RELACIONES "ROTAS"

Vox amenaza a Casado para ponerlo entre Vivas y los gobernantes del PP que dependen de la ultraderecha

Vox amenaza a Casado para ponerlo entre Vivas y los gobernantes del PP que dependen de la ultraderecha
Juan Redondo, Santiago Abascal y Jorge Buxadé, en su visita a la valla fronteriza (1 de 1)
Redondo, Abascal y Buxadé, durante una visita a Ceuta.
Los de Abascal repiten la estrategia que ya utilizaron en Andalucía cuando Juanma Moreno aceptó recibir a 13 menores extranjeros no acompañados para aliviar la presión que soportaba la Ciudad después de la crisis migratoria de mayo. Buxadé acusa al PP de hacerse "cooperador necesario" en la estrategia de "deshumanización" y "demonización" de su partido.

Vox ha dado este lunes por rotas sus relaciones con el PP por considerarle "cooperador necesario" para que su líder, Santiago Abascal, fuera declarado el pasado viernes persona non grata en Ceuta y de que el presidente de esa ciudad autónoma, Juan Vivas, haya justificado esa posición. Más aún, el PP de Ceuta lo volvería a hacer, ha dejado claro Gaitán a última hora de la mañana.

"Consideramos que el PP, con su abstención, y con las declaraciones de Vivas, ha roto relaciones con Vox, tomamos nota y damos las relaciones rotas", ha señalado el vicepresidente del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, en rueda de prensa desde la sede nacional del partido, donde ha intentado poner a Casado entre la espada y la pared, entre su presidente en Ceuta y los gobernantes que dependen de la ultraderecha, empezando por Díaz Ayuso en Madrid.

Buxadé sostiene que el PP debe decidir ahora si reconsidera su "errónea" decisión y desautoriza "de algún modo" a su presidente de Ceuta o, de lo contrario, "no va a poder seguir reclamando ayuda a Vox para sus propuestas en ayuntamientos o asambleas autonómicas".

El dirigente de Vox ha acusado al PP de hacerse "cooperador necesario" en la estrategia de "deshumanización" y "demonización" de su partido con esta decisión contra Abascal y de haber puesto "en el foco de la violencia" a sus afiliados, simpatizantes y cargos.

La ultraderecha lleva intentando cobrarse la cabeza de Vivas desde las elecciones autonómicas de 2019, cuando intentó engatusar a alguno de los miembros del Grupo Parlamentario Popular para traicionar al cabeza de lista y propiciar una candidatura alternativa a la Presidencia de la Ciudad.

A pesar de todo, durante 2020 le brindó su apoyo a cambio de un suculento sueldo para Francisco José 'Pachi' Ruiz en la Mesa Rectora de la Asamblea, de la que terminó descabalgado ante la insistencia de la formación ultraderechista en acabar con toda política institucional en favor de la convivencia o la igualdad.

No es la primera vez que Vox amenaza con dejar tirados a sus socios del PP en alguna región como Andalucía, donde hizo lo mismo cuando Juanma Moreno aceptó recibir a 13 menores extranjeros no acompañados de Ceuta para aliviar la presión que tras la crisis fronteriza de mayo soportaba la Ciudad.

Vox amenaza a Casado para ponerlo entre Vivas y los gobernantes del PP que dependen de la ultraderecha