CONGRESO

VOX vuelve a vincular extranjeros y delincuencia y el Congreso rechaza su PNL de endurecer el acceso al DNI

VOX vuelve a vincular extranjeros y delincuencia y el Congreso rechaza su PNL de endurecer el acceso al DNI
jose francisco contreras vox
El diputado de VOX, Francisco José Contreras este martes en el Congreso./Cedida VOX
La formación también ha defendido otra Proposición No de Ley para instar al Gobierno a suspender los visados de marroquíes y argelinos, entre otros.

Más allá de las fronteras patrias está la jungla, la barbarie, el caos, la depravación y degeneración humana. Dónde acaba España, muere la civilización. Esa sería una caricatura del discurso hilado por VOX este martes en el Congreso de los Diputados para defender su Proposición No de Ley (PNL) que persigue endurecer los requisitos de acceso a la nacionalidad española a los extranjeros -esos salvajes, por seguir con la caricatura-. La formación en Ceuta ha compartido con los medios de comunicación un comunicado para hacerse eco de su propuesta. La misma ha sido tumbada por todos los grupos políticos con representación en el hemiciclo: desde el PSOE y el PP a Nueva Canarias, Coalición Canaria, el Partido Regionalista Cántabro, Teruel Existe, ERC o el PdeCat a Unidas Podemos. Sin excepción han votado en contra, y en la mayoría de los casos no han ahorrado el descalificativo de racista y xenófoba a la propuesta que vuelve a insistir en vincular a los extranjeros con la delincuencia.

En concreto y según explica la formación en Ceuta en el comunicado, VOX proponía elevar de 10 a 15 años el plazo de residencia para poder optar a la nacionalidad. Eso sí, manteniendo los periodos reducidos de un año para los refugiados y para los ciudadanos de iberoamérica, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o Andorra a quienes les alcanzaría con dos años de residencia. Como nuevos requisitos, la formación pedía incluir dos. El primero, que el interesado presente un certificado de carencia de antecedentes penales en su país de origen y en España (al menos esto ya existe en el actual trámite); y, en segundo lugar, que si el candidato a español no es de origen hispano, debe poseer un certificado oficial de idiomas que acredite su dominio del español. Algo que también se exige ya: un Diploma de habilidades lingüísticas de español que examina y expide el Instituto Cervantes, además de otro examen sobre conocimientos legales y culturales del país.

Y otro requisito más, quizás el más polémico, es “la reforma del artículo 25 del Código Civil para introducir un nuevo supuesto de pérdida de la nacionalidad por sanción para los extranjeros naturalizados que, poseyendo doble nacionalidad, hayan sido condenados por delitos contra la Constitución o el orden público, de traición o contra la paz o la independencia del Estado, en línea con la legislación vigente en países como Alemania, Francia o Italia”.

“Volver al Código Penal de 1944”, le ha replicado a ese punto concreto la diputada del PP, María Jesús Moro que ha defendido que “no se puede criminalizar”. La oposición a la Propuesta ha sido unánime en todos los grupos. “Lo que hay que desmontar es su discurso racista y xenófobo.. No sólo están en contra de los migrantes, que también, sino que están en contra de la pobreza, del necesitado y de la igualdad de oportunidades”, ha esbozado la diputada socialista, Gema Araujo.

También “racista y xenófoba” son las dos palabras que ha empleado para referirse a la propuesta la diputada de Unidas Podemos, Isabel Franco, que ha ido un poco más lejos al comparar el discurso de VOX con el de “supremacía de la raza aria que practicaba Hitler”.

Izquierda, derecha y centro derecha en contra, desde Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez ha llamado a los diputados de VOX “cansinos, irritantes y malas personas” por lo que a su juicio es un discurso que se ensaña “con aquellos que solo quieren el acceso a una vida mejor” y por llevar al Congreso una propuesta que a su juicio persigue “convertir en una carrera de obstáculos la obtención de la nacionalidad, con el objetivo final de negarla.

El diputado de VOX por Sevilla, Francisco José Contreras, ha sido el encargado de defender la propuesta, lo ha hecho vinculando una vez más “delincuencia y origen”, a pesar de que los datos estadísticos hacen que esa afirmación sea más que cuestionable: “Los extranjeros que delincan no merecen nuestra nacionalidad. No merecen ser españoles quienes cometen crímenes como la violación de una anciana de 95 años el pasado 23 de enero en Figueras, o la de una de 80 años en abril de 2020 en Llobregat. O el MENA argelino que el 17 de enero violó y golpeó con bate de béisbol a una octogenaria en Alicante. Ni los de la manda de Azuqueca, que violaron vaginal y analmente por turnos a una niña de 12 años puedan alguna vez ser españoles”, ha sostenido desde la tribuna.

