Los buques rusos gastaron 400 euros por tripulante en provisiones y se las sirvieron desde Algeciras


Los buques rusos gastaron 400 euros por tripulante en provisiones y se las sirvieron desde Algeciras

- La Cámara de Comercio trasladará el malestar de los provisionistas ceutíes a la Autoridad Porturia

- Los provisionistas ceutíes piden poder acogerse a los beneficios fiscales de los que disfrutan en otros puertos

El negocio de los buques rusos no parece haber sido para todo el mundo igual de satisfactorio. Según ha informado este martes, la Cámara de Comercio a través de un comunicado, los buques de la Armada Rusa que han visitado recientemente nuestra ciudad gastaron en provisiones una media de 400 euros por tripulante, pero esas provisiones fueron servidas por provisionistas de Algeciras, que dejaron a los locales con el caramelo en los labios.

Si bien desde la Autoridad Portuaria apuntan que la Armada Rusa tiene contratados todos sus avituallamientos con una empresa danesa EMS, que es la que se encarga en toda Europa de aprovisionar sus buques.

Y una vez olido el dulce, los provisionistas locales han trasladado a la Cámara de Comercio su malestar al comprobar como embarcaciones procedente de Algeciras suministraron el avituallamiento a barcos fondeados en la Bahia del Puerto de Ceuta.

La práctica es habitual. La Cámara ha ofrecido datos de este suculento negocio. En 2011, de los aproximadamente 510 barcos fondeados en nuestra bahía, 105 necesitaron servicios de provisiones, 85 de ellos se realizaron desde Algeciras y sólo 20 desde Ceuta.

El asunto ha mejorado algo en 2012, pero no mucho, hasta la fecha han fondeado en la bahía de Ceuta unos 430 barcos, 23 se han aprovisionado desde Ceuta y 45 desde Algeciras, según los datos ofrecidos por la Cámara, que explica el ligero aumento del negocio local de aprovisionamiento de barcos en fondeo con la creación de dos nuevas empresa de lanchas en Ceuta. Si bien, los buques de la armada atracaron en el Puerto y el avituallamiento se produjo desde tierra y no en lanchas.

Pueden ser rusos, pero no tontos. Y es que en la información aportada por la Cámara de Comercio se va directamente al quid de la cuestión. Los provisionistas ceutíes entienden, y así se lo han hecho saber a la Cámara de Comercio, que sufren competencia desleal por parte de las empresas de su mismo sector de Algeciras y otros puertos del entorno. Y hay dos hechos concretos en los que basan esa apreciación.

Por un lado los provisionistas algecireños ofrecen precios mejores, hasta un 20 por ciento más baratos con los que reconocen los locales que es imposible competir. No pueden llegar a igual sus precios al no estar autorizados para aprovechar los denominados ‘Depósitos Fiscales’, algo que sí pueden hacer todos los suministradores de los puertos cercanos, que se consideran una competencia directa y muy inquietante y se benefician de ese derecho. Esos depósitos fiscales a los que se refiere la Cámara consisten en que la mercancía que se importa o se compra está a la espera de destino y no paga ningún impuesto hasta que no lo tiene, si como en este caso el destino es un barco en el mar estaría libre de impuestos.

La figura de Operador Económico autorizado, no está permitida en Ceuta, aunque su implantación, nos convertiría en un puerto mucho más competitivo al permitirnos ofrecer mejores precios y mejores servicios al cliente y a la vez tener un mayor margen de ganancia.

Y por otro lado, recriminan a las autoridades portuarias que hayan concedido permiso a embarcaciones procedentes de Algeciras para que suministren en la bahía de Ceuta y en el propio puerto.

Esa crítica a la Autoridad Portuaria de Ceuta la mezclan los provisionistas con el reconocimiento de su gran labor a la hora de atraer tráfico al Puerto. “Si bien la Autoridad Portuaria tiene el mérito de atraer buques a nuestro puerto reservándoles todo tipo de atenciones, todo el esfuerzo por atraer buques por parte del Puerto y el apoyo mostrado por los empresarios desde tierra, no vale de nada si no se proporcionan las herramientas necesarias para que la totalidad de los servicios que requieren estas fragatas no se queden en Ceuta y así repercutan en nuestra economía”, apunta la Cámara en su papel de portavoz de los provisionistas.

Por eso acaban pidiendo a la Autoridad Portuaria que vele por los intereses de las empresas instaladas en el puerto ceutí, al igual que se hace en los puertos del Estrecho que son competencia directa.

La Autoridad Portuaria, que hasta la fecha no ha tenido noticias de todas estas quejas de la Cámara, se ha quitado responsabilidad en el asunto. Y, consultada por este medio se ha limitado a recordar que cada barco que llega a fondear o a atracar al puerto lo hace con una escala organizativa que pasa por el armador, el agente del barco y el consignatario que son quienes realmente tienen responsabilidad a la hora de decidir qué servicios contratan. Del mismo modo, como puerto integrado en la Unión Europea, recuerda la Autoridad Portuaria, no puede denegar el acceso a una embarcación sin razones de peso que justifiquen la prohibición.

Los buques rusos gastaron 400 euros por tripulante en provisiones y se las sirvieron desde Algeciras