Se busca: meteorito en París


Se busca: meteorito en París
Un investigador francés y un marchante compiten por encontrar los restos de una gran lluvia de rocas espaciales en la ‘banlieue’

El 22 de septiembre pasado, durante una banal inspección de rutina, los guardias de un hipersensible complejo industrial de la periferia de París descubrían una abolladura impresionante en un tanque-cisterna flamante y gigantesco. Tras disparar las alarmas y alertar a sus jefes, el responsable de la seguridad de la instalación, en contacto con las autoridades, tuvo que encarar todas las hipótesis: disparo, vandalismo, sabotaje y hasta un intento de atentado libio. Después de descartar todos esos escenarios plausibles, al azorado responsable le tocó cargar con la tarea de acabar encontrando alguna explicación, para lo que, finalmente, no era más que un incidente menor, ya que la chapa de cinco milímetros de espesor había resistido a lo que fuera. Y al final sólo se le ocurrió una explicación: un mensaje de los cielos. Buscó, rebuscó y lo encontró en el suelo, al lado del tanque abollado. Era un trozo de meteorito, de dos kilos nada menos.


Un investigador francés y un marchante compiten por encontrar los restos de una gran lluvia de rocas espaciales en la ‘banlieue’

El 22 de septiembre pasado, durante una banal inspección de rutina, los guardias de un hipersensible complejo industrial de la periferia de París descubrían una abolladura impresionante en un tanque-cisterna flamante y gigantesco. Tras disparar las alarmas y alertar a sus jefes, el responsable de la seguridad de la instalación, en contacto con las autoridades, tuvo que encarar todas las hipótesis: disparo, vandalismo, sabotaje y hasta un intento de atentado libio. Después de descartar todos esos escenarios plausibles, al azorado responsable le tocó cargar con la tarea de acabar encontrando alguna explicación, para lo que, finalmente, no era más que un incidente menor, ya que la chapa de cinco milímetros de espesor había resistido a lo que fuera. Y al final sólo se le ocurrió una explicación: un mensaje de los cielos. Buscó, rebuscó y lo encontró en el suelo, al lado del tanque abollado. Era un trozo de meteorito, de dos kilos nada menos.

Continuar leyendo...


Posted originally: 2011-11-06 12:31:00

Leer original

Se busca: meteorito en París