'Luna Blanca', que no cobra por el mismo desde abril y siempre mediante reconocimientos extrajudiciales de deuda.

Casi 13.000 niños atendidos desde 1999, 208 a fecha de hoy

Oída la oposición, Román ha agradecido "el tono" de sus intervenciones y ha aportado alguna novedad como que el traslado de los niños a Hadu (irían allí seguro los de 'La Esperanza' y quizá los de 'Mediterráneo') está pendiente de que el secretario de Estado de Coooperación Territorial, Gaspar Zarrías, bendiga la propuesta, que exigiría una inversión de "unos 250.000 euros" para acondicionar un inmueble que todavía no se ha estrenado siquiera.

La consejera ha concretado que actualmente hay 14 niños en 'San Ildefonso', 131 en 'La Esperanza', 38 en 'Mediterráneo' y 25 en 'Punta Blanca'. Además, ha llamado la atención sobre la presión migratoria en forma de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que sufre la ciudad este verano, "similar a la de hace diez años", y ha detallado que desde 1999 hasta ahora la Ciudad ha atendido a casi 13.000 menores. Por añadidura, ha defendido que ahora es prioritario buscar un sitio para los acogidos antes que para las familias sin techo, "que ya cuentan con su programa de alojamiento alternativo".

Los argumentos de la miembro del Ejecutivo local no han convencido a la bancada de la oposición. Aróstegui ha lamentado que la consejera quisiera "embadurnar con números la realidad" y ha insistido en que el PP ha "perdido" diez años. "¿Puede usted asegurar que en 'Punta Blanca' hay control médico cuando se procede a la sujeción mecánica de un niño; que las entrevistas con familiares, el fiscal o el juez de Menores se han como dice el Reglamento; que los acogidos no tienen que pagar de su bolsillo el transporte para acudir a determinadas actividades?", ha preguntado. "No, no puede, porque no está sucediendo así, investígelo", ha remachado el de Caballas, quien ha aceptado trabajar con el PP, "como siempre, y Vivas lo sabe, para una causa justa como es la de aplicar la ley y tratar con cariño y respeto a los menores".

"Queremos un giro radical, gestionar Menores con el corazón en lugar de con la calculadora en la mano, y que no se diga que todo el personal es bueno porque eso desprestigia al que sí lo es y encubre al que hace algo mal", ha demandado.

Carracao, por su parte, ha lamentado que Vivas y su equipo llevan el Área de forma "improvisada" y sin tener claro exactamente hacia dónde, "cambiando de discurso y de prioridades cada poco tiempo y encargando estudios no se sabe muy bien para qué, pues hace apenas un año el Gobierno defendía que el albergue de Hadu que construye el Estado era imprescindible para las familias sin hogar y ahora entiende que ya no es prioritario mientras no es capaz de decir a qué menores quiere exactamente llevar a San José".

Román pide tiempo para mejorar la gestión de Menores y la oposición dice que se han perdido 10 años