La Ciudad estudia imponer a las navieras una rotación a precio de residente para todos los viajeros


La Ciudad estudia imponer a las navieras una rotación a precio de residente para todos los viajeros

- Una orden ministerial haría obligatoria esta medida que busca abaratar el billete a los turistas sin afectar a la competencia

- Además, el Gobierno destinaría 350.000 euros para sufragar un máximo de tres billetes bonificados a los ‘ausentes’

-Una posibilidad que gestionaría Servicios Turísticos a través de un registro con la colaboración de las navieras y las agencias de viajes

La Ciudad lleva años dándole vueltas a distintas fórmulas que permitan el abaratamiento del billete de barco en la línea del Estrecho. Se barajó una naviera municipal o la participación del Ayuntamiento en el accionariado de una naviera, entre otras posibilidades. Hoy, Emilio Carreira, consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, ha presentado una nueva alternativa para hacer “sostenible” el billete de barco: imponer a las navieras que prestan el servicio público (no confundir el concepto con la línea de Interés Público que gestiona Baleària) que realicen una rotación completa, de Algeciras as Ceuta y viceversa, a precio reducido de alrededor de 30 euros, similar al bonificado, para todos los viajeros, sean residentes o no.

Una obligación que se haría efectiva mediante una orden ministerial ya que el carácter de servicio público de las navieras que cubren la línea del Estrecho permite a la Administración añadir condiciones al servicio entre las que la Ciudad estudia hacer obligatoria una rotación a precio reducido. Una imposición justificada, subraya Carreira que recuerda que la distancia de Ceuta de la Península no son millas náuticas, sino que la distancia “es económica”

Una medida “justa y necesaria”, que, valora Carreira, “no desequilibra el mercado de la competencia y es perfectamente asumible por las navieras”. El consejero, a quien el presidente Vivas encargó en la anterior legislatura este trabajo, entiende que las navieras sí verán mermada su cuenta de resultados, pero entiende que es asumible. Pero preocupan más las leyes para la protección de la competencia, especialmente en la Unión Europea, muy estricta en este terreno. El hecho de afectar a todas las compañías salva la medida en este aspecto ya que garantiza que se respeta la libre competencia.

Además, Carreira ha avanzado la puesta en marcha de forma “inminente” de un registro de “ausentes”, todas aquellas personas que mantengan lazos afectivos y/o familiares con Ceuta, que dispondrían de un máximo de tres viajes anuales a 30 euros ida y vuelta. Una posibilidad que gestionaría Servicios Turísticos a través de las navieras y las agencias de viajes .

A este plan de mejora de las comunicaciones y la conectividad de Ceuta, Emilio Carreira ha añadido la promesa hecha por Mariano Rajoy de remodelar la frontera del Tarajal, dotándola de medios tecnológicos; la instalación de la fibra ´óptica en toda la ciudad, el tendido del cable submarino y la recuperación del enlace aéreo, de cuya posibilidad el consejero tiene “esperanzas en breves fechas”.

La Ciudad estudia imponer a las navieras una rotación a precio de residente para todos los viajeros