CSI.F dice que la "guerra de precios" de los amarres está perjudicando a los trabajadores del sector


CSI.F dice que la "guerra de precios" de los amarres está perjudicando a los trabajadores del sector

- La aplicación de descuentos por parte de las empresas para conseguir trabajo está generando "una gran precariedad", según el sindicato

- Los de Ricardo Martínez resaltan que esas rebajas no se trasladan ni a los precios del transporte marítimo ni a los que se facturan a los barcos por hacer escala en Ceuta

CSI.F-Ceuta ha "denunciado" este jueves en un comunicado "las consecuencias que la guerra de precios por los servicios que mantienen las empresas de amarres de Ceuta está teniendo sobre las condiciones laborales de los trabajadores de las mismas". Las prestatarias de este servicio son actualmente 'Abyla Shipping', 'Amarres Ceuta' y 'Sociedad Cooperativa de Amarres de Ceuta', según la Autoridad Portuaria, que tiene una tabla de tarifas que va de 44 a 218 euros.

El sindicato ha asumido que "las mercantiles pueden adoptar las decisiones que crean conveniente en sus acciones comerciales" pero ha subrayado que "con ellas no pueden mermar el poder adquisitivo de los trabajadores e influir en sus salarios".

Los de Ricardo Martínez han "constatado" que existe una "lucha encarnizada de precios" por hacerse con los servicios aplicando descuentos "que hacen que las tarifas se reduzcan en unos porcentajes muy altos". Ello está produciendo, según su opinión, "una gran precariedad laboral en el sector".

"Además, estapolítica de reducción de los precios por parte de las empresas de amarres no se ve reflejada en los precios de los billetes, en el caso de las navieras, así como tampoco en el de los que se aplican a los buques en su escala", ha reseñado la central, que ha anunciado que "seguirá luchando para defender los trabajadores del sector marítimo como ya hicimos cuando una naviera intentó externalizar el servicio de pasarela con el despido de sus planchistas".

CSI.F dice que la "guerra de precios" de los amarres está perjudicando a los trabajadores del sector