DEMOSCOPIA

VOX denunciará a la Agencia de Protección de Datos las llamadas a móviles para la encuesta de GAD3

VOX denunciará a la Agencia de Protección de Datos las llamadas a móviles para la encuesta de GAD3
Juan Sergio Redondo
Juan Sergio Redondo./archivo
Nadie en VOX protestó cuando la misma encuestadora usó la misma técnica en Andalucía en el mes de junio, entonces la encuesta les era favorable

Si en algo se ha mostrado constante VOX en Ceuta es en pelearse a machete contra toda aquella realidad que le disgusta. Si es un medio de comunicación el que cuenta una historia que no les convence, lo vilipendia, lo censuran, lo intentan cerrar. Si es una asociación, lo mismo. Pero este viernes han dado un salto para pelearse contra las encuestas. En concreto contra la que ha realizado GAD3 y les vaticina que pasarán de 6 a 5 escaños el próximo mayo y que el PP volverá a ganar doblando en diputados tanto a ellos como al PSOE, que quedaría en porcentaje de voto por encima de VOX. El partido ha anunciado que denunciará ante la Agencia de Protección de Datos el asunto de las llamadas a teléfonos móviles de la encuesta de GAD3.

Considera el partido que se ha podido dar una “violación del Reglamento General de Protección de Datos por parte de GAD3 en la encuesta sobre intención de voto publicada esta semana”, sondeo que insisten en que está promovido por el PP y “directamente manipulado”.

¿Cuál es la tesis? El partido ha descubierto en la ficha técnica de la encuesta que las entrevistas telefónicas realizadas se reparten entre llamadas a fijos (301) y llamadas a móviles (383) para un total de 684 entrevistas realizadas a personas censadas en Ceuta con derecho a voto y como se suele hacer en las encuestas de manera proporcional al censo de electores que maneja el INE por patrones sociales y de edad y género. Lo que les chirría a VOX son las llamadas a móviles y que en la ficha técnica no aparece la firma del profesional que realiza la elaboración y el análisis de los datos obtenidos, la conocida como cocina. 

VOX explica que las llamadas a teléfonos fijos es “algo habitual en este tipo de encuestas y que suele tener como punto de referencia los prefijos y códigos telefónicos vinculados a la provincia y termino municipal objeto del estudio electoral. Pero en este caso resulta significativo que en la misma ficha técnica se constata que GAD3 también realizó unas 383 llamadas a un listado de números de telefonía móvil, un sistema de telefonía que a diferencia del anterior no se encuentra vinculado a provincia o término municipal alguno y que es de imposible localización geográfica para quien pretenda hacer con carácter aleatorio una encuesta de este tipo”. 

Y como no hay prefijo geográfico en los números de telefonía móvil, VOX deduce que la encuestadora “debía contar previamente con un listado facilitado desde la propia localidad. Se deduce que son los promotores de la propia encuesta los que facilitan a la encuestadora los números de telefonía móvil a los que llamar para realizar las entrevistas, pudiendo tratarse de números de teléfono extraídos de los ficheros de afiliación del Partido Popular de Ceuta”.

Y esa tesis la plantea VOX en el año 2022, cuando la gran mayoría de los usuarios de teléfonos móviles tienen activada la geolocalización y los números móviles ya no son tan anónimos como lo eran antes, hasta el punto que incluso con uno de prepago se exige la identificación del usuario. 

GAD3 es una de las firmas de estudios sociológicos más reputada del país. Esta misma tesis no la aplicó el partido cuando el pasado 13 de junio el diario ABC publicó una encuesta de la misma firma GAD3 en la que se pronosticaba que a VOX le iría bien en Andalucía en las elecciones del 19 de junio. Esa encuesta les auguraba un crecimiento de 3,1 puntos porcentuales en votos y que pasarían de 12 a 16 escaños. Luego se quedaron en 14 escaños y algo por debajo del 14,1 por ciento en votos que le pronosticaba la encuesta.

Ese sondeo lo realizó GAD3 con la misma técnica aplicada en Ceuta. Realizaron 1.000 llamadas, 498 a fijos y 502 a móviles. Entonces nadie en VOX cuestionó la técnica utilizada.

Es precisamente lo que sucedió en Andalucía con las encuestas y los posteriores resultados electorales en el año 2012 lo que alumbró una tesis de la Universidad de Navarra que defendía que realizar encuestas electorales llamando sólo a fijos sesgaba los resultados hacia la derecha. Y no hace tanto tiempo, a las encuestas en Ceuta se las ponía siempre en entredicho porque al realizarse de forma telefónica acababan por infraponderar el voto de la periferia que no tenía de forma mayoritaria teléfono fijo en sus hogares y se hacía necesario para afinar, mezclar llamadas con entrevistas presenciales.

Los tiempos han cambiado tanto que hay barometros electorales y paneles que no es que se nutran de llamadas a fijos o móviles vía satélite, es que directamente encuestan a través de las redes.

En un delirio final, el mismo partido que acusa a los promotores de la encuesta de facilitar un listado de teléfonos móviles salido de las fichas de afiliación del PP de Ceuta, se ofrece, se pone a disposición de los posibles perjudicados para solicitar a la encuestadora el origen del fichero de donde han sacado su número de teléfono, así como su posterior supresión del mismo. Traducido, VOX cree que la encuesta les da malos resultados porque las llamadas a móviles se hicieron a afiliados del PP a los que ofrece su ayuda por si se sienten perjudicados. 

VOX denunciará a la Agencia de Protección de Datos las llamadas a móviles para la encuesta de GAD3