NUEVAS RESTRICCIONES

El Gobierno ceutí cambia de tercio ante la pandemia y opta por actuar "enérgicamente" y "cuanto antes"

El Gobierno ceutí cambia de tercio ante la pandemia y opta por actuar "enérgicamente" y "cuanto antes"
Vivas, este miércoles, en la Sala de Prensa del Palacio autonómico.
Vivas, este miércoles, en la Sala de Prensa del Palacio autonómico.
El presidente de la Ciudad repasa los datos epidemiológicos de las dos últimas semanas para justificar su paso de la adopción de medidas prudentes a las más "enérgicas" posibles: para corregir la "pared" de contagios, hospitalizaciones y muertes reclama al Estado un confinamiento domiciliario "similar" al de primavera y desde el lunes extremará todas las restricciones de movilidad y actividad que ya tiene entre sus competencias.

Una "semana trágica" ha bastado para convencer al presidente la Ciudad, Juan Vivas, de que "más vale prevenir que lamentar" y de que conviene "actuar enérgicamente" y "cuanto antes" para evitar que la segunda ola de la pandemia haga colapsar el Hospital. Siete días han pasado desde que el líder del Ejecutivo local, como Díaz Ayuso en Madrid, optó por limitar el confinamiento perimetral de la ciudad a los fines de semana y no tocó ni el horario del 'toque de queda' nocturno ni el máximo de hasta 6 no convivientes que pueden reunirse en cualquier espacio público o privado.

"Entre el 23 de octubre y este martes el número de positivos por cada 100.000 habitantes diagnosticados durante los últimos 14 días ha pasado de 445 a 853, un 92% de incremento; el de personas hospitalizadas, de 28 a 45, un 61% más; y el de fallecidos, de 14 a 28, un 100% de crecimiento", ha recordado el presidente para avalar su convicción de que "estamos viviendo el momento más difícil de la pandemia en Ceuta con mucha diferencia".

Habida cuenta de que la ciudad también desborda todos los umbrales fijados por el Ministerio para declarar a un territorio en situación de "riesgo extremo", Vivas ha cambiado de tercio. A "nadie" le gusta la música de las restricciones de movilidad y actividad, pero a la fuerza obligan: "Existe una manifiesta transmisión comunitaria, una propagación desenfrenada del virus, una presión hospitalaria alarmante y una insoportable tasa de mortandad", ha advertido.

Así las cosas, el presidente ha solicitado al Gobierno central a través del Ministerio de Sanidad que elabore un nuevo marco normativo de estado de alarma que permita imponer "un confinamiento domiciliario de la población y suspender la actividad no esencial en condiciones similares a las de primavera". Si las clases presenciales podrían o no seguir impartiéndose es un aspecto "por determinar" con el Estado, ha asegurado.

"A nadie le gusta tomar medidas que van a perjudicar gravemente al tejido productivo, pero ante la gravedad de la situación no tenemos más remedio que, desde una posición responsable, adoptarlas", avisa Vivas

Dado que el Ejecutivo central no parece, al menos de momento, dispuesto a dar pie al enclaustramiento de las personas, Vivas va a dar ya los pasos que puede: desde el lunes el 'toque de queda' nocturno irá de 22.00 a 7.00 horas (actualmente se extiende 23.00 a 6.00); la entrada y salida de Ceuta se limitará a los viajes imprescindibles "todos los días de la semana de manera ininterrumpida"; y la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados "no podrá pasar de 4 salvo que sean convivientes".

"A nadie le gusta tomar medidas que van a perjudicar gravemente al tejido productivo, pero ante la gravedad de la situación no tenemos más remedio que, desde una posición responsable, adoptarlas", ha justificado el presidente la única receta con la que ve posible "contener la propagación del virus, doblegar la curva de contagios y evitar el colapso del sistema sanitario".

Además, ha destacado que "en momentos tan críticos aparece lo bueno y lo malo, lo mejor y lo peor, lo digno y lo indigno". En el primer bando ha situado a "quienes lo están dando todo, arriesgan sus vidas para preservar las de los demás, cumplen con las normas y recomendaciones para protegerse a sí mismos y a la sociedad en su conjunto". En segundo, a los que "se saltan normas y recomendaciones sin importarles las consecuencias de su actitud; provocan revueltas y altercados y atentan contra la seguridad ciudadana". La suya, ha subrayado, "es una actitud criminal que tenemos la obligación de combatir".

El Gobierno ceutí cambia de tercio ante la pandemia y opta por actuar "enérgicamente" y "cuanto antes"