CONTRA EL "IZQUIERDISMO"

Vox pedirá al Pleno que asuma su nacionalismo tradicionalista y deje el "globalismo" de la Agenda 2030

Vox pedirá al Pleno que asuma su nacionalismo tradicionalista y deje el "globalismo" de la Agenda 2030
vox sede
Imagen de archivo.
Los de Juan Sergio Redondo propondrán a la Asamblea que en lugar de alinearse con el plan internacional para "hacer frente a los retos sociales, económicos y medioambientales de la globalización poniendo en el centro a las personas, el planeta, la prosperidad y la paz"; que ve "izquierdista", se adhiera a su apuesta por “dignificar a todos los españoles, priorizando su bienestar y defendiendo lo inherente a la nación”.

En octubre el Pleno acordó a propuesta del PSOE adherirse a la Agenda 2030, que "representa el compromiso internacional para hacer frente a los retos sociales, económicos y medioambientales de la globalización poniendo en el centro a las personas, el planeta, la prosperidad y la paz, bajo el lema de 'no dejar a nadie atrás", y Vox propondrá este mes a la Corporación que dé un paso atrás y abrece su 'Agenda España', que "tiene como único objetivo proteger a los españoles, atender a sus necesidades y dotar a las próximas generaciones de un horizonte de libertad, igualdad, prosperidad, justicia y respeto por sus valores y tradiciones".

Para los ultraderechistas, la primera es un "compendio de iniciativas de comunistas, socialistas y traidoras a la patria" ante la oponen su supuesto compromiso de “fomentar y aplicar la Agenda España en lo que atañe a Ceuta”.

Según Vox, la Agenda 2030 está "impulsada por las élites globalistas que marcan el rumbo de los partidos del ‘establishment’ político" y "utiliza eslóganes fáciles pero que esconden acciones de cara a disolver las identidades nacionales, los valores culturales de las regiones del mundo y regir una sociedad global bajo el mandado de la progresía”.

Sus medidas, aseveran los de Redondo, están sin embargo dirigidas a “dignificar a todos los españoles, priorizando su bienestar y defendiendo lo inherente a la nación”.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible fue firmada en 2015 por los jefes de Estado y de Gobierno de los casi 200 países miembros de Naciones Unidas. La Agenda España es la "respuesta" de la ultraderecha española a las iniciativas "globalistas" que, entiende, "pretenden la destrucción de las clases medias, la liquidación de la soberanía de las naciones y el ataque a la familia, la vida y las raíces comunes de Occidente".

Vox pedirá al Pleno que asuma su nacionalismo tradicionalista y deje el "globalismo" de la Agenda 2030