Vivas e Imbroda no hacen referencia a la conversión en comunidad al acordar la reforma del estatuto


Vivas e Imbroda no hacen referencia a la conversión en comunidad al acordar la reforma del estatuto

El presidente de la Ciudad de Ceuta, Juan Vivas, y el de Melilla, Juan José Imbroda, han acordado dos 'caminos paralelos' para la reforma de los estatutos de autonomía, por un lado defendiendo el vigente texto "para reforzar sus potencialidades", según ha indicado el Gabinete de Prensa de la Ciudad, y por otro seguirán trabajando en su modificación "para que los ceutíes puedan ver cumplidas sus aspiraciones", haciendo referencia a la "suficiencia financiera" y la "delimitación de competencias", pero sin nombrar la conversión en comunidad.

Es uno de los puntos tratados en el encuentro entre los dos presidentes, en el que también han acordado pedir la revisión del actual sistema de financiación autonómica, ya que consideran que existe un "déficit estructural" para servicios, ya que según Vivas no se compensan los condicionantes de la extrapeninsularidad y el hecho de ser frontera, así como la reducida superficie o la alta densidad de población. En definitiva, el presidente ceutí ha pedido un "esfuerzo adicional" para conseguir "niveles de desarrollo y progreso equiparables a los del resto de España".

Ceuta y Melilla también irán de la mano para modificar el Régimen Económico y Fiscal para incentivar la actividad económica y su desarrollo. También, y basándose en el estudio del catedrático Joaquín Aranda, se analizará la posible integración de las dos ciudades en la Unión Aduanera, con el mayor consenso posible de agentes económicos y sociales.

Bonificaciones a la Seguridad Social

Ambos presidentes también han acordado impulsar el incremento de las bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social. Algo que el Gobierno melillense ya ha presentado en el Senado como iniciativa legislativa. Ceuta también debería haberlo hecho, pero según la Ciudad no ha sido posible ya que hay que modificar el acuerdo alcanzado antes de las elecciones, ya que hacía referencia a que defenderían la propuesta el propio Juan Vivas, Mohamed Alí de UDCE, y Antonia Palomo por el PSOE, que sin embargo ya no forma parte de la Asamblea.

Sobre la reestructuración del Ejército, Vivas e Imbroda han decidido que el presidente ceutí solicite una reunión con la ministra Carmen Chachón para que le aclare los términos exactos del proceso y mostrar su oposición a una medida que afecta "de manera directa a la actividad económica y al arraigo", y porque "no es bueno que haya precedentes que signifiquen un debilitamiento de la presencia de las administraciones públicas". Una posición que según el Gobierno local se mantendría en caso de reducción de personal de cualquier otro ministerio en Ceuta.

Vivas e Imbroda no hacen referencia a la conversión en comunidad al acordar la reforma del estatuto