"UNA TEMERIDAD"

Vox reprocha la “improvisación” en la Cabalgata, “concentrando a cientos de ceutíes en inmensas colas”

Vox reprocha la “improvisación” en la Cabalgata, “concentrando a cientos de ceutíes en inmensas colas”
Reyes Magos 2022-7
Reyes Magos 2022-7

Lamenta que el Gobierno rompa algo “tan sagrado cono las tradiciones” y cree que una cabalgata no habría causado aglomeraciones


“Una temeridad”. Así califica Vox la cabalgata de Reyes ‘estática’ que organizó este miércoles la Ciudad Autónoma y que tuvo como resultado largas colas de espera donde se concentraban cientos de ceutíes. Por ello, la formación liderada por Juan Sergio Redondo, que lo mismo lleva los tribunales el pasaporte covid, que lamenta que las restricciones no sean suficientes, ahora ha querido dejar constancia de su “total asombro” por esta iniciativa que, asegura, ha sido un remedio “peor que la enfermedad”. 

“Ayer el gobierno socialcomunista popular de Juan Vivas, volvió a hacer gala de su incapacidad para, no sólo gestionar la crisis sanitaria, sino para adaptar esta difícil realidad a las necesidades y a la vida diaria de los ceutíes”, apunta Redondo. Así, afirma que la cabalgata ha sido “un nuevo ejemplo” de la mala gestión del Ejecutivo por tomar “una improvisada decisión” al hacer estático un desfile al que “suelen acudir miles de personas”. 

El presidente de VOX Ceuta responsabiliza directamente al Gobierno de provocar “inmensas colas de espera” en las que adultos y menores “se aglomeraron durante horas” para “poder acercarse, escasos cinco minutos, a unos inmovilizados Reyes Magos en una abarrotada plaza de armas de las Murallas Reales”. Circunstancias ante las que, advierte Redondo, “la posibilidad de contagios era mucho mayor que de haberse producido una cabalgata móvil”.

“Es evidente que el miedo, la incapacidad y la falta de ideas de los responsables de su organización, en este caso el consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontomé y su asesora responsable de Festejos, Adela Nieto, no podían dar otro resultado”, señala Redondo. Y es que, afirma, “cualquier persona habría entendido que una cabalgata móvil que hubiese discurrido por espacios muchos más abiertos, como por ejemplo la Avenida España, Avenida Juan de Borbón o Juan Pablo II, habría imposibilitado la concentración de personas durante horas en un mismo punto”. 

 Un desfile tradicional, continúa Redondo, también habría sido disfrutado por “mucho más ceutíes” sin necesidad de “desplazarse a un punto concreto”. Por ello, asegura que “es evidente que el actual Gobierno está ya aposentado en la improvisación y en la falta de ideas e interés por lo que realmente importa, que no es otra cosa que el servicio al ciudadano, el respeto a nuestras tradiciones y la gestión eficaz de los recursos”. Así, critica que el único objetivo del Ejecutivo es “vender el falsario y estafador discurso de Vivas, incluso a los niños en la recepción del Día de Reyes, para apuntalar su agrietado sistema clientelar”. 

“Si ya vimos como su improvisación e incapacidad llevó al caos en la Fiesta del Sacrificio el pasado verano, ayer volvimos a ver como se dió (sic en el comunicado de Vox) el mismo resultado”, critica Redondo, que lamenta que esto puso “en riesgo” a los ceutíes. Además, reprocha, lograron “romper algo tan sagrado como las tradiciones y la ilusión de muchos niños ceutíes que no tuvieron más remedio que ver por la televisión la cabalgata que otros gobiernos, algo más capaces y menos inútiles, sí que habían organizado en otros sitios de España”.

Vox reprocha la “improvisación” en la Cabalgata, “concentrando a cientos de ceutíes en inmensas colas”