PLENO EXTRAORDINARIO

Vox apoya la segunda modificación del Presupuesto como "un voto de confianza limitada" al Gobierno

Vox apoya la segunda modificación del Presupuesto como "un voto de confianza limitada" al Gobierno
Carlos Verdejo, este miércoles, en el Pleno.
Carlos Verdejo, este miércoles, en el Pleno.  

El portavoz de Vox, Carlos Verdejo, ha asumido este miércoles en el Pleno como obligación derivada de la pandemia la necesidad de introducir “severos cambios” en el Presupuesto de la Ciudad, cuya estabilidad se ha visto “agravada por la negativa de Marruecos a hacerse cargo de sus ciudadanos y las sentencias judiciales en contra recibidas por la Administración”.

“Damos un voto de confianza limitado a este Gobierno si sigue avanzando por la senda de reducir impuestos”, ha explicado el voto a favor de sus cuatro compañeros de bancada.

“La Ciudad ha tenido que destinar 1,7 millones de euros a ello sin la colaboración de la Delegación y el Estado, que es el que tiene las competencias de extranjería”, ha advertido Verdejo, que también ha criticado la inversión de 275.000 euros para el Área de Menores.

El diputado ha considerado “quizá excesivo” el gasto previsto para el touroperador turístico en “un año prácticamente perdido para el sector” y ha preguntado si el Gobierno de Vivas hará un esfuerzo por “eliminar gastos superfluos o al menos prescindibles frente a las necesidades de la pandemia”, así como si recurrirá a concertar deuda para compensar su pérdida de recaudación.

Vox ha aplaudido el millón de euros que irá a “digitalizar” los centros educativos y las subvenciones que recibirá el sector del taxi para renovar su flota y el comercio y el ocio nocturno para paliar su situación como “grandes perjudicados en esta crisis”. “También apoyamos las subvenciones a la vivienda siempre que no sean ilegales y el fondo para atender necesidades sociales aunque 1,7 millones vayan a los pobres marroquíes abandonados por su país en un ejercicio máximo de crueldad”, ha terminado.

Vox apoya la segunda modificación del Presupuesto como "un voto de confianza limitada" al Gobierno