Baltar pide una segunda papeleta para votar las diputaciones


Baltar pide una segunda papeleta para votar las diputaciones
El presidente de la institución provincial ourensana pide ante Feijóo “más competencias y más financiación”

En un contundente alegato a favor de las diputaciones provinciales, el presidente de la de Ourense, José Manuel Baltar, ha demandado hoy una reforma que permita elegir a sus componentes en las elecciones municipales a través de una segunda para que los electores se pronuncien. “Una asamblea de elección directa”, reivindicó el segundo de la saga de los Baltar, como un modo de legitimar una institución, cada vez más en entredicho, que el BNG y un sector del PSOE plantean suprimir. La apuesta de Baltar va en sentido contrario: dotarlas de mayor presupuesto, asignarles nuevas competencias y convertirla en una “administración más cercana”. “Mi propuesta es clara: que en las elecciones locales haya otra urna para elegir a los miembros de la diputación, una papeleta encabezada por el candidato a presidente y otros 24 nombres”, aseguró en el foro Nueva Economía, ante el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, encargado de hacer las presentaciones.

La idea planteada por Baltar ya había sido esbozada por el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, hace tres semanas. Entonces, el dirigente popular dio por hecho que se trataba de una medida que el Gobierno de Rajoy está dispuesto a poner en marcha.

La encendida defensa de las diputaciones por parte de Baltar Blanco advierte que la institución nace de las Cortes de Cádiz y por tanto de la ideología liberal y cuenta con el refrendo de la Constitución de 1978. Su cometido, en su opinión, debe centrarse en el apoyo a los ayuntamientos y la defensa de los intereses de la provincia. Para lograrlo apeló a la “necesaria segunda descentralización que pasa por otro pacto de financiación local”. Baltar se permitió criticar al Gobierno de Rajoy por haber suprimido de los presupuestos la partida para obras de las diputaciones pero se comprometió a seguir adelante con su programa de infraestructuras.

En las antípodas del discurso de Feijóo, que pide fusionar ayuntamientos, su presidente provincial dijo ayer que no son necesarias las fusiones y abogó por reforzar el papel de las instituciones intermedias que garantice la autonomía municipal en el actual clima de “minifundismo”. Subrayó que de los 92 municipios de Ourense, solo la capital tiene más de 20.000 habitantes y advirtió: “Si un territorio es defendido, gana en población, si es discriminado, pierde población”.

En una larga conferencia de casi una hora, vislumbró un nuevo tiempo político para las administraciones. En la suya, donde heredó de su padre una deuda de 50 millones de euros, abogó por reducirla un 15% en los tres próximos años. No estableció, pese a las preguntas, ningún compromiso concreto para reducir la abultada nómina de personal en el organismo, se limitó a decir que el personal temporal cayó un 14% desde que se inició su presidencia. Y citó como “enemigos de la democracia” citando al ensayista búgaro y premio Príncipe de Asturias Tzvetan Todorov a la prensa que critica los desmanes clientelares de la institución.

Tras recordar que un tercio de los nuevos afiliados al PP gallego es de su provincia, evitó pronunciarse sobre la fecha de las elecciones pero admitió que si fuera por interés periodista, Feijóo ya las hubiera convocado. “El presidente sabe lo que tiene que hacer, despejó la cuestión”.


Posted originally: 2012-06-04 12:08:12

Leer original

Baltar pide una segunda papeleta para votar las diputaciones