"ES NUESTRO TALÓN DE AQUILES"

Vivas liga la "supervivencia" de Ceuta a que el Estado ejerza de verdad su competencia en inmigración

Vivas liga la "supervivencia" de Ceuta a que el Estado ejerza de verdad su competencia en inmigración
Vivas y Guerrero, este lunes, durante la comparecencia del presidente.
Vivas y Guerrero, este lunes, durante la comparecencia del presidente.  
El presidente insiste en que el Gobierno central debe garantizar que "la verdadera frontera con los irregulares, incluidos marroquíes adultos y menores, esté en el Tarajal y no en el Puerto" y lamenta la falta de respuesta "de quien puede darla" a "un problema presupuestario acuciante que deriva en un conflicto social, económico, de tranquilidad, de seguridad ciudadana y de la concepción del tipo de ciudad que queremos y merecemos".

El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas, ha abierto este lunes la puerta a la adopción de las iniciativas políticas que sean necesarias, sin detallar cuáles, para exigir al Estado que ejerza de una vez su competencia exclusiva en inmigración con la diligencia debida para que "la verdadera frontera con los irregulares, incluidos marroquíes adultos y menores, esté en el Tarajal y no en el Puerto". "Hay que conseguirlo por encima de divisiones partidistas, pensando en el interés general de España y de Ceuta, porque es nuestro talón de Aquiles, un problema presupuestario acuciante que deriva en un conflicto social, económico, de tranquilidad, de seguridad ciudadana y de la concepción del tipo de ciudad que los ceutíes queremos y merecemos", ha advertido.

A juicio de Vivas "si en Ceuta están entrando 25 indocumentados a la semana con la frontera cerrada a este ritmo en un año llegaremos a 1.200 ó 1.500… ¿Hasta cuánto? Nadie responde dónde está el límite, pero es un asunto insostenible, insoportable, que se tiene que atajar de raíz, de manera contundente, enérgica y decidida por quien tiene facultades, medios y competencias", es decir, por el Gobierno central.

Al Ejecutivo de la Nación le ha pedido el presidente tres cosas: 1) "Cuantos medios y medidas sean necesarias para impedir con medios suficientes y eficaces el acceso desde el país vecino por vía terrestre cuando se abra la frontera o por vía marítima"; 2) "Que el retorno al país vecino sea algo automático y normalizado, también con los menores en su propio beneficio a través de su reagrupamiento familiar"; y 3), que "mientras se ponen medios para que no entren o se hacen actuaciones para que retornen", se haga "el traslado a la península del número que exceda nuestra capacidad de acogida", cifrado para menores "entre 60 y 70" y para adultos en las 384 plazas del CETI en tiempos de pandemia (512 antes de la crisis sanitaria).

"Calculamos que hasta final de año tendremos que destinar 4,9 millones para atender contingencias directamente relacionadas con la Inmigración o Extranjería, un 20% del total del Fondo COVID asignado a Ceuta", ha subrayado Vivas

Las cuentas de Vivas apuntan que actualmente la Ciudad se hace cargo en forma de albergue y manutención en el Tarajal, de aislamiento en el Hospital o de acogida en Piniers de "unos 700 marroquíes adultos o menores que han llegado [162 desde el 26 de julio] o permanecen irregularmente en Ceuta"

"Calculamos que hasta final de año tendremos que destinar 4,9 millones para atender contingencias directamente relacionadas con la Inmigración o Extranjería, un 20% del total del Fondo COVID asignado a Ceuta, y en Menores el déficit estimado entre lo que la Ciudad invierte y lo que recibe del Estado asciende a 10 millones, una quinta parte de nuestra financiación autonómica para todas las transferencias recibidas", ha alertado.

"Colapso y asfixia"

Según Vivas "estamos ante un problema de mucha envergadura que lastra el Presupuesto de la Ciudad y que puede conducir al colapso y la asfixia de nuestra ciudad: así se lo hemos expresado al Gobierno de la Nación porque es un tema de inmigración y hemos pedido socorro porque es quien lo puede prestar", pero la callada es la única respuesta recibida a la triple exigencia de "que el Estado se haga cargo de los marroquíes que permanecen irregularmente en la ciudad a través del CETI o cualquier otra instalación", "que se revise el convenio sobre menores extranjeros solos" y "que se compensen los 5 millones que vamos a destinar a las consecuencias de la inmigración irregular o asuntos de Extranjería en 2020".

"Seguimos esperando contestación satisfactoria porque nuestros argumentos son de mucha consistencia y hasta ahora siempre los hemos planteado por la vía de la comunicación directa, leal y sincera, pero no hay que descartar cualquier otro tipo de acciones políticas constructivas: si esto sigue empeorando y no hay respuestas habrá que penar en otro tipo de iniciativas porque este es quizá el asunto más prioritario junto al futuro económico al que nos enfrentamos", ha advertido el presidente.

Vivas liga la "supervivencia" de Ceuta a que el Estado ejerza de verdad su competencia en inmigración