LICITACIÓN

El Puerto recurre a la seguridad privada para liberar a la Policía Portuaria frente la presión migratoria

El Puerto recurre a la seguridad privada para liberar a la Policía Portuaria frente la presión migratoria
Control entrada Muelle España Puerto Policía Portuaria
Control de entrada al Muelle España
La prestación del servicio de seguridad privada se centrará en el control de pasajeros en los arcos detectores de metales de la estación marítima, con un refuerzo para un segundo arco dos días a la semana

La Autoridad Portuaria de Ceuta ha licitado por la vía de urgencia el contrato de seguridad privada para los controles y los muelles de embarque con la finalidad de “destinar al personal de servicio de la policía portuaria, que ha estado prestando servicio en estos puestos, al reforzamiento de las instalaciones portuarias para su protección eficaz” tal y como han requerido los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

La tramitación por la vía de urgencia de la contratación de la seguridad privada “queda justificada (…) por la gran presión que sufren nuestras instalaciones portuarias al disponer este organismo de insuficientes medios humanos y materiales de seguridad física para contener los intentos de intrusión a nuestras instalaciones, provocando continuos sabotajes en nuestros sistemas de seguridad perimetral, llegando incluso a dificultar el normal desarrollo de las operaciones, suponiendo un menoscabo económico tanto para la autoridad portuaria como para las empresas que desarrollan su actividad en la zona de servicio del Puerto de Ceuta”, argumenta la Autoridad Portuaria de Ceuta.

La prestación del servicio de seguridad privada se centrará en el control de pasajeros en los arcos detectores de metales de la estación marítima, con un refuerzo para un segundo arco dos días a la semana, los viernes festivos y los domingos otro servicio para la zona de acceso de vehículos previa a las explanadas, así como en el carril de salida de vehículos del Muelle Cañonero Cato y en la dársena pesquera del Puerto de Ceuta.

El Puerto recurre a la seguridad privada para liberar a la Policía Portuaria frente la presión migratoria