“Sólo deben adquirir la ciudadanía quienes tengan un vínculo de lealtad y compromiso con el pasado, el presente y el futuro de la nación española”

VOX hace especial hincapié en su discurso en vincular no sólo extranjería con delincuencia sino que pone el acento en los delitos del tipo sexual. Las estadísticas oficiales rescatadas por diversos medios en multitud de informaciones en los últimos años a raíz del discurso de VOX convierten esa afirmación en algo gruesa. Tanto en las denuncias como en las condenas por este tipo de delitos con generalidad oscila un porcentaje común entre el 60 y el 70 por ciento de los mismos los cometen españoles y el 30 por ciento extranjeros. El argumento de VOX para defender su vinculación es que obviamente la población de España no está compuesta por un 70 por ciento de nacidos aquí y un 30 de nacidos allende las fronteras patrias. Pero el argumento se cae al considerar que esos porcentajes se repiten al mirar a las víctimas de estos delitos: 70 por ciento españolea, 30 por ciento extranjeras, porque de forma muy mayoritaria las víctimas son mujeres. 

A las manadas citadas por el diputado de VOX ha replicado la de la CUP, Mireia Vehi, que también ha tildado la propuesta de “racista”: “Se ha olvidado de la manada de los San Fermines o de Sabadell, todas tienen en común que son cometidas por hombres”.

Irónicamente, el diputado de VOX ha invitado al resto de la cámara a que “viajen un poco más” para que puedan comprobar de primera mano “el fracaso de la nueva Europa multicultural. En muchas ciudades europeas, las mujeres modifican sus itinerarios y evitan salir a correr al parque. En Dinamarca las violaciones crecieron un 102 por ciento entre 2014 y 2017; en Inglaterra, un 70 por ciento; en Alemania, un 41 por ciento, entre 2015 y 2017”, ha sostenido.

También en España en la última década ha crecido exponencialmente el número de denuncias por este tipo de delitos sexuales, si bien, desde la Policía Nacional atribuyen el incremento no ha que se hayan llenado las calles de asalvajados y depravados extranjeros sino a una mayor toma de conciencia de la sociedad que, simplemente, denuncia más que antes. De hecho, España tiene uno de los ratios más bajos de delitos sexuales por cada 100.000 habitantes de toda Europa, a pesar de los extranjeros y de VOX.

Para el diputado de Bildu, Jon Iñárritu VOX ha pronunciado un discurso “completamente xenófobo” y ha ido más allá al considerar que el mismo salía “en defensa de la eugenesia”.

Abrazar la cultura española

“La nacionalidad es un privilegio que conlleva no sólo derechos, sino también deberes. Sólo deben ser compatriotas nuestros quienes abracen la historia, la cultura, la economía y los valores de los españoles (…) Nuestros antepasados supieron que ser ciudadano era un privilegio, y que no sólo implicaba derechos, como tendemos a creer hoy, sino también deberes”, ha sostenido Contreras para defender su propuesta. “Sólo deben adquirir la ciudadanía quienes tengan un vínculo de lealtad y compromiso con el pasado, el presente y el futuro de la nación española”, ha apostillado, según recoge VOX en su comunicado.

Ese argumentario ha servido para que la diputada del PdeCat, Genís Boadella, haya ironizado: “Muchos catalanes, para dejar de ser españoles, se van a apuntar a la petición de VOX para que les quiten la nacionalidad”.

Cabría preguntarse si bajo esas premisas de VOX no acabarían siendo ilegalizados los partidos políticos que la formación considera “promarroquíes” en la ciudad o directamente privados de ciudadanía y nacionalidad quienes los integran.

Sin visados a marroquíes o argelinos

No ha sido la única Proposición No de Ley que la formación ha defendido este martes en el Congreso. Su diputada Rocío de Meer, ha sostenido otra por la que instaba al Gobierno de la Nación a suspender la concesión de visados a ciudadanos de países “emisores de inmigración ilegal como Marruecos, Argelia, Túnez y Mauritania”.

El resultado ha sido el mismo, toda la cámara en contra y calificativos de racistas y xenófobos hacia la propuesta y el discurso de VOX. Para la diputada de la formación de Abascal los migrantes están entrando en masa y la mayoría no huyen de ninguna guerra, siguiendo al píe de la letra el discurso de la “invasión” que en las palabras de VOX llega a militarizar a los migrantes.

La propuesta ha acaparado el rechazo de la Cámara. “antieuropeísta” o “expediente de un tribuna inquisidor”, ha dedicado el diputado del PSOE. “Si se suspenden los visados, ¿quién cubre la mano de obra en el campo español? ¿Quién recoge la naranja en Valencia, la fresa en Huelva, la aceituna en Jaén?”, se ha preguntado el diputado del PP, José Ortiz, recordado que esos visados son precisamente la vía legal de migración que tanto se reclama desde todos los frentes.

De “zafia, mezquina”, ha calificado la propuesta Gerardo Pisarello (Unidas Podemos), para quien los diputados de VOX serían capaces de “expulsar a las personas musulmanas, a las gitanas, a las feministas, a las LGTBI, a las republicanas y al mismísimo Papa”.

VOX vuelve a vincular extranjeros y delincuencia y el Congreso rechaza su PNL de endurecer el acceso al DNI