FRONTERAS

El Gobierno "trabaja en la eventualidad” de que haya Operación Paso del Estrecho pero todo sigue en el aire

El Gobierno "trabaja en la eventualidad” de que haya Operación Paso del Estrecho pero todo sigue en el aire
Embarque de vehículos en la fase de retorno de la OPE 2019.
Embarque de vehículos en la fase de retorno de la OPE 2019.  

El presidente de la Junta de Andalucía; Juan Manuel Moreno, ha planteado al presidente del Gobierno de la Nación, Pedro Sánchez, durante la videoconferencia semanal de presidentes autonómicos, que plantee suspender la Operación Paso del Estrecho (OPE) 2020, que debería empezar a mediados de junio —fecha ya descartada—- y que supone el tránsito de cerca de tres millones de viajeros magrebíes por España, rumbo a sus vacaciones en sus países de origen.  

Una pregunta que, de momento, sigue sin respuesta. Sin respuesta clara, al menos. En su posterior comparecencia, Pedro Sánchez se ha referido a la petición la Junta de Andalucía y ha afirmado que el Gobierno trabaja en la “eventualidad” de que haya Operación Paso del Estrecho. “El Gobierno y las comunidades autónomas estamos trabajando precisamente ante la eventualidad de que se produzca y desde hace semanas llevamos trabajando desde el Gobierno de España en un grupo de trabajo interministerial y también hablando con Gobiernos del resto de Europa y también lógicamente con Marruecos”, ha precisado Sánchez, que ha elegido no en vano la palabra “eventualidad”, esto es, un hecho de realización incierta o conjetural, dice RAE,  para dejar caer que todo sigue en el aire.

La OPE, que habitualmente se desarrolla entre el 15 de junio hasta el 15 de septiembre, supone el mayor dispositivo operativo a nivel europeo, con más de 3 millones de pasajeros y alrededor de 800.000 vehículos cruzando el Estrecho, con nueve puertos españoles implicados (Algeciras, Tarifa, Málaga, Almería, Motril, Alicante, Valencia, Ceuta y Melilla) y viajeros llegados de todos los puntos de la Unión Europea, de los que siete de cada diez pasan por Algeciras. Un reto mayúsculo, sino inviable, con las nuevas condiciones que ha impuesto la pandemia de coronavirus COVID-19.

Pero las medidas de distanciamiento social, higiene y medidas sanitarias no son el único obstáculo. A día de hoy, las fronteras de España están cerradas, como lo está la de Marruecos. A nivel comunitario, una mayoría de los miembros del espacio Schengen hay coincidencia para  reabrir las fronteras interiores el 15 de junio, pero, España mantiene su intención de mantener cerradas sus fronteras hasta el 1 de julio. Italia y España presionan a la UE para que la reapertura sea coordinada y gradual.

Y en el caso de las fronteras con Marruecos, la duda sigue también el aire, a falta de que Marruecos se posicione sobre la reapertura de sus fronteras. Pero, en el caso singular de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, la incertidumbre es total. Casi un misterio. Marruecos cerró en octubre el paso a los porteadores sellando Tarajal 2 y poniendo fin a lo que hasta entonces era considerado “comercio atípico”, pero que ahora considera “contrabando”. Un cierre al porteo que continuó con las restricciones a otro tipo de mercancías, como el pescado, en lo que el Gobierno de la Ciudad considera una nueva vuelta de tuerca de Marruecos para asfixiar las economías de las dos ciudades autónomas. Un bloqueo al que se sumó el cierre unilateral de la frontera el 13 de marzo por temor a que la pandemia de coronavirus cruzara el paso fronterizo y que se produjo un día antes de que España declarara el estado de alarma y cerrar sus fronteras.

Desde entonces, la frontera del Tarajal es un espacio vacío, inerte, un ‘cul-de-sac’ de la ciudad, sin mas uso que el dado cuando se reabrió parcialmente para la repatriación de súbditos marroquíes atrapados en la ciudad por el estado de alarma. De momento no hay fecha para que la frontera vuelva a su ser. Este domingo, en la videoconferencia de presidentes, Vivas ha pedido a Sánchez que no tenga prisa en reabrirla y que no lo haga hasta que las condiciones sanitarias sean óptimas.

Mientras, en el paso fronterizo del Tarajal siguen los trabajos de reforma y modernización del paso fronterizo, sin saber cuándo reabrirá la frontera y cómo será el tránsito entre ambos lados. Si lo hay. 

El Gobierno "trabaja en la eventualidad” de que haya Operación Paso del Estrecho pero todo sigue en el aire