Amanda Knox aguarda en EE UU un nuevo veredicto


Amanda Knox aguarda en EE UU un nuevo veredicto
Un tribunal italiano decide hoy si condena a la estadounidense y su novio por el asesinato de una estudiante británica en 2007

Un tribunal de Florencia decidirá hoy sobre la libertad de la estadounidense Amanda Knox y su exnovio italiano, Raffaele Sollecito, condenados y después absueltos por el asesinato de la estudiante británica Meredith Kercher en 2007 por negarse a participar en una orgía de sexo y drogas. El Supremo italiano anuló el año pasado la sentencia absolutoria, dictaminada por un tribunal que integraban seis vecinos de Perugia y dos magistrados, y ordenó que se repitiera todo el proceso. Knox, compañera de piso de la víctima, no ha regresado a Italia y su condena podría provocar un entuerto diplomático para EE UU si ella decidiera luchar contra su extradición.

Knox y Sollecito fueron inicialmente condenados a 26 y 25 años de cárcel, respectivamente, por la violación y asesinato — los forenses identificaron 43 puñaladas en su cadáver — de Kercher, que tenía 21 años. Los familiares de la estudiante británica y la fiscalía de Perugia recurrieron la absolución de Knox y su novio, alegando que el tribunal no había tenido en cuenta el 70% de los elementos de prueba. El veredicto de octubre de 2011 se emitió en un clima de presión mediática y política que llevó a la entonces secretaria de Estado de EE UU, Hilary Clinton, a interesarse por su compatriota.

Si ambos vuelven a ser declarados culpables —la acusación pide 30 años de prisión para Knox y 26 para Sollecito— podrían recurrir al Supremo. Los instructores del caso encontraron ADN del novio en un sujetador de Kercher, así como restos de sangre y pisadas de Knox en el piso que compartían, pruebas que fundamentaron su condena en 2009. Sin embargo, el veredicto de 2011 cuestionó los mecanismos empleados para obtener las muestras. Rudy Guede, un amigo común natural de Costa de Marfil que les acompañó aquella noche, ha sido condenado en un proceso separado a 16 años de cárcel.

Knox, que ahora tiene 26 años y reside en Seattle —se marchó apenas unas horas después de su puesta en libertad— ha mandado un escrito de cinco páginas al tribunal para justificar su negativa a regresar a Italia: “Yo no violé, no robé, no planeé, no instigué y no maté a Meredith. No estoy presente en la corte porque tengo miedo de que la vehemencia de la acusación les impresione, que el humo entre en sus ojos y les ciegue”.

Sollecito, de 29 años, sigue en Italia y dijo en noviembre que “no tenía sentido” que le estuvieran procesando por “una atrocidad como esa”. Esperará en su domicilio el veredicto, según informa AFP a instancias de su padre. Quienes sí estarán presentes en la corte serán los familiares de la estudiante británica.


Posted originally: 2014-01-30 09:55:44

Leer original

Amanda Knox aguarda en EE UU un nuevo veredicto