"ATENTADO A LA DEMOCRACIA"

Redondo denuncia la "actitud dictatorial" del resto de partidos por retirar del orden del día el calendario laboral

Redondo denuncia la "actitud dictatorial" del resto de partidos por retirar del orden del día el calendario laboral
Redondo y Verdejo, en  su comparecencia tras abandonar el Pleno
Redondo y Verdejo, en su comparecencia tras abandonar el Pleno
El presidente de la formación ultra denuncia presiones y amenazas de "nombres relevantes" y Verdejo señala a "poderes fácticos y económicos"

El grupo parlamentario Vox ha abandonado la sesión plenaria ordinaria en protesta por la retirada del orden del día del debate sobre el calendario laboral, comunicando de la decisión solo diez minutos antes por correo electrónico, lo que consideran”un atentado a la democracia”  y un nuevo ejemplo de “la dictadura de Vivas”.

Pero, pese a abandonar la sesión plenaria, los diputados de Vox no quisieron privarse de expresar su punto de vista en la sala de prensa del palacio Autonómico frente “al discurso único de ahí arriba”, en referencia al salón de plenos que habían abandonado minutos antes. El presidente de la formación ultra, Juan Sergio Redondo, y su portavoz parlamentario, Carlos Verdejo, comparecieron ante los medios para mostrar su intención de, si Gobiernan con los apoyos suficientes, volver al calendario de 2001, cuando no había rastro del islam en el calendario laboral y solo el Primero de Mayo, Año Nuevo, el Día de la Constitución y la Fiesta Nacional se escapaban del espíritu cristiano que los de Vox reivindican cono la única y posible “identidad política, histórica y cultural” de Ceuta. “Esa era la Ceuta que se encontró Vivas”, reivindicaba Verdejo, que considera el actual calendario laboral, que contempla la Pascua del Sacrificio y el final del Ramadán, “es el legado marroquinizador de Vivas”.

Poderes fácticos

Un proceso de “marroquinización” del que culpa al PP, al PSOE y a sus cómplices “islamistas” de MDyC y Caballas, que apoyan el “experimento social fallido de la Ceuta de las Cuatro Culturas”. El presidente de la formación ultraconservadora y su portavoz han ido más allá en su teoría de la conspiración y denuncian las amenazas y presiones de “nombres relevantes” y de los “poderes fácticos” para aprobar un calendario laboral “por orden de Mohamed VI”.

“Poderes fácticos” que Verdejo ha identificado como esas asociaciones “islamizantes y marroquinizadoras” que reciben subvenciones,  o el diario El Faro y en concreto “la directora que lo tiene secuestrado” y otros “poderes económicos que impulsan cambios en las listas de partidos para manejar” a los que no nombra “porque me pondrían una querella”, admitía el portavoz ultra.

Redondo denuncia la "actitud dictatorial" del resto de partidos por retirar del orden del día el calendario laboral