PASO DEL ESTRECHO

Ceuta asume que debe prepararse para una OPE de más de un millón de viajeros

Ceuta asume que debe prepararse para una OPE de más de un millón de viajeros
Atasco en la frontera del Tarajal-31
Loma Colmenar. Zona de espera para cruzar la frontera. Imagen de archivo tomada el primer fin de semana de julio.
Delegación y Ciudad barajan allanar la explanada de Loma Colmenar, crear zonas de sombra y reforzar el circuito de las zonas de espera

La Operación Paso del Estrecho puso el punto final este pasado jueves 15 de septiembre dejando tras de sí varias lecciones a tener en cuenta. La primera y tal vez la más relevante de cara al futuro como se puso de manifiesto el caótico primer fin de semana de julio, es que la fase de salida ya no es solo una anécdota a su paso por Ceuta. Lo sucedido en los primeros compases de la OPE este 2022 no es algo casual sino la señal de un cambio de tendencia en la Operación Paso del Estrecho, que en los próximos años va a seguir creciendo. 

Es necesario, asumen desde Delegación de Gobierno, empezar a tomar medidas y ser conscientes de que, teniendo en cuenta que solo en este verano han cruzado la ciudad cerca de 700.000 viajeros, en pocos años la cifra puede superar el millón de personas.

Juan Hernández y Gonzalo Sanz
Juan Hernández y Gonzalo Sanz

Así se ha puesto ya sobre la mesa, ha reconocido el asesor de Delegación de Gobierno y coordinador de la OPE, Gonzalo Sanz. Ciudad y Delegación estudian acometer trabajos que consideran clave para “muscular” los mecanismos de gestión del tráfico rodado y adaptarse a esta evolución de la OPE. “Casi seguro, en OPE venideras iremos sumando números y nos acercaremos posiblemente al millón de viajeros”. Un desafío al que hay que enfrentarse unidos: “Trabajaremos con total lealtad con la Ciudad para mejorar todo lo que haya que mejorar y volver a tener una OPE pacífica como la que hemos tenido”, ha prometido Sanz.

Esas mejoras sobre la mesa pasan, por ejemplo, por eliminar la pendiente la explanada de Loma Colmenar que sirve de zona de espera para los vehículos que cruzan la frontera con Marruecos. Una obra pensada no solo para los viajeros sino también para quienes deben trabajar allí. “Es tremendamente incómodo para los trabajadores y para los usuarios esperar y trabajar muchas horas en esas condiciones de pendiente, con lo cual uno de los objetivos básicos es allanar por completo la zona de embolsamiento”, ha argumentado el coordinador de la OPE en Delegación de Gobierno. 

Harán también falta más zonas de sombra, creación de puntos de venta constante y la mejora de la atención sanitaria, donde “tenemos una asignatura pendiente”, ha desgranado Gonzalo Sanz que, ha puntualizado, todo se hará en colaboración con la Ciudad: “Estamos en contacto para apoyar toda inversión que vaya en ese sentido”.

Juan Hernández, jefe de gabinete de la delegada del Gobierno, ha querido subrayar una notable diferencia con la OPE antes de la pandemia: la ausencia de atascos y la notable fluidez en la nueva N352 y la total ausencia de incidentes en la fase de retorno. “Esa normalidad es el objetivo”, ha resumido Hernández, “que todo se lleve a cabo sin que se note”.

Ceuta asume que debe prepararse para una OPE de más de un millón de viajeros