El blindaje de Aguirre


El blindaje de Aguirre
Una de las grandes estrategias de defensa que tiene Esperanza Aguirre cuando se le imputan cargos públicos y personal de confianza de la Comunidad de Madrid consiste en conseguir que estos soliciten la suspensión en la militancia y al no ser ya miembros del PP, el PP de Madrid no tiene nada que decir, incluso [...]

Una de las grandes estrategias de defensa que tiene Esperanza Aguirre cuando se le imputan cargos públicos y personal de confianza de la Comunidad de Madrid consiste en conseguir que estos soliciten la suspensión en la militancia y al no ser ya miembros del PP, el PP de Madrid no tiene nada que decir, incluso pudiendo presumir de haber aplicado la mayor sanción posible (realmente es una suspensión temporal).

De esta forma Esperanza Aguirre se ha blindado ante la avalancha de escándalos que se le ha venido encima en el último año. El problema es que tarde o temprano se termina por hacer una pregunta un tanto incómoda: ¿qué sucede para que haya tantos políticos del Partido Popular de Madrid que tengan que ser suspendidos?

Cuando los números comienzan a ser incómodos, incluso cuando tres diputados regionales tienen que abandonar ‘formalmente’ el grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid, parece que en el entorno de la Presidenta se está concitando una especie de personas que nunca debieron llegar.

La cuestión no es sólo si se suspende o no de militancia a una persona, sino que las suspensiones de militancia por cuestiones relativas a la corrupción son demasiado frecuentes. Hay que preguntarse cómo tantos que ahora están suspendidos han llegado a sus puestos, cómo se han mantenido en ellos y qué controles han fallado o simplemente no han existido para tener que llegar a este punto.


Filed under: Celtiberia, Ciencias Políticas, Comunicación Política, Corrupción, Diseño de Jugadas, Esperanza Aguirre, Madrid, Partido Popular, Política
Posted originally: 2010-08-21 16:00:36

Leer original

El blindaje de Aguirre